Inicio Economía Se escuchan nuevas explosiones en el centro de Kiev

Se escuchan nuevas explosiones en el centro de Kiev

53
0

El viernes por la mañana se escucharon explosiones en Kiev -unos «horribles» disparos de misiles rusos, según el jefe de la diplomacia ucraniana- un día después de que Vladimir Putin lanzara un ataque contra Ucrania, cuyo presidente ha declarado la movilización general.

«Horrorosos disparos de misiles rusos sobre Kiev. La última vez que nuestra capital vivió algo así fue en 1941, cuando fue atacada por la Alemania nazi», dijo el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kouleba, en su cuenta de Twitter.

En el centro de Kiev se escucharon dos fuertes estruendos al amanecer del viernes, constató un reportero de la AFP, en el segundo día de la invasión rusa de Ucrania, donde se están produciendo combates mortales hasta las puertas de la capital.

El ejército ucraniano dijo que los «disparos de misiles» estaban dirigidos a Kiev, afirmando que había destruido dos en vuelo. Según el alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, tres personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, en una zona residencial del sureste de la capital.

El avance de las fuerzas rusas ha hecho temer un asalto y un aumento de los ataques selectivos contra la capital y contra instalaciones estratégicas y gubernamentales.

El día anterior, el aeropuerto militar Antonov de Gostomel, en las afueras de Kiev, fue objeto de un ataque por parte de las fuerzas aéreas rusas que llegaron en helicóptero y se enfrentaron a las unidades del ejército ucraniano.

Ucrania, donde los mortíferos combates entre las fuerzas rusas y ucranianas llegan hasta las puertas de Kiev, declaró el jueves por la noche una movilización militar general en un intento de frenar la masiva ofensiva desatada por Vladimir Putin, que Estados Unidos y la Unión Europea han contrarrestado con nuevas sanciones.

Un decreto del presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, ordenó el jueves la movilización general de los sujetos al «servicio militar obligatorio y los reservistas» en un plazo de 90 días en todo el país.

El presidente Zelensky lamentó el viernes que Kiev se quedara «sola» frente al ejército ruso: «¿Quién está dispuesto a luchar con nosotros? No veo a nadie. ¿Quién está dispuesto a dar a Ucrania la garantía de ingreso en la OTAN? Todo el mundo tiene miedo», denunció en un vídeo publicado en la cuenta de la presidencia ucraniana.

Para evitar que el conflicto se extienda a «otros países europeos», lo que ha advertido el canciller alemán Olaf Scholz, las fuerzas militares de los Estados de la OTAN se han puesto en alerta y algunas unidades se desplazarán para reforzar las defensas de los aliados en el flanco oriental. La Alianza Atlántica ha convocado una cumbre por videoconferencia para el viernes.

El primer día de la ofensiva, calificada de «éxito» por el Ministerio de Defensa ruso, ha provocado una protesta internacional, especialmente en el lado occidental. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, anunció a última hora de la tarde que al menos 137 de sus compatriotas rusos habían muerto, y añadió que otros 316 habían resultado heridos en los combates.

El ataque comenzó de madrugada, después de que el lunes Vladimir Putin reconociera la independencia de los territorios separatistas ucranianos en el Donbass y de que el martes el Parlamento ruso aprobara una intervención militar.

«He tomado una decisión sobre una operación militar especial» destinada a la «desmilitarización y desnazificación de Ucrania», anunció el líder del Kremlin en la televisión antes del amanecer.

Lea también la noticia :  Autopsia de un enfrentamiento: ¿qué pasó entre Solange Knowles y Jay-Z en el ascensor?

«No tenemos en nuestros planes una ocupación de los territorios ucranianos, no pretendemos imponer nada por la fuerza a nadie», dijo, pidiendo a los militares ucranianos que «depongan las armas».

En un intento de justificar esta intervención, el presidente ruso reiteró sus infundadas acusaciones de un «genocidio» orquestado por Kiev en los territorios separatistas prorrusos, citó una petición de ayuda de los separatistas y denunció la política agresiva de la OTAN.

Rusia no tenía «ninguna otra manera» de defenderse, dijo a los periodistas el jueves por la noche.

Estados Unidos defenderá «cada centímetro de territorio de la OTAN», pero no enviará tropas a Ucrania. Más de la mitad de las importaciones de tecnología de Rusia serán cortadas, dijo Biden.

Sin embargo, el Pentágono enviará unos 7.000 soldados más a Alemania.

Sanciones de EE.UU. y la UE

El presidente estadounidense anunció el jueves por la tarde nuevas sanciones económicas contra Rusia, así como restricciones a las exportaciones.

Joe Biden, para quien el amo del Kremlin se convertirá en «un paria en la escena internacional», mencionó en su discurso las restricciones a las exportaciones de productos tecnológicos a Rusia.

También se expulsó al número dos de la embajada rusa en Washington y se sancionó a 24 personas y entidades bielorrusas por su participación en la invasión de Ucrania.

Estados Unidos y Albania pidieron el viernes una votación en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre un proyecto de resolución que condena enérgicamente la invasión rusa de Ucrania y exige que Rusia retire sus tropas inmediatamente.

Al mismo tiempo, los líderes de los 27 países de la UE introdujeron sanciones «masivas» contra Rusia en los sectores de la energía, las finanzas y el transporte.

