Inicio Economía Rusia boicotea las audiencias del Tribunal Internacional sobre la guerra de Ucrania

Rusia boicotea las audiencias del Tribunal Internacional sobre la guerra de Ucrania

46
0

Rusia brilló por su ausencia el lunes en las audiencias públicas de la Corte Internacional de Justicia, mientras Ucrania pedía al máximo tribunal de la ONU que ordenara a Moscú el cese inmediato de las hostilidades en su territorio.

En los tribunales, Kiev denunció enérgicamente la invasión lanzada el 24 de febrero, argumentando que Rusia había invocado un «supuesto genocidio» cometido en Ucrania para justificarla.

La Federación Rusa «afirmó falsamente» que se habían cometido actos genocidas en las regiones orientales de Luhansk y Donetsk, y luego anunció y puso en marcha una «operación militar especial» contra Ucrania, dijo Kiev en su solicitud.

Ucrania «niega categóricamente» que se haya producido un genocidio de este tipo, y dice que presentó su solicitud para establecer que la intervención de la Federación Rusa «carece de toda base legal». Kiev afirma que Moscú está utilizando la Convención de la ONU para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio «como un arma», tergiversando y distorsionando su propósito.

«Esto es una horrible mentira. Putin [le président de la Russie] mentiras, y nuestros ciudadanos, los ucranianos, están muriendo», dijo uno de los representantes de Ucrania, Anton Korynevych, en el tribunal.

Tenía este mensaje para Moscú sobre el supuesto genocidio: «Dejen las armas y muestren sus pruebas».

Ucrania también le devuelve el fuego, acusando a la Federación Rusa de «planear actos de genocidio en Ucrania» y afirmando que Moscú está «matando intencionadamente a personas de nacionalidad ucraniana y dañando gravemente su integridad física».

Korynevych señaló que se encontraba el lunes en el Gran Salón de la Justicia del Palacio de la Paz, sede del Tribunal Internacional, en La Haya (Países Bajos). Haciendo hincapié en las palabras «paz» y «justicia», lamentó que la paz haya sido arrebatada a su país y que su pueblo sufra «la injusticia de las bombas y los misiles rusos».

Lea también la noticia :  Zoë Kravitz: sus raras confidencias sobre su relación con Channing Tatum

También pidió al Tribunal que ordenara a Rusia que se abstuviera de cualquier acción que pudiera agravar o extender el conflicto, y que se asegurara de que las hostilidades no fueran continuadas por unidades militares «irregulares» apoyadas o dirigidas por Moscú.

Asientos vacíos

Las sillas blancas de Rusia estaban vacías el lunes por la mañana en la sala con paneles de madera. Un marcado contraste con las filas ucranianas, donde todas las sillas estaban ocupadas.

En una carta enviada el sábado, Rusia había informado a la Corte Internacional de su decisión de no participar en las audiencias.

«El Tribunal lamenta la incomparecencia de la Federación Rusa», dijo la jueza estadounidense Joan E. Donoghue, que preside el Tribunal.

Para Anton Korynevych, esta ausencia es reveladora: los rusos no comparecieron ante un tribunal de justicia, porque se encuentran en un campo de batalla, argumentó.

Las audiencias debían durar dos días, pero se vieron interrumpidas por la decisión de Rusia de no participar. Por ello, la jueza Donoghue tomó el caso en consideración, sin fijar una fecha para anunciar su decisión, pero prometiendo dictarla «lo antes posible».

Esta ausencia no impide que el tribunal emita una sentencia y no significa que Rusia no reconozca su jurisdicción, dijo en una entrevista Vladyslav Lanovoy, profesor de derecho internacional público de la Universidad de Laval que trabajó durante varios años en la Corte Internacional de Justicia. El país se sometió a ella al firmar la Convención sobre el Genocidio, al igual que Ucrania.

Lea también la noticia :  Jean-Paul Belmondo: el conflicto entre él y su hijo Paul Belmondo

«Pero en el pasado, hemos visto que esto no funciona a favor del país que opta por no comparecer», añadió, señalando que los jueces, en estos casos, son propensos a conceder las solicitudes.

También señala que aunque los Estados que han firmado la Convención se comprometen a prevenir el genocidio, esto no significa que un país pueda utilizar la fuerza e invadir a otro con sus ejércitos alegando este objetivo, explica el profesor Lanovoy.

La Corte Internacional de Justicia es el más alto tribunal dedicado a resolver conflictos entre Estados. Sus órdenes constituyen verdaderas obligaciones para los países, señala el profesor.

Pero si Rusia se niega a cumplir la orden de cesar las hostilidades en suelo ucraniano, ¿qué pasará? Habrá una presión generalizada de los Estados miembros sobre el Estado recalcitrante, respondió. Sin embargo, pedir al Consejo de Seguridad de la ONU que intervenga y autorice el uso de la fuerza es «posible en teoría, pero no en la práctica», dijo el abogado, señalando que Rusia tiene derecho de veto en el Consejo.

Tras 11 días de «brutal agresión» y calificando la situación en Ucrania como «un asunto nacional de vida o muerte», otra representante ucraniana, Oksana Zolotaryova, concluyó su presentación ante el Tribunal diciendo: «Estamos en sus manos.

Artículo anteriorPeltier señala la «diferencia entre los refugiados cristianos y los migrantes de la esfera árabe-musulmana
Artículo siguienteIsabel II: su gesto de apoyo al pueblo ucraniano
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.