Inicio Economía Los republicanos ganan las elecciones locales en Virginia

Los republicanos ganan las elecciones locales en Virginia

113
0

La bofetada en la cara. Justo un año después de dar a Joe Biden una ventaja de 10 puntos en las elecciones presidenciales de 2020, Virginia envió el martes por la noche un fuerte mensaje a la administración demócrata al devolver la gobernación del estado a un republicano, Glenn Youngkin, que fue respaldado y apoyado por Donald Trump. Es el primer republicano que recupera un puesto electo clave en Virginia en 12 años.

Con una participación descrita como «muy fuerte» por los funcionarios electorales, los virginianos se negaron así a dar al demócrata Terry McAuliffe un segundo mandato.

Los resultados de esta elección local, observada por todo el país por celebrarse al margen de los difíciles primeros meses de la administración Biden, confirmaron sin embargo una tradición en el estado que, desde hace 44 años, elige a un gobernador que no representa al partido en el poder en Washington.

Sólo uno ha conseguido romper este esquema en 2013: Terry McAuliffe, en su primer mandato bajo la administración de Barack Obama, que llegó a apoyar su campaña en los últimos días. Joe Biden y Kamala Harris también participaron en la campaña, alarmando a los votantes sobre la posibilidad de que se produzca un retroceso si ganan los republicanos.

La administración de Biden tiene problemas

«Esta elección será analizada con lupa por los demócratas, que jugaron contra Youngkin la misma estrategia anti-Trump que en las elecciones presidenciales», comenta la politóloga Alexandra Reckendorf, especialista en comportamiento de los votantes y opinión política de la Virginia Commonwealth University. Una estrategia que no ha funcionado esta vez.

Dijo que el voto estaba influido en parte por la dificultad que ha tenido la administración de Biden para cumplir sus promesas de ambiciosos programas sociales y políticas medioambientales, debido a los numerosos bloqueos legislativos tanto del campo republicano como de su propio partido. Para algunos votantes, los demócratas no pueden cumplir», dice. Y su voto le quita una confianza que el partido en el poder ya no merece.

Lea también la noticia :  Ocho consejos para tener un pelo bonito en invierno

Apoyado por Donald Trump, Youngkin se negó a aparecer en su presencia durante toda la campaña, sin embargo, para evitar comparaciones. Comparaciones que el bando contrario no ha dejado de resaltar, calificando al candidato republicano como «el alter ego» del ex presidente. El lunes, en una declaración escrita, Donald Trump dijo que «se lleva muy bien» con Youngkin y aseguró que los dos hombres creían «firmemente en las mismas políticas».

La victoria de Glenn Youngkin marca también el triunfo del discurso ultraconservador y moralista que el político de 54 años -ex alto ejecutivo del Carlyle Group, un fondo de inversión cercano alestablecimiento Republicano – llevado durante su campaña. El republicano, que se opone abiertamente a las vacunas o a las mascarillas obligatorias para los niños, habló en nombre de los padres preocupados por que las teorías críticas sobre la raza y el racismo institucionalizado lleguen al plan de estudios de las escuelas públicas. Sin embargo, este temor no está respaldado por los hechos: estas teorías no se enseñan a los niños en Virginia.

Los otros votos

En el resto del país, la carrera por la gobernación de Nueva Jersey mantuvo en vilo a los votantes durante mucho tiempo, 24 horas después del cierre de las urnas. Aunque sorprendentemente se vio superado por el aspirante republicano Jack Ciattarelli, el demócrata Phil Murphy consiguió mantener su escaño en una victoria muy ajustada, según informó Associated Press por la noche. Murphy -a menudo descrito como uno de los gobernadores más progresistas del país- obtuvo el 50% de los votos frente al 49,2% de Ciattarelli, según el recuento de la noche. En el momento de escribir este artículo, el republicano aún no había concedido la victoria.

Lea también la noticia :  Covid-19: Merck ha solicitado la aprobación de su medicamento en EE.UU.

La noche electoral del martes también vio al demócrata Eric Adams ganar la alcaldía de Nueva York, convirtiéndose en el segundo alcalde afroamericano de la historia de la ciudad. Boston también eligió a la concejala Michelle Wu, que se convierte en la primera alcaldesa de la ciudad de origen asiático.

Varios referendos de iniciativa popular también llevaron a los votantes a las urnas. Los votantes de Minneapolis votaron sobre la «sustitución de los departamentos de policía por departamentos de seguridad pública», más de un año después del asesinato de George Floyd y del nacimiento del lema «define a la policía». Más del 56% de los habitantes de esta gran ciudad de Minnesota votaron en contra. Si la medida hubiera obtenido el apoyo popular, las funciones del departamento de policía habrían sido determinadas por el alcalde y el consejo municipal, y se habrían destinado más recursos a la contratación de trabajadores psicosociales.

Con Jean-Louis Bordeleau

Este reportaje se ha financiado en parte con el apoyo del Fondo Internacional de Periodismo Transat.Le Devoir.

Artículo anteriorCOP26: la táctica de presión de Macron para los países más contaminantes
Artículo siguienteEstrella infantil: Shiloh Jolie-Pitt, itinerario de una «hija de» no como las demás
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.