Inicio Internacional Nueva Caledonia: un referéndum bajo alta vigilancia

Nueva Caledonia: un referéndum bajo alta vigilancia

26
0
Nueva Caledonia vota de nuevo por su independencia. El domingo, 185.000 votantes de Nueva Caledonia están llamados a las urnas para el tercer y último referéndum sobre la independencia del archipiélago francés. La votación se está llevando a cabo bajo una estrecha vigilancia. En efecto, París ha enviado más de 2.000 policías y gendarmes para garantizar la seguridad de los neocaledonios.

REPORTAJE

¿Debe Nueva Caledonia seguir siendo francesa o, por el contrario, decir sí a su independencia? El domingo, 185.000 votantes de Nueva Caledonia están llamados a las urnas para el tercer y último referéndum sobre la independencia del archipiélago francés. Un acontecimiento electoral histórico que justifica la aplicación de medidas de seguridad excepcionales. París ha enviado más de 2.000 policías y gendarmes al territorio para evitar problemas de orden público. Europa 1 fue allí.

Permitir que los caledonios voten

Dos camiones cargados de gendarmes en el centro de la ciudad están estacionados frente a la entrada del gobierno local. En el centro de la ciudad circulan vehículos verdes. 1.400 gendarmes, 250 soldados y el centenar de policías se presentaron para las operaciones de control. Han recibido 250 vehículos de Toulon, desembarcados después de tres meses en el mar, y dos helicópteros Puma de un avión de carga en la pista del aeropuerto.

Un despliegue a la altura del acontecimiento electoral, según el general Marietti, responsable de la operación, entrevistado a su llegada por nuestros colegas de RRB. El Estado debe estar preparado para todas las situaciones. Somos capaces de reaccionar inmediatamente ante el menor incidente de orden público y queremos ser visibles, disuasorios, reactivos, pero sobre todo tranquilizadores. Ese día, el objetivo es muy sencillo: permitir que todos los votantes vayan a depositar su papeleta en la urna sin ser presionados.

Como recordatorio, durante el anterior referéndum, hace un año, los ciudadanos y los políticos habían denunciado las concentraciones intimidatorias frente a determinados colegios electorales.

Lea también la noticia :  Los gigantes del armamento se libran de la crisis económica de COVID-19
Artículo anteriorSandra Bullock recuerda su ataque: «Nunca fui la misma después de aquello».
Artículo siguienteJulianne Moore, la actriz eternamente bella
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".