Inicio Internacional Ucrania: Rusia confirma el ataque contra Kiev durante la visita de Guterres

Ucrania: Rusia confirma el ataque contra Kiev durante la visita de Guterres

42
0
En el 64º día de la guerra en Ucrania, las tropas de Vladimir Putin están intensificando sus ataques y apuntando al sur y al este de Ucrania en particular. Está previsto que el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, visite el jueves Butcha e Irpin, víctimas de masacres atribuidas al ejército ruso.

LOS HECHOS

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, viajará el jueves a las afueras de Kiev para visitar Butcha, Irpin y Borodianka, escenario de los abusos que los ucranianos achacan al ejército ruso, mientras Moscú continúa su ofensiva en el este y el sur de Ucrania. Kiev acusa a las fuerzas rusas de haber cometido masacres tras el descubrimiento de decenas de cadáveres vestidos de civil en estas localidades ocupadas y luego abandonadas por el ejército ruso. El 2 de abril, en Boutcha, los periodistas de la AFP descubrieron el horror: una calle llena de cadáveres. Y la ONU documentó la «matanza, incluida alguna por ejecución sumaria» de 50 civiles tras una misión en la ciudad.

Rusia confirma el ataque contra Kiev durante la visita de Guterres

Rusia confirmó el viernes que llevó a cabo un ataque con armas de «alta precisión» contra la capital ucraniana, Kiev, el día anterior, en medio de una visita del secretario general de la ONU, Antonio Guterres. «Las fuerzas rusas destruyeron los talleres de la empresa espacial Artiom en la ciudad de Kiev con armas de alta precisión de largo alcance», dijo el Ministerio de Defensa ruso en una sesión informativa.

Se prevé la evacuación de civiles del emplazamiento de Azovstal en Mariupol para el viernes

Una «operación» para evacuar a los civiles de la planta de Azovstal asediada por las tropas rusas en Mariupol, en el sureste de Ucrania, está «prevista» para el viernes, anunció la presidencia ucraniana. «Está previsto que hoy se lleve a cabo una operación para sacar a los civiles de la fábrica», dijo la presidencia en un comunicado el viernes.

Cientos de soldados y civiles ucranianos, entre ellos decenas de niños, están atrapados, según Kiev, en la enorme planta siderúrgica de Azovstal en Mariupol, junto con los últimos combatientes ucranianos de la ciudad, que ha quedado casi completamente destruida y controlada por las fuerzas rusas tras semanas de asedio.

Guterres califica la guerra de «absurda en el siglo XXI»

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió el jueves a Moscú que «acepte cooperar» con la investigación de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre posibles crímenes de guerra en Ucrania, durante una visita al suburbio de Kiev de Butcha, convertido en símbolo de las atrocidades cometidas desde el inicio de la invasión rusa.

«Cuando vemos este horrible lugar, veo lo importante que es tener una investigación completa y establecer responsabilidades», dijo Guterres. «Pido a Rusia que acepte cooperar con la CPI», añadió.

Canadá condena los «actos de genocidio contra el pueblo ucraniano

El miércoles, los diputados canadienses aprobaron una moción en la que se condenan los «actos de genocidio de Rusia contra el pueblo ucraniano» y se afirma que existen «claras y abundantes pruebas de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad sistemáticos y masivos».

El jefe de la ONU llegó a Ucrania procedente de Moscú, donde abogó ante Vladimir Putin por un alto el fuego «lo antes posible». También se mostró «preocupado por las reiteradas denuncias de posibles crímenes de guerra», y dijo que «requieren una investigación independiente».

Lea también la noticia :  Estrella infantil: Britney Spears, "No soy perfecta, soy humana

«Chantaje ruso»

La Unión Europea acusó el miércoles a Rusia de «chantaje» tras interrumpir el suministro de gas a Polonia y Bulgaria, mientras Occidente proseguía sus esfuerzos para armar a los ucranianos contra Rusia. El Reino Unido pidió el miércoles a los aliados de Ucrania que muestren «valor» aumentando la ayuda militar, argumentando que la guerra en Ucrania era «nuestra guerra» y la victoria de Kiev un «imperativo estratégico para todos nosotros».

«En un discurso pronunciado en Londres el miércoles por la noche, la ministra de Asuntos Exteriores británica, Liz Truss, dijo: «Armas pesadas, tanques, aviones… rebuscando en nuestros arsenales, acelerando la producción, tenemos que hacer todo eso. El presidente ruso volvió a advertir contra cualquier intervención exterior en el conflicto de Ucrania, prometiendo una respuesta «rápida y feroz».

Mientras tanto, Moscú apunta a esta ayuda militar y el Ministerio de Defensa ruso declaró el miércoles que «cobertizos con una gran cantidad de armas y municiones extranjeras, entregadas a las fuerzas ucranianas por Estados Unidos y países europeos, fueron destruidos con misiles Kalibr disparados desde el mar en la fábrica de aluminio de Zaporozhie», en el sur de Ucrania.

Sin embargo, el gobernador de la región desmintió con rotundidad: «En Zaporozhie no se ha atacado ningún depósito de municiones ni de armas», dijo, e insistió en que la fábrica «no estaba operativa desde hacía seis años». Las tropas rusas también están bombardeando puentes y vías férreas para frenar las entregas de armas occidentales a Ucrania, según declaró el martes un asesor del ministro del Interior ucraniano, tras la destrucción de un puente estratégico que une el país con Rumanía.

