Inicio Economía Se multiplican las detenciones de opositores al golpe de Estado en Sudán

Se multiplican las detenciones de opositores al golpe de Estado en Sudán

81
0

Las fuerzas de seguridad sudanesas intensificaron el miércoles las detenciones de activistas y manifestantes en un intento de acabar con la oposición al golpe de Estado del general Abdel Fattah al Burhane.

Al final del día, seguían enfrentándose a manifestantes decididos a mantener las barricadas de su «huelga general». Se produjeron enfrentamientos en el conflictivo distrito oriental de Bourri, donde cientos de manifestantes lanzaron piedras, y en los suburbios del norte de Jartum, donde las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos y balas de goma, indicaron los corresponsales de la AFP.

Por la noche, el Ministerio de Información, leal al gobierno depuesto, dijo en un comunicado que las fuerzas de seguridad estaban reforzando su control sobre la capital: «los barrios y las calles estaban bloqueados por vehículos blindados y hombres armados» y «las mujeres eran arrastradas» al suelo. También instó a la comunidad internacional a investigar las violaciones contra los manifestantes pacíficos.

Presión

En el exterior, la Unión Africana y el Banco Mundial han aumentado la presión sobre el ejército: la primera ha suspendido a Sudán de sus instituciones y el segundo ha detenido su ayuda, vital para este pobre país sumido en el estancamiento económico y asolado por el conflicto.

En la ONU, el portavoz Stéphane Dujarric dijo que el enviado de la ONU a Sudán, Volker Perthes, se reunió el miércoles con el general Burhane y el primer ministro Abdallah Hamdok, que «no es libre de moverse». El Sr. Perthes «reiteró» al general Burhane que la ONU pide «la vuelta al proceso de transición» y «por supuesto la liberación inmediata de todos los que han sido detenidos arbitrariamente».

Lea también la noticia :  ¿Cómo se explica la subida meteórica del precio de la gasolina?

El ejército permitió a Hamdok, que fue detenido tras el golpe del lunes junto con la mayoría de los civiles que formaban el gobierno de transición, volver a su casa en Jartum el martes. Pero sigue «bajo estrecha vigilancia», según su oficina. «Hamdok no ha podido contactar ni reunirse» con sus partidarios políticos, añadió el Ministerio de Información.

El amordazamiento de la oposición se ha intensificado, con la detención en Jartum de uno de los líderes del mayor partido de Sudán, Umma, así como de activistas y manifestantes.

Cuatro manifestantes murieron y más de 80 resultaron heridos el lunes por el fuego de las tropas, según los médicos.

En Jartum, las camionetas están rodando con miembros de las fuerzas de seguridad, todos armados pero vestidos de civil. «Son exactamente iguales a las fuerzas de seguridad de Bashir», dijo Hanaa Hassan, un manifestante, refiriéndose al general Omar al-Bashir, que tras un golpe de Estado en 1989 gobernó durante 30 años sin interrupción.

Para evitar que los manifestantes se reúnan, las fuerzas de seguridad han «retirado todas las barricadas» en el centro de la ciudad, dijo Hadi Bashir a la AFP. «Y están arrestando a todos los que están cerca de ellos».

Los activistas han convocado en las redes sociales una «manifestación de un millón de personas» el sábado.

Ayuda suspendida

En un intento de explicar su golpe de fuerza, el general Burhane había utilizado el martes como excusa el riesgo de «guerra civil». Pero los embajadores occidentales repitieron que, para ellos, «el Sr. Hamdok sigue siendo el primer ministro, y su gobierno, el poder constitucional.

Lea también la noticia :  Carla Bruni: comparte una foto de Giulia para Halloween

Hamdok, el rostro civil de la transición en Sudán, habló el martes con el jefe de la diplomacia estadounidense Antony Blinken y el miércoles con el jefe de la diplomacia europea Josep Borrell. «No queremos que Sudán vuelva a los días oscuros de su historia, Borrell tuiteó.. Jartum acababa de recuperar su lugar en el concierto de naciones tras la destitución de Omar al-Bashir en 2019.

Estados Unidos, que no había retirado a Sudán de su lista de países que apoyan el «terrorismo» hasta finales de 2020, suspendió parte de su ayuda al país. La Unión Europea amenaza con seguir su ejemplo.

No queremos que Sudán vuelva a los días oscuros de su historia

Rusia, por su parte, sólo considera el golpe como «el resultado lógico de una política fracasada», mientras que los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU fueron incapaces de acordar una declaración conjunta sobre el golpe.

Los manifestantes dicen que no abandonarán las calles hasta que vuelva el gobierno civil a un país que ha vivido durante mucho tiempo bajo el dominio de los militares.

A finales de 2018 y en 2019, habían acampado durante meses hasta que obligaron al ejército a destituir al presidente Bashir. Más de 250 personas murieron en la represión de la revuelta.

Artículo anteriorLa salida de Angela Merkel: ¿cuáles son las consecuencias para la relación franco-alemana?
Artículo siguienteKaty Perry y Orlando Bloom: para Halloween, optaron por un disfraz especial de Covid.
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.