Inicio Economía Tras el horror de Boutcha, Occidente quiere que se investiguen los «crímenes...

Tras el horror de Boutcha, Occidente quiere que se investiguen los «crímenes de guerra

56
0

Occidente pidió el lunes una investigación sobre los «crímenes de guerra» supuestamente cometidos por soldados rusos en la región de Kiev, que Moscú negó rotundamente pero que Ucrania calificó de «genocidio».

Según la fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, este fin de semana se han encontrado los restos de 410 civiles en Butcha y otros territorios de la región de Kiev recientemente retomados a las tropas rusas.

Mientras Moscú ha negado la matanza de civiles en este suburbio de la capital, alegando «falsificaciones» y montajes para la prensa, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky acudió el lunes a ver los «crímenes de guerra» y el «genocidio» que se cometieron allí.

«Estás aquí y puedes ver lo que ha pasado. Sabemos que miles de personas fueron asesinadas y torturadas, se les arrancaron miembros, se violó a las mujeres y se mató a los niños», dijo a los periodistas en el lugar de los hechos.

En respuesta al descubrimiento de las masacres, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció que había creado «un equipo de investigación conjunto con Ucrania para recoger pruebas e investigar los crímenes de guerra y contra la humanidad». La UE también dijo que estaba uniendo fuerzas con la Corte Penal Internacional (CPI), que investiga las acusaciones de crímenes de guerra en Ucrania desde el 2 de marzo.

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Melanie Joly, también denunció el lunes «crímenes de guerra» y «crímenes contra la humanidad». El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió un «juicio por crímenes de guerra».

Estados Unidos y sus aliados también quieren anunciar «esta semana» nuevas sanciones económicas contra Rusia, anunció el lunes el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan. Las nuevas medidas incluirían «la energía», dijo.

Lea también la noticia :  Kim Kardashian: sus hijas North y Chicago en las calles de Nueva York

Por su parte, la ministra Joly mencionó en un comunicado las sanciones «contra entidades e individuos rusos y bielorrusos», dirigidas a «estrechos colaboradores» de ambos regímenes.

Moscú ya está anticipando un posible aumento de las sanciones. «Tarde o temprano tendremos que establecer un diálogo, lo quiera o no alguien al otro lado del Atlántico», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

«Bala en la nuca»

El ejército ruso llegó a Butcha y a la ciudad vecina de Irpin muy rápidamente tras el inicio de la invasión de Ucrania el 24 de febrero. En las semanas siguientes, ambas ciudades fueron escenario de encarnizados combates, que las devastaron en parte y provocaron la huida de la mayoría de sus habitantes.

Los ucranianos anunciaron que los habían retomado en los últimos días, después de que los rusos indicaran que estaban aflojando su control sobre Kiev y el norte para concentrar sus esfuerzos militares en el este del país.

La Agencia France-Presse había visto el sábado los cadáveres de al menos 22 personas vestidas de civil en las calles de Boutcha. El alcalde de la ciudad, Anatoli Fedorouk, dijo que habían sido asesinados con «una bala en la nuca», sugiriendo ejecuciones sumarias masivas por parte de los soldados rusos.

El Sr. Fedorouk también afirmó que «280 personas» habían sido enterradas «en fosas comunes» porque no podían ser enterradas en los cementerios comunales, todos los cuales estaban al alcance del fuego ruso durante los combates.

«A juzgar por lo que hemos visto, estas imágenes de vídeo no son de fiar», replicó el portavoz ruso, denunciando indicios de «manipulación de vídeos» por parte de las autoridades ucranianas.

Lea también la noticia :  Las "últimas horas" de Mariupol bajo control ucraniano

Moscú, que niega haber actuado mal, anunció el lunes que investigaría esta «provocación atroz», que, según dijo, tenía como objetivo «desacreditar» a las fuerzas rusas en Ucrania. También pidió una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para pronunciarse sobre los abusos cometidos por los «radicales ucranianos» en Butcha.

Una reubicación de los combates

El ejército ruso parece estar retirándose de los alrededores de Kiev y del norte de Ucrania, y concentrándose en el sur y el este del país. El domingo bombardeó las ciudades de Ochakiv y Mykolayev, donde murieron 10 civiles y al menos 46 resultaron heridos, según el alcalde de la ciudad.

En una conferencia de prensa el lunes, Jake Sullivan dijo que esta nueva fase de la guerra «podría durar meses o más».

Según los expertos militares occidentales, Rusia busca principalmente controlar un territorio continuo desde Crimea hasta las dos repúblicas separatistas prorrusas de Donbass: Donetsk y Luhansk.

Sólo una ciudad se interpone en el camino de este proyecto: la ciudad portuaria de Mariupol (sureste), que Rusia golpea sin descanso desde hace más de un mes, dejando a la población a su suerte en terribles condiciones.

Mariupol, que antes de la guerra tenía casi medio millón de habitantes, está «destruida en un 90%» y «el 40% de sus infraestructuras» son «irrecuperables», anunció el lunes su alcalde, Vadim Boïtchenko.

En el este, la situación es «tensa» en toda la parte de Donbass controlada por Ucrania, donde el ejército está listo para enfrentarse a las fuerzas rusas y la población debe evacuar sin demora, según las autoridades locales.

Con Le Devoir

Artículo anteriorUcrania: El Parlamento Europeo pide el embargo «inmediato» del gas, el petróleo y el carbón rusos
Artículo siguienteBofetada en los Oscar: Will Smith se negó a abandonar la ceremonia tras el incidente
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.