Inicio Economía Volodymyr Zelensky pide a la ONU que actúe de inmediato contra los...

Volodymyr Zelensky pide a la ONU que actúe de inmediato contra los «crímenes de guerra rusos».

67
0

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, instó el martes a la ONU a actuar «inmediatamente» contra Rusia por sus «crímenes de guerra» en Ucrania, pidiendo su exclusión del Consejo de Seguridad, mientras Moscú niega cualquier acusación de abusos.

Tras la onda expansiva provocada por el descubrimiento, a finales de semana, de numerosos cadáveres en Boutcha, cerca de Kiev, donde Ucrania acusa a los rusos de haber cometido una masacre, la Unión Europea y Washington han intensificado su presión económica y diplomática contra Rusia con la esperanza de hacerla ceder.

«Ahora necesitamos las decisiones del Consejo de Seguridad para la paz en Ucrania», dijo Zelensky en un solemne discurso transmitido en directo desde la sala del Consejo de Seguridad en Nueva York.

Pidió a la ONU que haga que Rusia «rinda cuentas» por lo que llamó sus «crímenes de guerra» en Ucrania desde su invasión el 24 de febrero.

Para ello, añadió, es necesario excluir a Rusia del Consejo de Seguridad, del que es uno de los cinco miembros permanentes con derecho a veto, o reformar el sistema de la ONU para que «el poder de veto no signifique el derecho a morir».

A continuación, el Presidente ucraniano reprodujo un vídeo ante el Consejo de Seguridad en el que se mostraban imágenes gráficas de personas asesinadas en Ucrania.

En las imágenes se mostraban varios cuerpos o partes de cuerpos, con una banda sonora de fondo para aumentar el dramatismo del vídeo.

«Lo que hemos visto en Boutcha no es el acto aislado de una unidad de delincuentes. Se trata de una campaña deliberada para matar, torturar, violar y cometer atrocidades», declaró el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, a primera hora del día.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se dirigió directamente a los rusos el martes, diciéndoles en un vídeo que merecen saber «la verdad» sobre las atrocidades cometidas en Ucrania tras la invasión rusa, señalando en particular que los abusos atribuidos a los rusos en Boutcha «horrorizaron al mundo».

Moscú lo niega y acusa a las autoridades ucranianas de preparar «montajes» de asesinatos de civiles en varias ciudades para que el Kremlin los condene.

El jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, declaró el martes por la noche que el descubrimiento de cadáveres en Butcha era una «provocación» destinada a hacer fracasar las negociaciones en curso entre Kiev y Moscú.

«Tesoro de guerra»

Después de Francia y Alemania el lunes, Italia, España y Eslovenia expulsaron el martes en masa a diplomáticos rusos, marcando un nuevo deterioro de las relaciones con Moscú tras el hallazgo de decenas de cadáveres cerca de Kiev. En total, casi 200 diplomáticos rusos fueron expulsados de Europa en 48 horas.

Lea también la noticia :  Erupción volcánica en Tonga: 100 veces más potente que Hiroshima

En el frente de las sanciones económicas, que han llovido sobre Moscú desde su invasión de Ucrania, el Tesoro de Estados Unidos anunció el martes que ya no permitiría a Rusia pagar su deuda con dólares depositados en bancos estadounidenses.

Estados Unidos también adoptará el miércoles nuevas sanciones, en coordinación con la Unión Europea y el G7, destinadas en particular a prohibir «cualquier nueva inversión» en Rusia, según una fuente cercana al asunto.

Gran Bretaña ha congelado 350.000 millones de dólares de las divisas del régimen ruso, el «cofre de guerra» del presidente Vladimir Putin, dijo el martes en Varsovia la ministra británica de Asuntos Exteriores, Liz Truss.

La Unión Europea ha prometido nuevas sanciones «esta semana» contra Rusia. La Comisión Europea ha propuesto que los Veintisiete dejen de comprar carbón ruso, que representa el 45% de las importaciones de la UE, y que cierren sus puertos a los buques operados por Rusia.

