Inicio Economía La variante Omicron corre el riesgo de convertirse en mayoritaria en Europa,...

La variante Omicron corre el riesgo de convertirse en mayoritaria en Europa, Alemania decide imponer restricciones drásticas

19
0

Alemania va a imponer severas restricciones a los que no se vacunen, imponiendo un casi confinamiento, en medio del pánico mundial por la variante Omicron, que probablemente será mayoritaria en Europa en los «próximos meses», según la agencia de enfermedades de la Unión Europea.

La canciller Angela Merkel anunció el jueves restricciones más estrictas para las personas no vacunadas contra el COVID-19, imponiendo un cierre virtual, sin acceso a tiendas, restaurantes, lugares culturales o de ocio no esenciales.

Ahora también tendrán que limitar sus contactos, dentro o fuera del hogar, a no más de dos personas de otro hogar.

Las nuevas medidas se tomaron tras una reunión con su sucesor, Olaf Scholz, y los líderes de las 16 regiones del país. Un proyecto de ley sobre la vacunación obligatoria, que el Sr. Scholz apoya, se presentará al Parlamento para que entre en vigor en febrero o marzo.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), con sede en Estocolmo, afirmó que «los datos preliminares sugieren una ventaja sustancial» de la nueva variante respecto a la variante Delta, anteriormente dominante.

Basándose en estos modelos matemáticos, «Omicron podría causar más de la mitad de las infecciones causadas por el SARS-CoV-2 en la Unión Europea en los próximos meses», advirtió la agencia el jueves.

El miércoles, la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que «hay que debatir» la vacunación obligatoria en los Estados miembros de la UE.

Por el momento, el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayó en Ginebra que la falta de cobertura de vacunación contra el COVID y la falta de cribado constituyen una combinación «tóxica».

«Una cuestión de elección»

Es «una receta perfecta para que las variantes se reproduzcan y amplifiquen», advirtió, y subrayó que acabar con la pandemia es «una cuestión de elección».

Lea también la noticia :  La reina Isabel II, en reposo, asistirá a un acto oficial el domingo

En Sudáfrica, donde la semana pasada se anunció la identificación de la variante Omicron, y donde menos de una cuarta parte de la población está vacunada, las autoridades dijeron al parlamento que el virus se estaba propagando «exponencialmente». La nueva variante, claramente muy contagiosa, ya es dominante.

Según un investigador del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD) de Sudáfrica, los anticuerpos de una primera infección con COVID-19 no evitan la reinfección con la variante Omicron.

«Creemos que la infección previa no protege contra Omicron», dijo Anne von Gottberg en una rueda de prensa en la Oficina Regional de la OMS para África.

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, ha denunciado el cierre de las fronteras como una forma de «apartheid» contra una África poco vacunada.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también dijo que la prioridad seguía siendo «garantizar que las vacunas se produzcan y distribuyan lo más rápidamente posible en todo el mundo».

Los países desarrollados del G20 han gastado 10 billones de dólares para proteger sus economías durante la crisis, mientras que vacunar al mundo sólo costaría 50.000 millones de dólares, lamentó Laurence Boone, economista jefe de la OCDE.

La variante Omicron ha sido vista en todos los continentes, incluida Europa, que ya se enfrentaba a un fuerte repunte de la epidemia antes de su aparición.

Después de muchos otros países, Irlanda, Islandia e India anunciaron sus primeros casos. Francia ha confirmado un primer caso en su territorio continental.

En Noruega, se temen unos cincuenta casos de la variante Omicron después de una comida navideña.

Los Estados del Viejo Continente decidieron volver a endurecer las restricciones sanitarias: controles fronterizos, prohibición de viajar al sur de África, mascarillas obligatorias en los transportes y comercios del Reino Unido, recomendaciones de vacunar a los niños vulnerables en Francia, etc.

Lea también la noticia :  Un embrión de dinosaurio perfectamente fosilizado estaba a punto de eclosionar en un ave

«Virus sin fronteras

Estados Unidos anunció el jueves un refuerzo de las pruebas para los viajeros que entren en el país la próxima semana, tras anunciar un día antes su primer caso de la variante Omicron.

En Asia, Japón, ahora cerrado a los extranjeros, ha informado de dos casos de la nueva variante y el miércoles pidió a las aerolíneas que suspendieran las nuevas reservas a su territorio durante un mes.

Nigeria, el país más poblado de África, también ha registrado sus tres primeros casos, personas que regresaban de Sudáfrica, al igual que los tres primeros casos en Brasil.

Se ha notificado un primer caso en Arabia Saudí -un hombre saudí que regresaba del norte de África- y en los Emiratos Árabes Unidos.

Varios laboratorios, entre ellos Moderna, AstraZeneca, Pfizer/BioNTech y Novavax, expresaron su confianza en su capacidad para crear una nueva vacuna contra Omicron. Rusia también ha anunciado que está trabajando en una versión de su «Sputnik V» dirigida específicamente a esta variante.

Desde la aparición de la dominante y ya muy contagiosa Delta, una variante de COVID-19 no había causado tanta preocupación.

La OMS considera que la «probabilidad de que Omicron se extienda a nivel mundial» es «alta», aunque quedan muchas incógnitas: contagio, eficacia de las vacunas existentes, gravedad de los síntomas.

Afortunadamente, hasta la fecha no se ha informado de ninguna muerte asociada a Omicron.

El COVID-19 ha matado al menos a 5.223.072 personas en todo el mundo desde que surgió a finales de 2019 en China, según un recuento realizado este jueves por AFP.

Artículo anteriorPesca post-Brexit: Guernsey concede 40 licencias a buques franceses
Artículo siguienteSelena Gomez: su nueva iniciativa para desestigmatizar la salud mental
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.