Inicio Economía Se impide que el hijo de Gadafi suceda a su padre en...

Se impide que el hijo de Gadafi suceda a su padre en Libia

107
0

El regreso se anunció a bombo y platillo a mediados de noviembre, pero el plan se ha topado con un muro. La Alta Comisión Electoral libia decidió el miércoles rechazar la candidatura de Seif al-Islam Gadafi para las elecciones presidenciales del 24 de diciembre, alegando cargos penales contra él.

El hijo del depuesto dictador Muammar Gaddafi esperaba que las elecciones, planificadas con la ayuda de la ONU para sacar al país de una década de caos, le permitieran suceder a su padre y aportar unidad a un país profundamente dividido.

Gadafi se enfrenta a una orden de detención internacional emitida por la Corte Penal Internacional (CPI), que le acusa de «crímenes contra la humanidad» por su participación activa en las represiones llevadas a cabo por el régimen del coronel Gadafi contra la Primavera Libia en 2011.

El nombre del hijo del ex dictador fue incluido el miércoles en la lista de 25 candidatos que no fueron seleccionados por la comisión electoral del país. El organismo que supervisa las próximas elecciones dijo que, según la ley electoral, cualquier candidato «no debe haber sido condenado por un delito deshonroso» y debe presentar un historial penal limpio. Un total de 98 personas se han presentado a estas elecciones presidenciales, las primeras de sufragio universal para presidente en el país desde la independencia en 1951 y el golpe de Estado de 1969 que llevó a Gadafi padre al poder.

El jueves, Seif al-Islam Gaddafi no pudo apelar la decisión de la comisión en el tribunal de la ciudad sureña de Sebha después de que un grupo armado de origen desconocido atacara el edificio, forzando su cierre, horas antes de la sesión de apelación. Los candidatos rechazados tienen 48 horas para recurrir la decisión ante los tribunales. El gobierno libio calificó el ataque de «abominable», mientras que el abogado de Gadafi lo calificó de «obstrucción del proceso electoral».

Lea también la noticia :  Estrella infantil: Miley Cyrus, la rebelde de Disney

Seif al-Islam Gadafi, de 49 años, presenta una candidatura complicada debido a su condena a muerte en 2015 por un tribunal especial de Trípoli por la sangrienta represión del régimen contra la insurgencia de 2011, además de los cargos presentados contra él por la CPI. Sin embargo, una ley de amnistía aprobada por el parlamento de refugiados de Tobruk, en una Libia aún dividida entre la región de Cirenaica, en el este, dominada por las fuerzas leales al mariscal Jalifa Haftar, y Tripolitania, en el oeste, conmutó la pena por el arresto domiciliario.

El mariscal Haftar también figura entre los principales candidatos a las elecciones, junto con el influyente ex ministro del Interior Fathi Bachagha y el jefe del gobierno interino, Abdelhamid Dbeibah, cuyas candidaturas han sido aprobadas por la comisión electoral.

Entre los veteranos del régimen de Muammar Gaddafi también se encuentran su antiguo secretario y hombre del dinero, Bashir Saleh, y uno de sus antiguos portavoces, Khaled Kaim.

Elecciones cruciales e inciertas

El rechazo a la previsible candidatura de este otro Gadafi se anuncia mientras la decisión de las elecciones sigue siendo incierta. Una fragilidad mantenida esta semana por la sorpresiva dimisión del enviado de la ONU para Libia, el eslovaco Jan Kubis, a menos de un mes de estas elecciones presidenciales cruciales para el país.

Lea también la noticia :  Acusan a Bolsonaro de dejar que COVID-19 mate a brasileños

El martes, no dio razones claras de su repentina partida a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Su marcha se hará efectiva el 10 de diciembre, pero Kubis se mostró dispuesto a permanecer en el cargo hasta principios del próximo año y hasta las elecciones presidenciales y legislativas, previstas para un mes después.

El miércoles, el Consejo de Seguridad de 15 miembros instó a «todas las partes interesadas de Libia a comprometerse a aceptar los resultados de las elecciones y a respetar los derechos de sus oponentes políticos antes, durante y después de las elecciones». También recordaron que «las personas o entidades que amenacen la paz, la estabilidad o la seguridad de Libia» o que socaven y obstruyan la transición política, «incluso obstruyendo o socavando las elecciones, pueden ser objeto de sanciones».

El embajador libio ante la ONU, Taher El-Sonni, dijo que su país agradecía «todas las iniciativas internacionales con buenas intenciones», pero también recordó la «responsabilidad moral» de varios miembros del Consejo de Seguridad por el caos libio de los últimos 10 años. También pidió respeto para los libios que quieren «salir de la crisis por sí mismos».

Con la Agencia France-Presse

Artículo anteriorBoris Johnson pide a Francia que acoja a todos los inmigrantes que cruzan el Canal de la Mancha
Artículo siguienteRodaje de Alec Baldwin en el plató de «Rust»: acusado, el actor contrata a un abogado
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.