En Twitter, el jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kouleba, pidió a la Unión Europea que imponga «la madre de todas las sanciones» a Moscú para «evitar una nueva basura». «Dejar de comprar petróleo, gas y carbón a Rusia. Dejen de financiar la maquinaria bélica de Vladimir Putin», añadió.

El presidente ruso contraatacó proponiendo «vigilar» los envíos de alimentos rusos a países «hostiles» al Kremlin.

«Fase crucial»

En el ámbito militar, varios bombardeos afectaron el lunes por la noche a Kramatorsk, una importante ciudad controlada por Kiev en el este de Ucrania, donde el Ministerio de Defensa ucraniano dice que espera una «ofensiva» del «enemigo» para tomar «el control de toda la región de Lugansk y Donetsk».

Tras la reciente retirada de las tropas rusas del asedio a Kiev y su región, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que Rusia se está reforzando para «tomar el control de todo el Donbass», en el este de Ucrania, y lograr «un puente terrestre hacia Crimea», que Moscú se anexionó en 2014.

«Estamos en una fase crucial de la guerra», advirtió, diciendo que temía que se descubrieran «más atrocidades» cometidas por las fuerzas rusas en Ucrania.

El ejército ruso dijo a última hora del martes que había derribado dos helicópteros ucranianos que intentaban evacuar a los líderes de un batallón nacionalista que defendía el puerto asediado de Mariupol, al tiempo que volvía a pedir a los defensores que depusieran las armas.

Lea también la noticia :  La actriz de "Crepúsculo" dará la bienvenida a su primer hijo

Mariupol ha «superado la fase de catástrofe humanitaria», ha declarado hoy a la Agence France-Presse el alcalde de este gran puerto asediado por el ejército ruso, Vadim Boichenko, que ha calificado de «insoportable» la situación de los cerca de 120.000 habitantes que aún permanecen allí.

La ciudad, que tenía casi medio millón de habitantes antes de la guerra, está «destruida en un 90%», anunció el lunes Boichenko.

En Mykolayev, en el sur, tres hospitales «fueron alcanzados por bombardeos» el domingo y el lunes, según informó el martes la organización no gubernamental Médicos sin Fronteras.

Francia anunció el martes por la noche que ofrecerá recursos financieros y humanos para apoyar las investigaciones sobre las masacres que se atribuyen a las fuerzas rusas en Ucrania, tras una reunión entre el presidente Emmanuel Macron y su homólogo Zelensky.

Para el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, «todos los indicios apuntan a que las víctimas [de Boutcha] fueron deliberadamente atacados y asesinados directamente. Y esta evidencia es muy preocupante.

Las imágenes de satélite de la ciudad publicadas el lunes por la empresa estadounidense Maxar Technologies también parecen refutar las afirmaciones rusas de que los cadáveres de personas vestidas de civil encontrados en Boutcha fueron colocados allí después de que las tropas rusas hubieran evacuado la zona.

Desastre humanitario superado

La AFP había visto el sábado los cadáveres de al menos 22 personas vestidas de civil en las calles de Boutcha. Una de ellas estaba tumbada junto a una bicicleta y otra tenía bolsas de la compra a su lado. Un cadáver tenía las manos atadas a la espalda.

Según el alcalde de Butcha, Anatoly Fedoruk, los ucranianos tuvieron que enterrar a 280 personas en «fosas comunes» en Butcha en los últimos días.

Según el último recuento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, más de 4,24 millones de refugiados ucranianos han huido de su país desde el 24 de febrero. Europa no había visto tal avalancha de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.

En total, la guerra en Ucrania está afectando a 74 países en vías de desarrollo, afectando a 1.200 millones de personas «especialmente vulnerables a la subida de los precios de los alimentos, la energía y los fertilizantes», dijo el martes el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres.

Artículo anteriorTres franceses muertos en una avalancha en el norte de Noruega
Artículo siguienteDemi Moore y Bruce Willis, unidos por el divorcio
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.