Inicio Economía Steve Bannon atrapado en la justicia estadounidense

Steve Bannon atrapado en la justicia estadounidense

76
0

El tenebroso asesor de Donald Trump, Steve Bannon, una de las principales figuras de los movimientos supremacistas y conspiracionistas de Estados Unidos, ha comparecido este lunes por la tarde ante un tribunal de Washington, tras ser acusado formalmente el pasado viernes de desacato al Congreso.

El hombre de 67 años se entregó al FBI a primera hora del día. Se enfrenta a cargos penales por desafiar una orden de mediados de octubre para comparecer ante la comisión bipartidista de la Cámara de Representantes que investiga la insurrección del 6 de enero en el Capitolio.

Ese día, a la llamada del ex presidente y su entorno, cientos de partidarios del populista irrumpieron en la sede de la democracia estadounidense para impedir la certificación del voto que confirmaría la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020, basándose en afirmaciones infundadas de que el voto fue robado por los demócratas.

Steve Bannon es sospechoso de haber participado, desde el entorno del expresidente a finales de diciembre y en la víspera del motín del 5 de enero, en la planificación de este golpe de Estado sin precedentes orquestado por el expresidente estadounidense.

Quedó en libertad con la promesa de presentarse ante las autoridades judiciales una vez a la semana y tras entregar su pasaporte al tribunal. Está previsto que comparezca de nuevo el próximo jueves para declarar.

Si es condenado, el alborotador conservador se enfrenta a un año de cárcel y a una multa de 100.000 dólares.

Esta comparecencia es una llamada de atención a los antiguos miembros del círculo íntimo de Donald Trump que, como Steve Bannon, se niegan a colaborar con la comisión de investigación por consejo del expresidente. El viernes pasado, el ex jefe de gabinete del populista, Mark Meadow, no compareció ante los diputados encargados de esclarecer el atentado del 6 de enero. Los dos copresidentes de la comisión, el demócrata Bennie Thompson y la republicana Liz Cheney, dijeron que estudiarían la posibilidad de presentar cargos por desacato contra él.

Lea también la noticia :  El Papa pide más transparencia a la Iglesia sobre los delitos sexuales

Por el contrario, este enfrentamiento con la ley corre el riesgo de ser aprovechado por Steve Bannon para hacerse pasar por un mártir de la causa conservadora estadounidense, afirma el comentarista político del diario El Independiente Sean O’Grady. «El Congreso parece actualmente decidido a hacer [lui] una especie de Nelson Mandela conservador, un preso político agredido por sus creencias, victimizado por su desafío a un régimen ilegítimo», escribió. Nada le viene mejor a Bannon que ser visto como la víctima, incluso si él mismo ha infligido su propio sufrimiento. Pero no hay duda de que saldrá adelante».

Al salir del tribunal el lunes, el El New York TimesSteve Bannon llamó a sus partidarios, así como a los del ex presidente, a «prepararse» y «centrarse» en la lucha contra «el régimen ilegítimo de Biden», dijo. «Vamos a pasar a la ofensiva».

Es la segunda vez en 15 meses que el asesor cercano del populista se enfrenta a la justicia. En agosto de 2020 fue acusado de conspiración y fraude electrónico por malversar los fondos recaudados en una campaña de captación de fondos para financiar la construcción del muro que Donald Trump ha prometido construir en la frontera sur del país. Sin embargo, el ex presidente le protegió de posibles sanciones ofreciéndole un indulto justo antes de abandonar la Casa Blanca.

Lea también la noticia :  Los abogados de Ghislaine Maxwell piden un nuevo juicio por culpa de un jurado

Hasta la fecha, más de 150 testigos han sido escuchados por la investigación del 6 de enero, que la semana pasada llamó a más personas cercanas al expresidente, entre ellas la ex portavoz de la Casa Blanca Kayleigh McEnany y el ex redactor de discursos de Trump Stephen Miller. Steve Bannon y Mark Meadow se negaron a comparecer, alegando el privilegio ejecutivo para no responder a las preguntas de los legisladores estadounidenses. Sin embargo, en los últimos días de Donald Trump en la Casa Blanca, Bannon, que presenta el podcast de temática conspirativa Sala de GuerraNo ocupaba ningún cargo oficial. Fue convocado por la comisión como ciudadano particular.

La comparecencia del exasesor de Trump este lunes se produce mientras el propio expresidente obstruye la labor de los funcionarios electos al oponerse legalmente a que los Archivos Nacionales publiquen varios documentos de la Casa Blanca relacionados con el día de la insurrección. Entre ellos se encuentran los registros de llamadas y visitas, los borradores de los discursos y los memorandos relacionados con el intento de anulación de la votación. La semana pasada, un tribunal de Washington permitió su divulgación a la comisión, pero el ex presidente, que sigue glorificando a los insurgentes y afirmando ser víctima de un fraude electoral -en contradicción con los hechos-, ha recurrido el caso.

Artículo anteriorCovid: Austria anuncia la contención de su población, incluidos los vacunados
Artículo siguienteLady Gaga luce impresionante en Milán para el estreno de ‘House of Gucci
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.