Inicio Economía La difícil situación de las familias atrapadas en medio de una guerra...

La difícil situación de las familias atrapadas en medio de una guerra de bandas

41
0

Violaciones, casas quemadas y la muerte de al menos 18 civiles: los habitantes de los suburbios del norte de Puerto Príncipe sufren desde el domingo una devastadora guerra de bandas, en una ciudad en la que algunas zonas ya están dominadas por las bandas criminales.

Hombres armados de la banda «400 Mawozo» incendiaron mi casa» y «mataron a varios de mis vecinos antes de incendiar también sus casas», dijo a la AFP Lucien, residente local.

«Violan a las mujeres y a las niñas cuando consiguen entrar en una casa», añadió el hombre, que, por miedo a las represalias, prefiere no dar su nombre completo.

La violencia es tal que, desde el martes, Lucien ha tenido que abandonar su casa para refugiarse con «(su) madre enferma» en una plaza pública.

Al menos 18 civiles han muerto en este popular barrio desde el domingo, según la protección civil haitiana.

Entre las víctimas «asesinadas entre el 24 y el 26 de abril» se encuentra «una familia de ocho miembros», así como «tres mujeres jóvenes y tres niños», según la agencia gubernamental.

Como Lucien, varios centenares de personas han conseguido abandonar la zona de conflicto, entre ellas unas 50 que se han refugiado en una plaza pública «a unos cientos de metros de la línea del frente», según Protección Civil. Pero otros siguen atrapados en sus casas.

Lea también la noticia :  "Estoy bien", dice Joe Biden, que dio positivo en la prueba de COVID-19

Entre ellos se encuentra un residente, que prefiere permanecer en el anonimato, cuyo hermano pequeño recibió «una bala perdida en la pierna el domingo, mientras estaba en casa».

«Pudimos detener la hemorragia, pero no podemos arriesgarnos a llevarlo al hospital y tampoco tenemos medicamentos para aliviar su dolor», dijo el hombre de unos 20 años.

Atascado sin comida ni agua

Con los disparos de armas automáticas que resuenan en su barrio desde hace cuatro días, los residentes están desesperados.

«No tenemos comida ni agua», advierte un joven residente. Su padre, que padece diabetes e hipertensión, «está en estado crítico ahora mismo, pero no tenemos forma de comprar medicamentos y es demasiado peligroso viajar con él», añadió.

Las bandas armadas, que durante mucho tiempo se limitaron a las zonas muy pobres del paseo marítimo de Puerto Príncipe, han aumentado considerablemente su dominio en toda la ciudad y el país desde el otoño de 2020, incrementando el número de asesinatos y secuestros.

La poderosa y temida banda de los «400 mawozo» secuestró el pasado otoño a un grupo de 17 misioneros norteamericanos y sus familias, entre ellos cinco niños.

La zona donde se produjeron los actos de violencia es muy estratégica, ya que es el único acceso por carretera al norte del país y entre la capital haitiana y la República Dominicana.

Lea también la noticia :  Asalto al Capitolio: revelan la lista de documentos que Trump quiere mantener en secreto

Desde junio de 2021, las autoridades ya han perdido el control del único acceso por carretera entre Puerto Príncipe y el sur, ya que la carretera nacional está completamente bajo el control de las bandas armadas de los barrios de chabolas de Martissant a lo largo de dos kilómetros.

En este barrio pobre, el control de las bandas obligó a la organización Médicos sin Fronteras a cerrar el hospital que gestionaba desde hacía 15 años.

La policía nacional, cuyo arsenal dista mucho de ser suficiente para hacer frente a las bandas de delincuentes excesivamente equipadas, no ha llevado a cabo ninguna operación para recuperar el control de la entrada sur de la capital.

Y desde el domingo, la policía aún no ha intervenido en los suburbios del norte.

También es difícil para las asociaciones acceder a esta zona peligrosa.

«Todavía no podemos ir a esas zonas, pero la información que hemos recibido es triste y preocupante», dijo a la AFP Pierre Espérance, director de una organización de derechos humanos de Haití.

Las autoridades aún no han comentado la violencia, que ha paralizado toda la actividad en el norte de Puerto Príncipe, y un portavoz de la policía nacional no podía proporcionar información a la prensa al mediodía del miércoles.

Artículo anteriorUcrania: El Papa Francisco está dispuesto a viajar a Moscú para ver a Putin
Artículo siguienteLos mejores looks de Virginie Efira
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.