Inicio Economía La investigación sobre agresiones en el Capitolio se acerca un poco más...

La investigación sobre agresiones en el Capitolio se acerca un poco más a Trump

22
0

Un tribunal autorizó este jueves el traslado al Congreso de los documentos que podrían implicar a Donald Trump en el atentado del 6 de enero en el Capitolio, un revés para el expresidente que no piensa detenerse en él.

La decisión allana el camino para la transferencia de cientos de páginas de documentos a una comisión parlamentaria encargada de esclarecer el papel del ex presidente republicano en el atentado. Sin embargo, el tribunal le dio 14 días para apelar ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Su portavoz indicó inmediatamente que tenía la intención de hacerlo.

«Sea cual sea la decisión de hoy del Tribunal de Apelación, este caso siempre estuvo destinado a acabar en el Tribunal Supremo», dijo Liz Harrington en Twitter.

El presidente de la comisión, el demócrata Bennie Thompson, y su número dos, la republicana Liz Cheney, celebraron la decisión del tribunal.

«Llegaremos a la verdad», dijeron en un comunicado.

La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, también se congratuló de la decisión, afirmando que «no se debe permitir que nadie se interponga en el camino de la verdad».

Donald Trump quiere mantener en secreto los registros, incluidas las listas de personas que le visitaron o llamaron ese día.

Lea también la noticia :  ¿Kate Middleton "lista para ser reina"?

La comisión, controlada por los demócratas, está investigando el ataque perpetrado por sus partidarios en el edificio del Congreso mientras los funcionarios electos certificaban la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales.

El ex presidente, que niega cualquier responsabilidad en el asalto, denunció que se trata de «un juego político» y se negó a cooperar. Acudió a los tribunales amparándose en la prerrogativa ejecutiva de mantener la confidencialidad de sus comunicaciones, incluso ante las citaciones del Congreso.

Carrera contra el reloj

Tras unas primeras sentencias contradictorias, el tribunal de apelaciones dictaminó el jueves que no tenía motivos para anular la decisión del actual inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, de permitir que los Archivos Nacionales entregaran los documentos al Congreso.

«En este caso, un raro y poderoso conjunto de factores apoyan [le fait] hacer públicos los documentos en cuestión […] ante la necesidad de investigar y remediar el ataque violento y sin precedentes al Congreso», escribió la jueza Patricia Millett del Tribunal Federal de Apelaciones de Washington.

La decisión representa una importante victoria en la carrera contra el tiempo del Comité Selecto de la Cámara.

Lea también la noticia :  Elecciones para ver en todo el mundo en 2022

La comisión está desesperada por publicar sus conclusiones antes de las elecciones de mitad de mandato, en menos de un año, cuando los republicanos podrían recuperar el control de la Cámara y enterrar su trabajo.

Con ese plazo en mente, la comisión está avanzando a un ritmo rápido: ya ha escuchado a más de 300 testigos, dijo Liz Cheney el jueves.

Pero el ex ocupante de la Casa Blanca ha dado instrucciones a los que le rodean para que cierren filas.

Uno de los artífices de su victoria en 2016, el sulfuroso Steve Bannon, desairó las citaciones del Congreso y fue acusado de obstruir las investigaciones parlamentarias, por lo que se enfrenta a la cárcel.

El ex jefe de gabinete de Donald Trump, Mark Meadows, se enfrenta al mismo destino. La comisión se reunirá el lunes para decidir si recomienda la presentación de cargos contra él.

«No se dejen engañar: el presidente Trump está tratando de ocultar lo que sucedió el 6 de enero», advirtió Liz Cheney en Twitter. «No dejaremos que eso ocurra».

Artículo anteriorIsabel II y el Príncipe Carlos: el reverso de una difícil relación madre-hijo
Artículo siguienteMigrantes: en la frontera franco-británica, Frontex vigila la costa
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.