Inicio Internacional Un soldado ruso se declara culpable de crímenes de guerra al iniciarse...

Un soldado ruso se declara culpable de crímenes de guerra al iniciarse el primer juicio en Kiev

43
0
Con la cabeza afeitada y vestido con una sudadera con capucha de color caqui y azul, Vadim Shishimarin, de 21 años, fue trasladado a primera hora de la tarde al tribunal del distrito de Solomiansky, en Kiev, donde compareció en una caja de cristal. Después de que el fiscal leyera el acta de acusación, el juez le preguntó si admitía los hechos. «Sí», respondió.

Un militar ruso se declaró el miércoles culpable de disparar a un civil ucraniano ante un tribunal de Kiev, en el primer juicio por crímenes de guerra desde que las tropas de Moscú entraron en Ucrania. Con la cabeza rapada y vestido con una sudadera con capucha de color caqui y azul, Vadim Shishimarin, de 21 años, fue trasladado a primera hora de la tarde al tribunal del distrito de Solomiansky, en Kiev, donde apareció encerrado en una caja de cristal. Después de que el fiscal leyera el acta de acusación, el juez le preguntó si admitía los hechos. «Sí», respondió.

– «¿En su totalidad?», continuó el magistrado.

– «Sí».

Acusado de crímenes de guerra y asesinato premeditado, el militar, originario de Irkutsk (Siberia), se enfrenta a cadena perpetua. Su juicio, al que se espera que sigan varios más, es una prueba para el sistema de justicia ucraniano mientras las instituciones internacionales realizan sus propias investigaciones sobre los abusos en el país. Numerosos periodistas internacionales se agolparon el miércoles en las minúsculas salas del tribunal para asistir a la vista, que se retransmitió en directo por Internet. Según la acusación, el sargento Vadim Shishimarin estaba al mando de una pequeña unidad de una división de tanques cuando su convoy fue atacado el 28 de febrero, apenas cuatro días después de iniciada la invasión.

Lea también la noticia :  Revocación del derecho al aborto: "Es la voluntad de Dios", dice Donald Trump

Él y otros cuatro soldados habían robado un coche. Mientras conducían cerca de la aldea de Shupakhivka, en la región nororiental de Sumy, se cruzaron con un hombre de 62 años que empujaba su bicicleta mientras hacía una llamada telefónica. «Uno de los soldados ordenó al acusado que matara al civil para que no los denunciara», según la fiscalía. A continuación, Vadim Chichimarine disparó un Kalashnikov desde la ventanilla del vehículo y «el hombre murió en el acto, a unas decenas de metros de su casa», añadieron en un comunicado.

«Señal clara»

A principios de mayo, las autoridades ucranianas anunciaron su detención sin dar detalles, al tiempo que publicaban un vídeo en el que Vadim Shishimarin decía que había venido a luchar a Ucrania para «apoyar económicamente a su madre». En cuanto a las acusaciones contra él, explicó: «Me ordenaron disparar, le disparé una vez. Se cayó y continuamos nuestro camino. El fiscal Andriy Synyuk dijo al tribunal que había sido detenido el 1 de marzo con otros tres soldados, el quinto de los cuales había muerto antes en los combates. La vista se suspendió entonces y se reanudará el jueves con la comparecencia de los testigos.

El caso es difícil, según el abogado del acusado, Victor Ovsiannikov. «Nunca hemos tenido una acusación de este tipo en Ucrania, no tenemos precedentes, ni veredicto», dijo. «Pero lo conseguiremos», añadió Ovsiannikov, asegurando que no había visto «ninguna violación de los derechos» de los acusados por parte de las autoridades. La fiscal jefe de Ucrania, Iryna Venediktova, destacó en una serie de mensajes en Twitter la importancia del caso para su país. «Hemos abierto más de 11.000 investigaciones sobre crímenes de guerra y hemos detenido a 40 sospechosos», dijo. A la espera de que lleguen a los tribunales, «con este primer juicio, estamos enviando una señal clara: ningún verdugo, ninguna persona que haya ordenado o ayudado a cometer crímenes en Ucrania escapará a la justicia».

Lea también la noticia :  Ayuda a Ucrania en un país de corrupción

Dos soldados rusos serán juzgados el jueves

Dos soldados rusos serán juzgados el jueves por haber disparado cohetes contra infraestructuras civiles en la región nororiental de Kharkiv, la segunda ciudad del país, como prueba de la determinación de Ucrania de no perder el tiempo. «Estos procedimientos son mucho más rápidos de lo habitual», cuando pueden pasar cinco años desde que se comete un delito hasta que se dicta sentencia, dijo Oleksandr Pavlichenko, director de la rama ucraniana del grupo de derechos humanos Helsinki Group. «Esto se debe probablemente a que los motivos son tanto legales como políticos», dice.

Para él, la cuestión es, por tanto, si «tendremos un proceso judicial real o sólo una representación teatral para el público». Y la respuesta, dice, dependerá de lo que ocurra con el sargento Shishimarin después del veredicto: ¿cumplirá su condena en Ucrania o se le concederá un intercambio de prisioneros? Sin esperar a la sentencia, sus allegados, entrevistados por la prensa rusa, han comenzado a alegar en este sentido. «Estamos en una guerra de información», dijo su padre Yevgeny en el periódico Nastoyashchee Vremia, pidiendo su regreso.

Artículo anteriorJohnny Depp contra Amber Heard: la actriz admite haber mentido
Artículo siguienteTurquía sigue siendo hostil a Suecia y abre la puerta a Finlandia
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".