Inicio Economía Negociaciones estancadas según Moscú, la ONU evoca «crímenes de guerra

Negociaciones estancadas según Moscú, la ONU evoca «crímenes de guerra

66
0

Las autoridades ucranianas acusaron el miércoles a Rusia de bombardear un centro de la Cruz Roja en Mariupol y la ciudad de Cherniguiv, mientras que el Kremlin desvaneció las esperanzas de un «avance» tras las conversaciones del día anterior.

Ucrania también acusó a las fuerzas rusas de «volver a utilizar proyectiles de fósforo hoy en Marinka» (con una población de 10.000 habitantes antes del inicio de la invasión rusa), en voz del jefe de la administración militar de la región de Donetsk, Pavel Kyrylenko. «Una docena de incendios [causés par ces obus] han sido localizados y controlados por el personal del Servicio Estatal de Emergencias», continuó.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió que los ataques de las fuerzas rusas en Ucrania «podrían ser crímenes de guerra».

En su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, la Sra. Bachelet no dejó lugar a dudas de que cree que Rusia es la principal culpable, aunque no exculpó del todo a las fuerzas ucranianas.

Cherniguiv, en el norte de Ucrania, fue «bombardeada toda la noche», dijo el gobernador regional Vyacheslav Chaus el miércoles. Después de Mariupol (sureste), Cherniguiv, que tenía una población de 280.000 habitantes antes de la guerra, es la ciudad más afectada por los bombardeos desde que comenzó la guerra el 24 de febrero.

Las fuerzas rusas están comenzando a retirarse del emplazamiento nuclear de Chernóbil, del que tomaron el control el primer día de la invasión de Ucrania, según ha declarado un alto funcionario del Pentágono.

Los militares rusos han comenzado a retirarse del aeropuerto de Gostomel, al noroeste de Kiev, y «Chernóbil es otra zona en la que están comenzando a reposicionarse, abandonando Chernóbil y adentrándose en Bielorrusia», dijo a los periodistas la persona, que pidió el anonimato.

¿Negociaciones estancadas?

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitry Peskov, parece retractarse de los anuncios realizados por Moscú tras las conversaciones mantenidas el martes en Estambul entre las partes enfrentadas, y afirma que no puede «informar de nada muy prometedor ni de ningún tipo de avance».

«Por el momento, no podemos hablar de progreso y no lo vamos a hacer», insistió el miércoles, añadiendo que tampoco había «ningún progreso» en la organización de una posible reunión entre el presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky.

Estas palabras contrastan con las mucho más positivas de los funcionarios rusos en Estambul el día anterior. El viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin, había dicho que Moscú «reduciría radicalmente [son] actividad militar en dirección a Kiev y Chernigury».

Lea también la noticia :  Guerra en Ucrania: Emmanuel Macron consultó a los expresidentes Hollande y Sarkozy

Estas promesas fueron recibidas inmediatamente con escepticismo por Ucrania y sus aliados occidentales.

El portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano, Oleksandre Motuzyanyk, declaró el miércoles que había visto salir algunas unidades de Kiev y Cherniguiv, pero «no una retirada masiva de tropas rusas de estas zonas».

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tenía previsto reunirse con Zelensky a las 14:45 GMT (10:45 en Quebec) el miércoles, dijo la Casa Blanca. El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió una «intensificación continua de las sanciones» hasta que se vayan todas las tropas rusas.

Irpin está controlada «al 100%» por los ucranianos

En Kiev y sus alrededores se escucharon varias veces durante la noche sirenas de aviso y se oyeron explosiones procedentes de Irpin, al norte de la capital.

Irpin está ahora «100% controlada por el ejército ucraniano», dijo el miércoles el alcalde Oleksander Markushin. Sin embargo, pidió a sus conciudadanos que «no volvieran» por el momento, ya que la ciudad, medio destruida, sigue siendo objeto de bombardeos y sigue siendo «peligrosa».