Las sanciones no van tan lejos como algunos observadores esperaban, sobre todo al no excluir inmediatamente a Rusia de la red bancaria Swift, que permite recibir o enviar pagos en todo el mundo.

Moscú ha prometido una respuesta «severa» a las medidas.

«Estoy en contra de esta guerra […] realizado para ocultar el robo a los ciudadanos rusos y desviar su atención de los problemas […] dentro del país», dijo el opositor ruso encarcelado Alexei Navalny en la vista de un nuevo juicio contra él.

Superioridad aérea total

Al amanecer del jueves, justo después del discurso de Putin, sonaron explosiones en Kiev, en Kramatorsk, la ciudad oriental que sirve de cuartel general del ejército ucraniano, en Kharkiv, en el noreste del país, la segunda ciudad más grande de Ucrania, en Odessa, en el Mar Negro, y en Mariupol, el principal puerto del este.

La central de Chernóbil, escenario del peor accidente nuclear de la historia en 1986, cayó posteriormente en manos de los soldados rusos.

Rusia tiene «total superioridad aérea», dijo un funcionario de inteligencia occidental, afirmando que Rusia quiere reunir una «fuerza abrumadora» alrededor de Kiev, donde se ha impuesto un toque de queda.

El presidente ucraniano declaró a última hora del día que «grupos de sabotaje enemigos han entrado en Kiev», y pidió a los residentes que estuvieran atentos.

Gran número de muertos

El presidente ucraniano declaró la ley marcial y ordenó la ruptura de relaciones diplomáticas con Moscú.

Por la noche, anunció que al menos 137 ucranianos habían muerto y 316 habían resultado heridos desde el comienzo de la invasión rusa, sin dar más detalles.

Lea también la noticia :  QUIÉN: Tedros Adhanom Ghebreyesus, único candidato a suceder al jefe de la institución

En la región de Odessa, la cifra oficial de muertos fue de 18 aldeanos muertos en los ataques, y a primera hora de la noche, las autoridades de la región de Kherson también informaron de la muerte de 13 civiles y nueve militares.

Además, un avión militar ucraniano se estrelló con 14 personas a bordo no lejos de Kiev.

En el lado ruso, un avión de transporte militar sufrió un destino similar en el oeste de Rusia, cerca de la frontera con Ucrania.

Ambos bandos hicieron afirmaciones no verificables, pero el ejército ruso estaba ganando terreno.

En la región de Kherson, estaba presente en varias zonas y controlaba Genichesky, una ciudad situada a 300 km al oeste de la frontera rusa.

100.000 personas huyeron

En las primeras horas del día, los habitantes de Kiev, desprevenidos, se apresuraron a entrar en el metro para buscar refugio o intentar salir de la ciudad, mientras los coches llenos de familias que huían de la capital creaban atascos masivos.

Otros estaban decididos a quedarse, como Olena Shevchenko, trabajadora de una ONG. «Esperamos el apoyo internacional», dijo a la AFP, «nadie sabe lo que va a pasar después».

«No pensé que esto fuera a ocurrir en mi vida», dijo Olena Kurilo, de 52 años, educadora en Chuguyv, cerca de Kharkiv, con la cara vendada por las heridas de un ataque que mató al menos a una persona, según constató AFP.

En las principales carreteras del este de Ucrania, el ejército ucraniano estaba por todas partes. Un funcionario de defensa civil dijo que las operaciones de evacuación de civiles se vieron obstaculizadas por los intensos bombardeos y las malas comunicaciones.

Un funcionario de defensa civil subrayó que las operaciones de evacuación de civiles se vieron obstaculizadas por el intenso fuego de artillería y las malas comunicaciones.

Unas 100.000 personas han huido de sus hogares en Ucrania y miles han abandonado su país, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

La Unión Europea dijo que estaba «totalmente preparada» para recibirlos.

Casi 1.400 manifestantes detenidos, según una ONG

En Moscú, algunos residentes expresaron su preocupación, otros su apoyo a Vladimir Putin.

«No estoy contento, estoy completamente preocupado», dijo Nikita, un directivo de 34 años, afirmando no saber «quién tiene razón o no».

Se celebraron concentraciones contra la guerra en el centro de Moscú, en la plaza Pushkin y en la calle principal Tverskaya, así como en San Petersburgo. Decenas de personas fueron detenidas, casi 1.400 en toda Rusia, según una ONG.

Las autoridades advirtieron que reprimirían cualquier manifestación no autorizada.

«Estoy sorprendido. Mis parientes viven en Ucrania. ¿Qué puedo decirles por teléfono? «¿Aguanta?», dijo una manifestante de Moscú, Anastasia Nestulia. «No somos muchos, la gente no quiere perder su vida tranquila».

China, que mantiene estrechas relaciones con Moscú, dijo que seguía la situación «de cerca» y pidió «moderación a todas las partes».

La ofensiva rusa se produce ocho años después de que Moscú se anexionara Crimea y auspiciara la toma de partes del Donbass por parte de los separatistas prorrusos, desencadenando un conflicto regional en el que han muerto más de 14.000 personas.

Artículo anteriorGuerra en Ucrania: en Kiev, el GIGN está preparado para exiliar a los franceses en el acto
Artículo siguientePutin está dispuesto a enviar una delegación para dialogar con Ucrania en Minsk
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.