Inicio Internacional Madagascar: al menos 85 muertos tras el hundimiento de un barco

Madagascar: al menos 85 muertos tras el hundimiento de un barco

31
0
El número de muertos por el hundimiento de un carguero el lunes en el noreste de Madagascar ha aumentado a 85, según informaron el jueves las autoridades marítimas y la policía. Los temporeros malgaches que murieron en la tragedia acababan de terminar de cosechar clavos y regresaban con sus familias para pasar la Navidad.

El número de personas fallecidas en un naufragio en el noreste de Madagascar se eleva a 85, después de que se descubriera que el barco transportaba clavos y volvía a casa por Navidad. El carguero de madera de 12 metros de eslora que se hundió el lunes no podía llevar pasajeros, pero llevaba 138 personas a bordo, según informaron el jueves las autoridades marítimas.

Cincuenta personas rescatadas

La embarcación partió de la pequeña ciudad de Antseraka hacia Soanierana-Ivongo, menos de cien kilómetros más al sur, y encalló cerca de su destino. «El balance es de 85 muertos, de los cuales 21 cuerpos fueron sacados del agua», declaró el miércoles a la AFP el general de la Gendarmería Zafisambatra Ravoavy. Según un funcionario marítimo, se rescató a «mucha gente», mientras que tres pasajeros siguen desaparecidos.

Según los primeros elementos de la investigación, el motor tenía un problema técnico. «El barco estaba a merced de las olas y encalló en un arrecife» antes de hacer agua, dijo Adrien Ratsimbazafy, de la Agencia Marítima y Portuaria Fluvial (APMF).

La mayoría de los pasajeros eran trabajadores estacionales

«Los servicios de rescate encontraron efectos personales, documentos de identidad y dinero», declaró el jueves a la AFP Alban Menavolo, el joven alcalde de Soanierana-Ivongo. «La mayoría de los pasajeros eran temporeros del campo», dijo. «Los malgaches se habían ido a cosechar clavo un poco más al norte del puerto de partida, y al tomar el barco pretendían reunirse con sus familias con el dinero ganado para las fiestas de fin de año.

Lea también la noticia :  Los Estados Unidos se movilizan contra la ola de Omicron

La distancia entre ambas localidades es de poco más de dos horas en barco, frente a las al menos ocho horas en bush-taxi, según varios residentes. «Muchas de las víctimas son de aquí, yo conocía a algunas de ellas. El pueblo está de luto», dijo el alcalde, que se declaró abrumado por el cansancio y el miedo, entre los múltiples entierros y el transporte de cadáveres entre su pueblo y las localidades vecinas.

Al final de la temporada del clavo

La temporada del clavo, uno de los principales productos de exportación de Madagascar junto con la vainilla, dura de octubre a finales de diciembre. Estos botones florales secos, llamados clavos, se utilizan en la cocina pero también por sus virtudes terapéuticas. El jueves está prevista una misa por los fallecidos y las banderas ondean a media asta en todo el país. El Presidente Andy Rajoelina anunció el martes el día de luto nacional para conmemorar la tragedia del naufragio y del accidente de helicóptero que dejó dos personas desaparecidas el mismo día.

Lea también la noticia :  El Tribunal Supremo permite que los tribunales se pronuncien sobre la ley antiaborto de Texas

El lunes por la noche, un helicóptero que salió de la capital, Antananarivo, para dirigirse a la zona del naufragio se estrelló en el mar, con el Secretario de Estado de la Gendarmería, Serge Gellé, a bordo. Expulsado del avión, el Sr. Gellé y un gendarme sobrevivieron, nadando durante casi doce horas para llegar a la orilla. Otros dos gendarmes, incluido el piloto, están desaparecidos.

El helicóptero no «cayó desde una gran altura».

«Todavía no me ha llegado el turno de morir, gracias a Dios», dijo el general Gellé, de 57 años, poco después de ser rescatado por los pescadores cerca de la playa de Mahambo, a unos 75 km al norte de Toamasina, la principal ciudad portuaria del este de Madagascar. «No lo esperábamos en absoluto. El helicóptero fue golpeado por ráfagas de viento. Y caímos», dijo más tarde a la AFP. No fue «culpa del piloto» ni un problema mecánico, dijo.

Añadió: «Si sigo vivo (…) es porque volábamos a baja altura, no caímos desde una gran altura porque volábamos bajo y siguiendo el mar».

Artículo anteriorEl policía que mató a George Floyd admite su responsabilidad
Artículo siguienteVanessa Paradis y Lily-Rose Depp: sus más bellas apariciones madre-hija
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".