Inicio Economía La ofensiva rusa se intensifica a pesar de las conversaciones y la...

La ofensiva rusa se intensifica a pesar de las conversaciones y la concesión de Zelensky

60
0

La ofensiva rusa en Ucrania se intensificó el martes, con una serie de ataques sobre Kiev, que está sometida a un toque de queda, a pesar de la reanudación de las conversaciones de alto el fuego y de una importante concesión del presidente ucraniano, que dijo estar dispuesto a renunciar a la pertenencia a la OTAN.

Al menos cuatro personas han sido sacadas muertas y otras 40 con vida de un edificio de apartamentos en un barrio del oeste de Kiev, Sviatoshin, después de que un ataque ruso provocara un incendio en el lugar, según un informe de las autoridades locales.

Otro edificio fue alcanzado en el distrito noroccidental de Podil, más cercano al centro de la ciudad, dejando una persona herida.

«La explosión fue enorme», dijo a la AFP Alla Rahulina, una mujer de 64 años, sollozando. «La gente estaba durmiendo y los fragmentos de vidrio volaban en todas direcciones. Me lanzaron literalmente contra la pared: es realmente un milagro que no muriera nadie.

Pierre Zakrzewski, un camarógrafo con experiencia en zonas de guerra que trabajaba para Fox News, fue asesinado y su colega Benjamin Hall resultó herido en la periferia del noroeste de la capital, informó el martes la cadena de televisión estadounidense. El periodista estadounidense Brent Renaud fue asesinado el domingo en los suburbios del noroeste.

Kiev atraviesa «un momento peligroso y difícil», dijo el martes su alcalde, Vitali Klitschko, que declaró el toque de queda desde las 20:00 horas del martes hasta las 7:00 horas del jueves (hora local).

Para «reforzar la defensa de Kiev», el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, ha nombrado jefe de la región militar de la capital a Olexander Pavliouk, que hasta ahora dirigía las operaciones militares en el este de Ucrania.

La ciudad, que las fuerzas rusas intentan cercar, ha sido vaciada de al menos la mitad de sus 3,5 millones de habitantes desde que comenzó el conflicto el 24 de febrero.

Rusia da un portazo al Consejo de Europa

Rusia decidió el martes abandonar el Consejo de Europa, acusando a la OTAN y a la Unión Europea de utilizarlo como instrumento para «su expansión militar-política y económica en el Este», en el vigésimo día de la invasión de Ucrania por las fuerzas rusas.

«La notificación de la retirada de la Federación Rusa de la organización fue entregada el martes a su secretaria general, Marija Pejcinovic Buric, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso en un comunicado.

«El Secretario General ha recibido la notificación formal de la retirada de la Federación Rusa de la Organización […] así como información sobre su intención de denunciar el Convenio Europeo de Derechos Humanos», confirmó Daniel Höltgen, portavoz del Consejo de Europa.

El Consejo de Europa, creado en 1949, ha reunido hasta ahora a casi todos los Estados del continente, 47 en total, incluidos Rusia desde 1996 y Ucrania desde 1995. Sólo Bielorrusia, aliada de Moscú, no era miembro.

«Quienes nos obliguen a dar este paso serán plenamente responsables de la destrucción del espacio humanitario y jurídico común en el continente y de las consecuencias para el propio Consejo de Europa, que, sin Rusia, perderá su estatus paneuropeo», dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

Lea también la noticia :  La escasez de leche infantil en Estados Unidos se resolverá en semanas

¿No hay OTAN para Ucrania?

No obstante, la desierta capital espera la visita del Primer Ministro polaco, Mateusz Morawiecki, del Primer Ministro checo, Petr Fiala, y del Primer Ministro esloveno, Janez Jansa, que salieron el martes de Polonia en tren para reunirse con el Presidente Zelensky y el Primer Ministro Denys Chmygal.

Pretenden «reafirmar el apoyo inequívoco de toda la Unión Europea» a Ucrania y presentar «un amplio paquete de medidas de apoyo», según Varsovia.

El viaje se produce en el contexto de la reanudación de las conversaciones entre Rusia y Ucrania el martes por la tarde, tras una pausa de 24 horas.

«Las negociaciones están en marcha», dijo en Twitter Mykhailo Podoliak, el negociador jefe ucraniano. Las conversaciones incluyen «un alto el fuego y la retirada de las tropas» del territorio ucraniano.

Las negociaciones se están llevando a cabo por videoconferencia, después de tres sesiones cara a cara en la vecina Bielorrusia y una reunión el jueves en Turquía de los jefes de los servicios diplomáticos ruso y ucraniano.

El Kremlin dijo el martes que era prematuro hacer cualquier «predicción», mientras que un asesor de la presidencia ucraniana dijo que era posible un acuerdo de paz para «finales de mayo».

Sin embargo, el Presidente Zelensky pareció hacer una importante concesión, al reconocer que su país no entraría en la OTAN.

«Llevamos años escuchando que las puertas estaban abiertas, pero también escuchamos que no podríamos ingresar. Esta es la verdad y tenemos que reconocerla», dijo en una reunión con funcionarios occidentales.

