Inicio Economía Un calvario que llega a su fin para varios civiles en Mariupol

Un calvario que llega a su fin para varios civiles en Mariupol

51
0

Decenas de civiles fueron evacuados el domingo de la ciudad de Mariupol, en el sureste de Ucrania, donde estaban atrapados en el complejo siderúrgico de Azovstal, mientras los militares ucranianos seguían resistiendo bajo las bombas rusas.

La ONU ha confirmado que la operación, iniciada el sábado y coordinada por Ucrania, Rusia y el CICR, continúa.

«La evacuación de los civiles de Azovstal ha comenzado. Un primer grupo de unas 100 personas se dirige al territorio controlado [par l’Ukraine]. Mañana los recibiremos en Zaporizhia», escribió en Twitter el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky.

El Ministerio de Defensa ruso afirmó que «gracias a la iniciativa del presidente ruso Vladimir Putin, 80 civiles, entre ellos mujeres y niños, retenidos por los nacionalistas ucranianos, han sido rescatados del territorio de la planta Azovstal en Mariupol […]evacuados al pueblo de Bezimennoe en la República Popular de Donetsk [sous contrôle russe]donde se les proporcionó alojamiento, comida y la asistencia médica necesaria.

«Civiles […] que deseaban marcharse a zonas controladas por el régimen de Kiev fueron trasladados a representantes de la ONU y del Comité Internacional de la Cruz Roja», añadió el ministerio.

Autobuses con la letra Z

Un vídeo publicado por el Ministerio de Defensa ruso muestra un convoy de coches y autobuses que circula en la oscuridad, adornado con la letra «Z», el símbolo de las fuerzas armadas rusas en este conflicto.

La ONU ha confirmado que está en marcha «una operación de evacuación». Se puso en marcha «en coordinación con el CICR y las partes en conflicto», dijo Jens Laerke, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU. Subrayó que no podía dar más detalles por razones de seguridad.

Desde el inicio de la guerra, el 24 de febrero, miles de civiles han podido abandonar Mariupol, una ciudad portuaria con medio millón de habitantes antes de la guerra que ahora está bajo control ruso tras semanas de bombardeos que la han destruido casi por completo y han dejado al menos 20.000 muertos, según los ucranianos.

Pero es la primera vez, tras múltiples intentos fallidos a pesar de la intercesión de funcionarios extranjeros y del Papa Francisco, que se permite la salida de los civiles atrincherados en el complejo de Azovstal, el último reducto de la resistencia ucraniana aplastado por las bombas rusas.

«Mariupol, Ciudad de María

El Papa renovó su llamamiento a la apertura de corredores humanitarios seguros para evacuar a los civiles de «Mariupol, ciudad de María, bárbaramente bombardeada y destruida» durante el rezo del Ángelus en el Vaticano el domingo.

Lea también la noticia :  Aung San Suu Kyi acusada de "fraude electoral" en las elecciones parlamentarias de 2020

Nuevas imágenes de satélite de Maxar Technologies tomadas el 29 de abril mostraron que casi todos los edificios del enorme complejo siderúrgico habían sido destruidos por los bombardeos, y que militares y civiles ucranianos se habían refugiado en los numerosos túneles subterráneos de la época soviética, atacados, según Kiev, con bombas perforantes de alta potencia.

El comandante de la 36e El comandante de la brigada de marines ucranianos, Sergei Volynsky, dijo el jueves que una bomba rusa había destruido el hospital de campaña subterráneo instalado en el lugar. «Toda la infraestructura médica, la sala de operaciones fue destruida. Muchos de los nuestros murieron al instante. Muchos de los heridos han recibido nuevas heridas. La situación es cada vez más crítica», declaró al sitio web ucraniano Levy Bereg, mientras que el día anterior ya había informado de 600 soldados heridos y cientos de civiles.