La ofensiva rusa continúa

Las fuerzas rusas, que llevan quince días intensificando su ofensiva en el Donbass, anunciaron el miércoles que habían realizado ataques aéreos contra 59 objetivos ucranianos. En un gesto poco habitual, el ejército ucraniano reconoció los avances rusos en el este, en la región de Jarkov y en el Donbass, una cuenca minera controlada en parte por los separatistas prorrusos desde 2014.

Kiev ha admitido que los rusos han tomado localidades que se extienden de norte a sur, lo que sugiere que Moscú quiere tomar una gran bolsa que aún está en manos ucranianas. «Nos esperan unas semanas extremadamente difíciles», advirtió el miércoles el ministro de Defensa ucraniano, Oleksiy Reznikov, en un comunicado. Afirmó que el ejército ruso, «consciente ya de su derrota estratégica, tratará de infligir el mayor sufrimiento posible» a los soldados ucranianos, a los que instó a «resistir».

En la ciudad meridional de Kherson -la primera gran ciudad tomada por las fuerzas rusas tras su invasión de Ucrania el 24 de febrero- «los ocupantes dispararon gases lacrimógenos contra los manifestantes ucranianos que coreaban ‘Kherson es Ucrania'», dijo el ejército ucraniano en un comunicado. Los manifestantes «resultaron heridos y fueron detenidos», añadió la misma fuente sin dar más detalles.

«Salvar la guarnición de Mariupol»

En Kharkiv, cuyos distritos del norte y del este están a menos de 5 km de la línea del frente, al menos tres personas han muerto y 15 han resultado heridas por los bombardeos, dijo el gobernador Oleg Synegoubov. En el extremo sur de Donbass, en la asediada y devastada ciudad portuaria estratégica de Mariupol, «el enemigo está bombardeando masivamente y bloqueando nuestras unidades cerca de la planta de Azovstal», dijo el Ministerio de Defensa ucraniano en su informe diario.

Lea también la noticia :  Detenido un británico por amenazar a un diputado justo después de la muerte de David Amess

El comandante de la 36ª Brigada de Marines en Mariupol, Sergei Volyna, hizo un nuevo llamamiento de ayuda, diciendo que tenía 600 soldados heridos y cientos de civiles. «Mi mensaje hoy es: salven la guarnición de Mariupol, realicen una operación de exfiltración para nosotros. La gente va a morir aquí (…) los civiles están muriendo con nosotros (…) la ciudad está casi borrada de la faz de la tierra», imploró en un mensaje retransmitido en Telegram.

Según el asesor presidencial ucraniano Oleksiy Arestovich, «los esfuerzos de los invasores rusos se concentran en torno a Slovyansk, Kramatorsk y Mariupol», donde intentan desalojar a los militares ucranianos atrincherados en el complejo metalúrgico de Azovstal y donde también hay cientos de civiles.

Se están haciendo esfuerzos, dijo, para «obligar a Vladimir Putin a liberarlos». «Los civiles primero, pero también estamos trabajando para evacuar a nuestros soldados», dijo.

La UE «unida y solidaria» contra el arma de gas rusa

En el plano económico, la empresa rusa Gazprom anunció el miércoles que había suspendido todas las entregas de gas a Bulgaria y Polonia, alegando que ambos países no habían pagado en rublos, como exigía Vladimir Putin desde marzo. La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, denunció el «chantaje del gas» y dijo que los dos países de la UE y la OTAN, que dependen en gran medida del gas ruso, se abastecen ahora «de sus vecinos de la Unión Europea».

Los ministros europeos de Energía se reunirán el lunes 2 de mayo en una «sesión extraordinaria», según anunció el miércoles por la noche la ministra francesa de Transición Ecológica, Barbara Pompili. Los hechos se producen en un momento en que muchas cancillerías están preocupadas por el riesgo de que el conflicto se extienda, tras una serie de explosiones, atribuidas por Kiev a Moscú, en la región separatista prorrusa de Transnistria, en Moldavia.

«Condenamos enérgicamente estas acciones. Las autoridades moldavas se asegurarán de que la república no se vea arrastrada a un conflicto», declaró el martes la presidenta moldava Maia Sandu, que instó a la población a mantener la calma. El miércoles, las autoridades del territorio escindido dijeron que un pueblo fronterizo que alberga un gran depósito de municiones del ejército ruso había sido atacado por Ucrania.

Para ayudar a Ucrania, la Comisión Europea propuso el miércoles suspender durante un año todos los aranceles a los productos importados del país a la UE. La propuesta aún debe ser aprobada por el Parlamento Europeo y los 27 Estados miembros.

El presidente Volodymir Zelensky acogió con satisfacción la propuesta, añadiendo que Rusia estaba «intentando provocar una crisis global de precios» y un «caos» en el mercado mundial de alimentos. El presidente ucraniano también dijo el miércoles en Twitter que había hablado con su homólogo indonesio, que le invitó a la cumbre del G20 en Bali en noviembre.

Artículo anteriorLa embarazada Ilona Smet muestra orgullosa su redondeada barriga durante sus vacaciones
Artículo siguienteEl cara a cara Putin-Guterres, una gran visita de alcance incierto
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".