Ya había dicho recientemente que había «moderado su posición» sobre el tema.

Vladimir Putin justificó la invasión de Ucrania en parte por el temor a que este país, una antigua república soviética, se uniera a la alianza militar occidental, que considera una amenaza existencial para Rusia.

Tres millones de refugiados

A la espera del resultado de las conversaciones, Rusia está ampliando su ofensiva a toda Ucrania, habiendo mencionado el lunes «la posibilidad de tomar bajo control total (las) principales ciudades que ya están rodeadas».

La ofensiva se dirige ahora también al oeste de Ucrania. Después de los ataques a una base militar cerca de Polonia el domingo, un ataque el lunes contra una torre de televisión cerca de Rivne mató a 19 personas, según el último informe de las autoridades locales el martes.

Los combates también se acercan a la gran ciudad de Dnipro, situada estratégicamente en el centro del país, a orillas del río Dniéper. Su aeropuerto fue bombardeado y destruido en gran parte el lunes por la noche, dijo su alcalde.

En el sur, los rusos siguen intentando tomar Mariupol, una estratégica ciudad portuaria en el Mar de Azov, que lleva días asediada, según el Estado Mayor ucraniano.

Unos 2.000 vehículos pudieron salir de la ciudad el martes a través de un corredor humanitario hacia Zaporozhie, según el municipio. Pero hasta 300.000 personas siguen atrapadas, refugiadas en sótanos y sin acceso a nada.

Más al oeste, Mykolaiev, la última esclusa de la carretera a Odessa en el Mar Negro, también es bombardeada regularmente.

En un hospital de maternidad de la ciudad, las mujeres bajan al sótano donde se ha habilitado una sala de partos, informa AFP.

Lea también la noticia :  Megan Fox y Machine Gun Kelly: este vergonzoso vídeo plantea dudas sobre su relación

«En tiempos de paz, era un lugar utilizado por los fontaneros, los técnicos. Hace cuatro o cinco días, dos mujeres dieron a luz simultáneamente en esta sala», dijo el médico jefe Andriy Hrybanov.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo el martes que más de tres millones de personas han huido de Ucrania, en su mayoría a Polonia, en casi tres semanas de conflicto. De ellos, 1,4 millones son niños, «casi un niño por segundo», según UNICEF.

Erupción televisiva

En un raro momento de protesta pública en Rusia, una mujer, Marina Ovsiannikova, irrumpió el lunes por la noche en el plató de una importante cadena de televisión rusa para la que trabajaba con una pancarta en la que criticaba la ofensiva en Ucrania.

«No a la guerra. No te creas la propaganda. Aquí te están mintiendo», decía.

El vídeo del incidente inundó las redes sociales, y muchas personas alabaron el «extraordinario valor».

El manifestante fue detenido, y el Kremlin denunció un acto de «gamberrismo».

En una comparecencia ante el juez el martes, no relacionada directamente con su acción en la televisión, sino con un vídeo que colgó en Internet, negó toda culpabilidad.

«Sigo convencido de que Rusia está cometiendo un crimen […] y que es el agresor de Ucrania», dijo con calma.

Fue multada con 30.000 rublos (unos 350 dólares canadienses) y puesta en libertad.

El presidente francés, Emmanuel Macron, había dicho antes de la sentencia que Francia «lanzaría medidas» para concederle «protección consular» o asilo.

El uso de la palabra «guerra» por parte de los medios de comunicación o de particulares para describir la intervención rusa en Ucrania se castiga con un juicio y fuertes sanciones. Las autoridades rusas lo llaman «operación militar especial».

Nuevas sanciones: productos de lujo afectados

Al mismo tiempo, Occidente sigue endureciendo las sanciones contra Rusia.

El martes debía entrar en vigor una cuarta serie de medidas punitivas de la UE que afectaban al acceso al mercado, las exportaciones de productos de lujo como el champán y la pertenencia a instituciones financieras internacionales.

Londres también anunció nuevas sanciones, entre ellas el aumento de los aranceles sobre el vodka y la prohibición de exportar productos de lujo a Rusia.

El Tesoro de Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra el presidente bielorruso Alexander Lukashenko y su esposa, así como contra personas y una entidad rusas, por corrupción y violaciones de los derechos humanos.

Rusia adoptó el martes por primera vez contra-sanciones, dirigidas al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y a varios miembros de sus gobiernos.

Un total de 13 funcionarios estadounidenses están en el punto de mira, entre ellos el Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y el jefe del Pentágono, Lloyd Austin, según el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso. Pero no se han dado detalles de las medidas, el ministerio sólo ha dicho que siguen «el principio de reciprocidad».

Rusia también anunció el martes que había «notificado» su retirada del Consejo de Europa. La organización de derechos humanos amenazó el jueves con tomar la medida sin precedentes de excluir a Rusia de sus filas.

Artículo anteriorUcrania: Macron está dispuesto a ofrecer protección consular a la mujer rusa que protestó en televisión
Artículo siguienteKanye West acusa a Kim Kardashian de impedirle ver a sus hijos
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.