«Unas 200 o 300 personas han muerto desgraciadamente» en Irpin desde el inicio de las hostilidades, lamentó.

El ejército ucraniano también ha recuperado el control de una carretera estratégica que une Kharkiv con Chuguyev, en el este de Ucrania, constataron el miércoles los reporteros de AFP.

«Hay cadáveres rusos esparcidos por todas partes», dijo a la AFP un oficial de la inteligencia ucraniana. «Los combates eran muy duros, a veces a diez metros de distancia. Duró casi tres días».

El jefe de la administración militar regional de Kiev, Oleksander Pavliouk, también informó el miércoles de un «ciberataque masivo» a la página web de su administración.

Cuatro millones de refugiados

En cinco semanas de guerra, más de cuatro millones de ucranianos se han visto obligados a huir de su país, según ha anunciado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Europa no había visto tal avalancha de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.

En total, más de diez millones de personas, más de una cuarta parte de la población del país, se han visto obligadas a abandonar sus hogares. El conflicto dejó 1.189 civiles muertos y 1.901 heridos, según el ACNUR.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU anunció que proporcionaba ayuda alimentaria de emergencia a un millón de personas en Ucrania.

En Mariupol, unos 160.000 civiles siguen atrapados bajo las bombas y se enfrentan a una «catástrofe humanitaria», viviendo en refugios sin electricidad y con falta de alimentos y agua, según los informes.

Lea también la noticia :  Foto Alain Delon : las fotos más bonitas de Alain Delon

Las fuerzas rusas «bombardearon deliberadamente un edificio del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)» en este puerto estratégico del sureste de Ucrania, declaró Lyudmyla Denissova, responsable de derechos humanos del Parlamento ucraniano, que dijo no tener información «sobre las víctimas».

Una portavoz de la Cruz Roja en Ginebra dijo a la AFP que no tenía información inmediata porque no tenía un «equipo sobre el terreno».

Según el ayuntamiento, las fuerzas rusas también evacuaron por la fuerza un hospital de maternidad a Rusia, llevándose a «más de 70 personas, mujeres y personal médico».

En total, más de 20.000 residentes de Mariupol fueron evacuados «en contra de su voluntad» a Rusia, según el municipio, que afirmó que se les confiscó la documentación y se les redirigió «a ciudades rusas lejanas».

Esta información no puede verificarse de forma independiente, ya que la ciudad está sitiada desde finales de febrero y las comunicaciones fallan.

En el noreste de Ucrania, Trostyanets, que normalmente tiene una población de 20.000 habitantes, fue reconquistada el pasado fin de semana por las fuerzas ucranianas. Tras un mes de ocupación, los rusos se marcharon sin apenas luchar, según múltiples testimonios recogidos por la AFP en esta ciudad parcialmente destruida.

La cuestión de las centrales nucleares

La seguridad de las centrales nucleares ucranianas sigue siendo otra cuestión clave. El director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, visitó el miércoles la central de Yuzhno-Oukrainsk, en el sur del país, y prometió al personal «un apoyo eficaz en este periodo extremadamente difícil».

Desde el comienzo de la ofensiva militar rusa, el Sr. Grossi ha advertido repetidamente de los peligros de esta guerra, la primera que se libra en un país con una gran flota nuclear, así como con varios depósitos de residuos nucleares.

«Ya hemos evitado por poco varios incidentes. No podemos perder más tiempo», dijo el martes.

La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Verechtchouk, dio la voz de alarma sobre el emplazamiento de Chernóbil, escenario de la peor catástrofe nuclear de la historia en 1986, que cayó en manos rusas.

«Los ocupantes rusos han creado un enorme vertedero de municiones en la zona de exclusión alrededor de Chernóbil. Pueden explotar en cualquier momento» y provocar así un «colosal desastre ecológico», advirtió.

Artículo anteriorParada del gas ruso: ¿qué consecuencias inmediatas tiene para Francia y Europa?
Artículo siguienteBritney Spears habla sobre la traición de Justin Timberlake
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.