Inicio Economía La extrema derecha y la izquierda lideran la primera vuelta de las...

La extrema derecha y la izquierda lideran la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile

9
0

Dos candidatos situados en lados opuestos del espectro político, José Antonio Kast, por la extrema derecha, y Gabriel Boric, por la izquierda, estaban en camino de pasar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile el domingo por la noche.

Según los resultados parciales del 65,52% de las papeletas, José Antonio Kast, exdiputado y abogado de 55 años, obtuvo el 28,42% de los votos, por delante de Gabriel Boric, exdirigente estudiantil y diputado de 35 años, que obtuvo el 24,90%.

Unos 15 millones de votantes -de una población de 19 millones- estaban llamados a las urnas para elegir a siete candidatos presidenciales, renovar la totalidad de la Cámara de Diputados, la mitad del Senado y los consejos regionales. El candidato de la coalición de izquierdas «Apruebo dignidad», que incluye a los comunistas, y el líder del ultraconservador Partido Republicano eran los favoritos en los últimos sondeos.

Ambos eran outsiders, al margen de las coaliciones de derecha y centro-izquierda que han gobernado el país desde el final de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Gabriel Boric, el candidato presidencial más joven de la historia del país sudamericano, podría contar con el apoyo de millones de chilenos, muchos de ellos jóvenes, que anhelan una sociedad más igualitaria, tras la inédita ola de protestas sociales de finales de 2019.

«El país necesita un cambio, estamos cansados de los mismos políticos», dijo Felipe Rojas, un estudiante de 24 años, a las puertas de un colegio electoral en la capital. «Queremos votar, basta de este Chile», se impacienta Carla Fuenzalida, de 19 años.

Lea también la noticia :  Los chinos hacen acopio de alimentos

Pero en los últimos meses también se ha producido un ascenso sin precedentes de la extrema derecha en las encuestas, alimentado por la continua violencia de los manifestantes más radicales y la creciente preocupación de los votantes por la inmigración ilegal y la delincuencia.

Esto es especialmente cierto ya que la pandemia del COVID-19 ha hecho aumentar el desempleo y la deuda, y la inflación ronda ahora el 6%, una novedad en un país que ha disfrutado de décadas de estabilidad política y económica.

«Tenemos que venir a votar para dar vuelta esta página de división y desorden en las calles», dijo Cristina Arellano, quien llegó a votar en Ñuñoa, un barrio de clase media de la capital.

El país necesita un cambio, estamos cansados de los mismos políticos

La votación tiene lugar en un Chile en transición, en pleno proceso de redacción de una nueva Constitución y dos años después de una crisis social sin precedentes para exigir una sociedad más justa en este país que se encuentra entre los más desiguales del mundo, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Lea también la noticia :  Hailey Bieber habla tras el drama en el plató de su tío Alec Baldwin

En Chile, el voto no es obligatorio desde 2012. En ese momento no se disponía de cifras de participación.

José Antiono Kast, que muestra simpatía por el presidente brasileño Jair Bolsonaro, quiere mantener el modelo neoliberal heredado de la dictadura de Pinochet y promete imponer «orden, seguridad y libertad».

«El punto principal [est que] Todo el mundo puede expresarse libremente», dijo el padre de nueve hijos, después de votar en Paine, a 37 km al sur de Santiago.

Gabriel Boric promete un modelo de estado de bienestar y garantizar los derechos sociales. «Que la esperanza prevalezca sobre el miedo», dijo al votar en su ciudad natal, Punta Arenas, en el extremo sur del país. «Representamos el proceso de cambio y transformación que se avecina».

El candidato de la derecha liberal, Franco Parisi, que vive en Alabama, Estados Unidos, y que no pisó Chile durante toda la campaña electoral, sorprendió al quedar en tercer lugar (13%), por delante de la senadora de centro-izquierda Yasna Provoste (12%) y del candidato de la derecha gobernante Sebastián Sichel (12%), según los resultados parciales.

El presidente conservador Sebastián Piñera, de 71 años, que dejará el cargo en marzo de 2022, no podía optar a la reelección tras dos mandatos (2010-2014, reelegido en 2017).

Artículo anteriorEspaña: ocho inmigrantes muertos tras al menos una semana a la deriva
Artículo siguienteCharlotte Gainsbourg sobre Jane Birkin: «Es difícil para ella mirarse a sí misma
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.