Inicio Moda Pareja legendaria: Laetitia Casta y Louis Garrel, los escurridizos

Pareja legendaria: Laetitia Casta y Louis Garrel, los escurridizos

18
0

Son una de esas parejas que se aman en secreto. Las sesiones de fotos y las revelaciones públicas no son para ellos. Sin embargo, Laetitia Casta y Louis Garrel fascinan por su belleza y talento. Un poco como Leïla Bekhti y Tahar Rahim, estos actores dotados que evitan a toda costa revelar demasiado sobre su historia de amor. Una mirada al romance entre dos grandes tímidos del cine francés.

Cuanto menos dicen, más pregunta la prensa sobre su amor. Las preguntas sobre la relación de Louis Garrel y Laetitia Casta son recurrentes, pero la respuesta es siempre la misma. No dirán nada. Piruetas, sarcasmos, silencios… todo vale para no arrojar luz sobre esta pareja que embruja a cualquiera que se cruce en su camino. Son un dúo de ensueño: una modelo icónica con cara de ángel y el moreno guapo del cine francés. Es imposible no caer bajo su devastador encanto. Entre los misterios que rodean su romance hay un gran signo de interrogación. ¿Cómo se conocieron? Probablemente en un set de filmación, se supone. La actriz y el guapo, diez años menor que ella, no descartan esta posibilidad, pero tampoco la confirman en una entrevista a «Le Parisien». «Pero es perfecto: escribir que nos conocimos en la película», dice Laetitia Casta, decidida a pasar a la siguiente pregunta. Las primeras imágenes de su amor salieron a la luz en 2015. Se dan la mano en las calles de París. Los rumores se suceden, mientras que el actor descubierto en «Les amants réguliers» acaba de terminar su romance con la actriz Golshifteh Farahani. Louis Garrel acaba respondiendo a las preguntas con ese toque de insolencia que tan bien le sienta. «Eran muy claras», dice sobre las fotos tomadas sin su conocimiento.

Lea también: Pareja legendaria: Leïla Bekhti y Tahar Rahim, la discreta elegancia

Cuando dos prodigios se encuentran

Cuando se conocieron, los dos actores ya tenían una vida a sus espaldas. La musa de Jean-Paul Gaultier lleva modelando para los más grandes diseñadores de moda desde los 15 años. Su encanto corso también seduce en la gran pantalla, donde debutó en el año 2000 por consejo de Yves Saint Laurent, que le dijo: «Serás actriz». En «Astérix y Obélix contra César», deslumbró en el papel de la rubia y pechugona Falbala, y luego siguió una serie de papeles cinematográficos, en los que destacó con «Gainsbourg», «La Guerre des boutons» y «La bicyclette bleue». En su vida privada, la bella morena es un espíritu libre que nunca ha querido casarse. Sin embargo, ha compartido su vida con Stéphane Sednaoui, con quien tiene una hija, Sahteene, nacida en 2001. Luego pasó diez años con el italiano Stefano Accorsi, padre de Orlando (15) y Athena (12). En 2014, se encontró con la película «Saint Laurent» de Bertrand Bonello y descubrió a un sublime Louis Garrel como amante del legendario diseñador de moda. «Es la primera vez que lo encuentro guapo, pero es un chico bonito, Louis Garrel», comenta la estrella, seducida por su interpretación de Jacques de Bascher. «Pero aquí es guapo, noble», confiesa a ELLE. El hombre que interpretó a Jean-Luc Godard, Robespierre y Alfred Dreyfus hace girar las cabezas. Tiene el perfil de una estatua griega y el mohín de un parisino que se presta a las películas de época. El protegido de Christophe Honoré debutó en el cine a los seis años, bajo la mirada de su padre, el cineasta Philippe Garrel. Un don que le viene de familia: su abuelo Maurice era actor y su hermana Esther siguió sus pasos y se dio a conocer en Estados Unidos en «Call Me By Your Name». Enamorado, el guapo Garrel pone sus ojos en las actrices. Vivió cinco años con Valeria Bruni-Tedeschi, con quien adoptó a Céline, conocida como Oumy, antes de mantener una breve relación con Golshifteh Farahani. Cuando conoció a Laetitia Casta en 2015, ella declaró en «Paris Match» que «no se casa así». La joven, «nómada», no piensa «dejarse encerrar en una jaula por un hombre».