Ante el lento avance de las fuerzas rusas, superadas en número y mejor equipadas con armamento pesado, en el este de su territorio tras haberlas derrotado en los alrededores de Kiev al inicio de la ofensiva, Ucrania recibió este fin de semana la visita no anunciada de una delegación del Congreso de Estados Unidos encabezada por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, recibida por Volodymyr Zelensky.

«Nuestra delegación fue a Kiev para enviar un mensaje inequívoco y rotundo al mundo de que Estados Unidos está con Ucrania», dijo la delegación del Congreso, que es el garante de la ayuda estadounidense, incluso a través de un Lend-Lease (Prêt-Bail en francés), similar al establecido por Estados Unidos para sus aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

La visita se produjo una semana después de que el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, visitaran Kiev para anunciar más de 700 millones de dólares de ayuda adicional.

Ucrania ha manifestado en repetidas ocasiones su urgente necesidad de contar con los armamentos pesados, incluidos los blindados y los obuses de largo alcance, prometidos por Occidente.

«Difícil en el Este

Un alto cargo militar ucraniano dijo el sábado por la noche que había informado al Jefe del Estado Mayor del Ejército de Estados Unidos, Mark A. Milley, de «la difícil situación en el este de nuestro país, especialmente en las regiones de Izum y Sievierodonetsk, donde el enemigo ha concentrado la mayor parte de sus esfuerzos y sus tropas más preparadas para el combate.»

Lea también la noticia :  Nueva pista sobre la traición de Ana Frank

El presidente Zelensky también advirtió el sábado que los rusos «han acumulado refuerzos en la región de Kharkiv, tratando de aumentar la presión en el Donbass».

En las regiones de Kharkiv, la segunda ciudad del país, y Donetsk, ocho civiles murieron el domingo en bombardeos, cuatro de ellos sólo en la ciudad de Lyman, cerca de la línea del frente, dijeron los gobernadores regionales.

Es en este flanco oriental donde el ejército ruso está mordisqueando a su oponente desde el norte y el sur, buscando completar su control sobre la cuenca minera del Donbass.

En el sur, el Ministerio de Defensa ruso dijo que había destruido «un hangar con armas y municiones recibidas de Estados Unidos y países europeos», así como la pista de aterrizaje, en un ataque el sábado contra un aeródromo cerca de Odessa.

El gobernador de la región, Maxim Martchenko, había informado el sábado de un ataque con misiles contra un aeropuerto de esta ciudad portuaria de un millón de habitantes, que hasta ahora había salido relativamente indemne.

«Sabotaje»

Los ucranianos se han permitido atacar por su cuenta en territorio ruso. Tras una serie de explosiones que afectaron a infraestructuras en Rusia, atribuidas a las incursiones de los militares ucranianos a través de la frontera, el gobernador de la región rusa de Belgorod informó de un incendio el sábado en instalaciones militares.

A primera hora del día, el gobernador de otra región fronteriza, Kursk, achacó el derrumbe de un puente ferroviario a un «sabotaje».

En el lado de las armas, en medio de las grandes llanuras montañosas y las ciudades industriales, el enfrentamiento fue esencialmente con la artillería. La relación de fuerzas era extremadamente favorable a los rusos, hasta «cinco veces mejor en términos de equipamiento» según Iryna Terehovich, un sargento del 123e Brigada ucraniana.

En Bruselas, fuentes de la UE dijeron que la UE está ultimando un cese gradual de sus compras de petróleo y productos petrolíferos a Rusia como castigo por la guerra en Ucrania y anunciará un calendario y otras medidas esta semana. «Hay una voluntad política de detener las compras de petróleo a Rusia, y la semana que viene tendremos medidas y una decisión sobre una retirada gradual», dijo un funcionario de la UE que participa en las conversaciones.

Artículo anteriorLas víctimas de violaciones de refugiados ucranianos en Polonia se enfrentan a la ley antiaborto
Artículo siguienteSalma Hayek y su hija Valentina posan juntas: un dúo encantador
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.