Inicio Economía Menos de la mitad de la población en las urnas en el...

Menos de la mitad de la población en las urnas en el Líbano

34
0

La participación fue baja el domingo en las primeras elecciones parlamentarias de Líbano desde un levantamiento popular en octubre de 2019 para exigir la salida de una clase política a la que se culpa de la peor crisis socioeconómica del país.

Se espera que los sondeos mantengan el statu quo a favor de las fuerzas políticas tradicionales, pero los resultados preliminares filtrados por la noche mostraban que los candidatos independientes estaban avanzando en varias zonas, incluido el sur del Líbano, bastión del poderoso movimiento chiíta Hezbolá.

El Ministerio del Interior libanés anunció una participación del 41% tras el cierre de las urnas a las 19:00 horas (16:00 GMT), ya que unos 3,9 millones de votantes estaban llamados a depositar su voto para la renovación del Parlamento de 128 miembros.

El recuento de votos continuó durante la noche, y se espera que los resultados finales sean el lunes.

«Las elecciones son una forma de desarraigar a la clase política, no sólo de pedirle cuentas», dice Chadi, de 38 años, que perdió su casa en la devastadora explosión del puerto de Beirut en agosto de 2020.

Desde 2019, Líbano está sumido en una crisis socioeconómica calificada por el Banco Mundial como la peor del mundo desde 1850 y causada por décadas de mala gestión y corrupción de una clase dirigente que ha permanecido prácticamente inalterada durante décadas.

Después de votar en el distrito de Karantina, en Beirut, Cynthia Toukajian, una consultora de 37 años, dijo que «espera que quienes contribuyeron a mantener un sistema fallido sientan ahora el deber de ayudar a limpiarlo votando» contra los partidos gobernantes.

Lea también la noticia :  La amiga íntima de Céline Dion confiesa su estado de salud: "No puede salir de la cama".

En casi dos años, la moneda nacional ha perdido más del 90% de su valor en el mercado negro, y la tasa de desempleo casi se ha triplicado. Casi el 80% de la población vive ahora por debajo del umbral de la pobreza, según la ONU.

La caída libre de la economía y el colapso de los servicios públicos básicos han expulsado a muchos libaneses del país.

Las elecciones se celebran según una ley aprobada en 2017, en beneficio de los partidos gobernantes, y en ausencia del principal líder suní Saad Hariri, que las boicotea.

En el barrio suní de Tarik Jdide, en Beirut, bastión del partido de Hariri, los partidarios del ex primer ministro instalaron varias piscinas hinchables en medio de las calles para expresar su intención de boicotear los comicios, observaron los fotógrafos de la AFP.

En 2018, las elecciones legislativas estuvieron dominadas por Hezbolá y sus aliados, entre ellos el Movimiento Patriótico Libre (MPL) del presidente Aoun y el movimiento chiíta Amal del presidente del Parlamento, Nabih Berri.

Incidentes y ataques

Se desplegó una fuerte presencia de seguridad para las elecciones, pero se registraron varios incidentes en zonas donde Hezbolá tiene una fuerte presencia, en los que se vieron implicados partidarios de formaciones rivales.

Lea también la noticia :  Kate Middleton: esta simpática aparición con escolares británicos

Según la Asociación Libanesa para la Democracia en las Elecciones (LADE), encargada de la supervisión, varios de sus miembros fueron atacados en los colegios electorales, especialmente en la Bekaa oriental, bastión de Hezbolá.

En la misma región, el partido cristiano Fuerzas Libanesas, fuertemente opuesto a las armas del partido chiíta, dijo en un comunicado que varios de sus delegados fueron golpeados y expulsados de los colegios electorales.

LADE también publicó un vídeo en el que se ve a partidarios de Hezbolá acosando a un candidato independiente en los suburbios del sur de Beirut, otro bastión del poderoso movimiento proiraní.

También en los suburbios del sur de la capital, las fuerzas de seguridad detuvieron a un hombre por insultar al presidente libanés Michel Aoun a la salida de un colegio electoral, según informaron los medios locales.

«Estoy a favor del cambio porque conocemos a esta clase política», que no ha cambiado desde el final de la guerra civil hace tres décadas, dijo Nayla a la AFP tras votar en la capital, Gemmayzeh. Para este estudiante de 28 años, el Líbano necesita urgentemente «caras nuevas».

Muchos de los candidatos, tanto de los partidos tradicionales como de los independientes, hicieron campaña con eslóganes «soberanistas», acusando a Hezbolá de servir a los intereses de Irán y de mantener su control sobre Líbano con un gran arsenal militar.

Artículo anteriorGerhard Schröder, cercano a Putin, privado de parte de sus beneficios como ex canciller
Artículo siguienteIsabel II: sonriente en esta nueva aparición pública
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.