Inicio Economía La llama olímpica camino de China… con polémica

La llama olímpica camino de China… con polémica

39
0

La llama olímpica comenzó su viaje a Pekín el martes, tres meses y medio antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, que han sido denunciados con fuerza por los activistas de derechos humanos como una operación de «blanqueo deportivo» por parte del régimen chino.

«La ambición de China es organizar unos Juegos seguros y espléndidos. En Atenas, el vicepresidente del comité organizador de Pekín-2022, Yu Zaiqing, dio el pistoletazo de salida al tradicional recorrido largo de la llama, encendida la víspera en Olimpia.

Está previsto que vuele a Pekín, donde llegará el miércoles por la mañana antes de emprender una gira por China hasta la ceremonia de inauguración del 4 de febrero de 2022 en el Estadio Nacional de Pekín, el «Nido de Pájaro».

«La llama olímpica viajará a la Gran Muralla y a otras partes de China, llevando consigo la luz de la paz y la amistad», dijo Yu Zaiqing.

En Pekín, la primera ciudad de la historia que acoge tanto los Juegos de Verano como los de Invierno, se espera que unos 2.900 atletas de 85 comités olímpicos compitan en las Olimpiadas del 4 al 20 de febrero. Los Juegos Paralímpicos siguieron del 4 al 13 de marzo.

La pandemia hizo que no hubiera espectadores en el encendido de la llama el lunes en el antiguo emplazamiento de Olimpia, en la ceremonia de entrega el martes en el Estadio Panatenaico, ni en el relevo de la antorcha, muy reducido.

Lea también la noticia :  Más de la mitad de los afganos sufrirán pronto una grave inseguridad alimentaria

«El deporte se desvanece»

«Puede que la pandemia nos haya impedido celebrar la ceremonia de la antorcha en público, pero estoy seguro de que el éxito y la seguridad de la organización de los Juegos será una nueva victoria de la humanidad sobre el coronavirus», deseó el presidente del Comité Olímpico Helénico, Spyros Kapralos.

Lejos de las felicitaciones, los activistas de los derechos humanos protestaron contra la celebración de los Juegos Olímpicos en China, como hicieron con los Juegos de Verano de 2008.

Critican especialmente las políticas de Pekín en el Tíbet, Hong Kong y sobre todo en Xinjiang (oeste), contra los uigures, minoría musulmana de habla turca.

El lunes, durante la ceremonia de encendido de la llama, los activistas intentaron desplegar una bandera tibetana y una pancarta » No a los juegos de genocidio antes de ser detenido por la seguridad».

«Esto es un blanqueo deportivo. No hay ninguna razón legítima para celebrar los Juegos durante un genocidio», afirmó Zumretay Arkin, portavoz del Congreso Mundial Uigur.

Estados Unidos afirma que Pekín está llevando a cabo un genocidio contra los uigures y otros pueblos turcos en Xinjiang, donde los expertos estiman que hay más de un millón de personas encarceladas.

Pekín niega el término genocidio y describe los campos como centros de formación profesional, una afirmación que rechazan los uigures, que dicen que se les obliga a abandonar sus tradiciones religiosas.

Lea también la noticia :  Covid-19: ¿cómo explicar el brote en Creuse?

«Orwelliano»

Según Zumretay Arkin, esta campaña «para poner de manifiesto los diversos abusos» del régimen chino es más fuerte que la campaña de 2008 contra los Juegos Olímpicos de Pekín, ya que reúne a «las comunidades uigures, las de Hong Kong, las tibetanas, las de Mongolia del Sur, las chinas y las taiwanesas».

Según estos activistas, los residentes de Hong Kong, los tibetanos y los uigures están sometidos a una vigilancia «orwelliana» en China, que, según ellos, ha empeorado tras los Juegos Olímpicos de 2008.

El COI está legitimando «una de las peores violaciones de los derechos humanos de todo el siglo XXI» y mancillando el espíritu de los Juegos, afirmó Pema Doma, director de la campaña Estudiantes por un Tíbet Libre.

«Estos Juegos no pueden seguir adelante como están previstos, deben ser aplazados», dijo.

El Presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, ha rechazado los llamamientos al boicot, defendiendo la neutralidad política del organismo y pidiendo a los Estados que asuman su responsabilidad.

A él mismo se le impidió, como esgrimista, participar en los Juegos de Moscú de 1980, que fueron boicoteados por su país, Alemania Occidental, y argumentó que un boicot sólo perjudicaría a los atletas.

El COI está trabajando en la cuestión de los derechos humanos «dentro de los límites de (su) competencia», dijo en marzo.

Artículo anteriorAlec Baldwin practicaba el desenfunde de su pistola en el fatal tiroteo en un plató de cine
Artículo siguienteCéline Dion: su hermana da cuenta de su estado de salud
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.