Inicio Internacional Wagner: Malí niega el despliegue de mercenarios rusos

Wagner: Malí niega el despliegue de mercenarios rusos

21
0
Malí ha negado cualquier despliegue de mercenarios del sulfurado grupo paramilitar ruso Wagner, anunciado por una quincena de potencias occidentales implicadas en la lucha antiyihadista en el país saheliano. El gobierno maliense «exige pruebas de fuentes independientes».

El gobierno de Malí «niega formalmente estas acusaciones infundadas» sobre «un supuesto despliegue de elementos de una empresa de seguridad privada en Malí», dijo en un comunicado emitido el viernes por la noche. El gobierno de Malí «niega formalmente estas acusaciones infundadas» sobre «el supuesto despliegue de elementos de una empresa de seguridad privada en Malí», dijo en un comunicado emitido el viernes por la noche. Quince potencias occidentales anunciaron el jueves en un comunicado el despliegue del grupo Wagner en Malí, con la ayuda de Moscú, denunciando la participación de estos mercenarios, que ya operan en Ucrania, Siria, Libia y varios países del África subsahariana.

El gobierno maliense «exige que se aporten pruebas por fuentes independientes» de la presencia de este grupo, según el comunicado firmado por el portavoz del gobierno, el coronel Abdoulaye Maiga, que también es ministro de Administración Territorial. Desea señalar que, al igual que la Misión Europea de Formación (EUTM), los instructores rusos están presentes en Malí en el marco del refuerzo de las capacidades operativas de las Fuerzas de Defensa y Seguridad Nacionales».

Los occidentales apelan a Rusia

Bamako pide que «se le juzgue por los hechos y no por los rumores, y desea recordar que el Estado maliense sólo se compromete a una asociación de Estado a Estado con la Federación Rusa, su socio histórico», dice el comunicado.

El jueves, varios países occidentales, entre ellos Francia, Alemania, Reino Unido y Canadá, habían «condenado enérgicamente el despliegue de mercenarios en territorio maliense» y denunciado «la implicación del gobierno de la Federación Rusa en el apoyo material al despliegue del grupo Wagner en Malí».

Lea también la noticia :  Jacques y Gabriella de Mónaco celebran Halloween sin su madre Charlene

«Pedimos a Rusia que se comporte de forma responsable y constructiva en la región», insiste la declaración, firmada también por Bélgica, Dinamarca, la República Checa, Estonia, Italia, Lituania, Países Bajos, Noruega, Portugal, Rumanía y Suecia. Estos países están comprometidos, junto con Francia, en la nueva agrupación de fuerzas especiales europeas Takuba, destinada a acompañar a los soldados malienses en el combate.

Línea roja

El despliegue de mercenarios rusos ha sido hasta ahora una línea roja para París. Sin embargo, los 15 países que firmaron el comunicado reafirmaron su «determinación de continuar (su) acción para proteger a los civiles, apoyar la lucha contra el terrorismo en el Sahel y contribuir a la estabilidad a largo plazo».

«Actualmente se producen repetidas rotaciones aéreas con aviones de transporte militar pertenecientes al ejército ruso, instalaciones en el aeropuerto de Bamako que permiten recibir a un número importante de mercenarios, visitas frecuentes de ejecutivos de Wagner a Bamako y actividades de geólogos rusos conocidos por su cercanía a Wagner», ha declarado una fuente gubernamental francesa.

Lea también la noticia :  El regreso de la Diana Manía

El miércoles, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ya había advertido a Malí de las consecuencias financieras y la desestabilización del país, ya plagado de violencia, si el gobierno reclutaba al grupo Wagner. Estados Unidos, seguido por la Unión Europea, impuso el lunes sanciones contra el grupo sospechoso de ser cercano al presidente ruso Vladimir Putin.

Teatro del conflicto desde 2012

Desde 2012, Malí ha sido escenario de operaciones de grupos yihadistas vinculados a Al Qaeda y al grupo Estado Islámico, así como de violencia perpetrada por «milicias de autodefensa» y bandidos. Las propias fuerzas regulares son acusadas de abusos.

La violencia que comenzó en el norte en 2012 se extendió al centro y luego a los vecinos Burkina Faso y Níger. Miles de civiles y soldados han muerto y cientos de miles han sido desplazados, a pesar del despliegue de las fuerzas de la ONU, Francia y África. La toma del poder por parte de los militares en Bamako en un golpe de Estado en 2020 no detuvo la espiral de violencia.

Artículo anterior«La verdad nunca puede ser aniquilada».
Artículo siguienteNicole Kidman: su desgarradora confesión sobre su depresión tras su divorcio de Tom Cruise
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".