Lea también la noticia :  Hailey Bieber: la mala experiencia que le hizo dejar de ser modelo

Lea también: Pareja legendaria: Isabelle Adjani y Daniel Day-Lewis, pasión y dolor

Los temores se borran rápidamente

Por eso, cuando aparecieron por separado en la alfombra roja del Festival de Cannes 2017, nadie apostaba por una boda inminente. Pero los amantes son buenos para ser discretos. En junio de ese mismo año, se dieron el sí en Lumio, Córcega. Una ceremonia íntima que la pareja nunca comentó. Sin embargo, para ELLE, Laetitia Casta habló de su visión del matrimonio, puesta patas arriba por la llegada de Louis Garrel a su vida. Convencida de que «hay que casarse tarde, a los 80 años», la estrella nunca ha querido renunciar a su libertad. Pero «sólo los tontos no cambian de opinión», dice. «De hecho, siempre he tenido miedo al matrimonio, aunque mis padres tuvieron una unión feliz. Finalmente superé mi miedo, mis prejuicios. Es una cuestión de confianza. Me he vuelto muy segura de mí misma», dice la modelo. En la comodidad de su intimidad, estos dos tímidos se han encontrado. «Su torpeza, su vivacidad, su ardor, su inteligencia. También debería haber mencionado su humor. Es muy divertido. Lo menos que podemos decir es que no me aburro con él», se alegra la actriz.

Lea también la noticia :  Ghislaine Maxwell culpable de tráfico sexual de menores

Esquivos en la ciudad, se revelan en la pantalla. En 2018, el dúo de actores apareció por fin como pareja en «L’homme fidèle», un triángulo amoroso imaginado por Louis Garrel con Lily-Rose Depp como una joven amante feroz. Laetitia Casta y su marido interpretan a Marianne y Abel, dos amantes que se ven alterados por un joven admirador. Al aceptar el papel, la ex modelo temía sacrificar su matrimonio. «Tenía miedo de que dañara nuestra relación. Para mí, la vida es más importante, más preciosa que eso. Así que para no confundirse entre la ficción y la realidad, la actriz dejó las cosas claras. «En el plató le dije: «Louis, lo siento pero tu mujer no está aquí, ha preferido no venir». Al instante comprendió que iba a descubrir a otra mujer en el proceso. «Descubres algo de ella que no conoces, la ves mentir, ¡y aprendes que miente muy bien! Te encuentras mirando a alguien que no conoces», se maravilla el director en una entrevista con Grazia. «El hombre fiel» refuerza su relación. Lo equilibra. «Me equivoqué», admite después Laetitia Casta. «Es muy hermoso hacer películas con la persona que amas. La experiencia es tal que los jóvenes padres del pequeño Azel, nacido en marzo de 2021, vuelven a hacerlo en «La Croisade». En esta improbable fábula presentada en la selección «Cine y Clima» de Cannes, Louis Garrel recicla los personajes de Marianne y Abel, descubiertos en su primera película. La pareja descubre que su hijo Joseph ha vendido sus posesiones más preciadas para financiar una gran operación de rescate ecológico. Una bonita historia que lleva a la pantalla el compromiso político de este tándem confidencial y glamuroso.

Artículo anteriorLa región de Kherson, al borde de la anexión
Artículo siguiente¿Cómo prepara el régimen ruso su tradicional desfile militar del 9 de mayo?
"Exasperantemente humilde fanático de los viajes. Profesional apasionado de las redes sociales. Escritor aficionado. Aspirante a solucionador de problemas. Especialista en la salud y la alimentación genérica".