Inicio Economía La Asamblea General de la ONU «exige» a Rusia que detenga la...

La Asamblea General de la ONU «exige» a Rusia que detenga la guerra en Ucrania

60
0

La Asamblea General de la ONU adoptó el miércoles una resolución que «exige a Rusia el cese inmediato del uso de la fuerza contra Ucrania», en una votación aprobada por abrumadora mayoría por 141 países, con cinco en contra y 35 abstenciones, entre ellos China, de los 193 miembros de la organización.

El resultado fue recibido con una ronda de aplausos.

Los cinco países que votaron en contra fueron Rusia, Bielorrusia, Corea del Norte, Eritrea y Siria.

La resolución, que pone el punto final a más de dos días de discursos desde el podio de la ONU, pide a Moscú que «se retire [r] retirar inmediata, completa e incondicionalmente todas sus fuerzas militares» de Ucrania y «condena la decisión de Rusia de aumentar el estado de alerta de sus fuerzas nucleares».

Liderado por la Unión Europea en coordinación con Ucrania, el texto, que contó con un centenar de copatrocinadores, también «deplora» en los «términos más enérgicos la agresión de Rusia contra Ucrania» y afirma su «compromiso con la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial» de ese país, incluidas «sus aguas territoriales».

Con el título «Agresión contra Ucrania», la resolución también pedía el acceso sin trabas de la ayuda humanitaria -con el telón de fondo de los difíciles debates en el Consejo de Seguridad sobre un proyecto de resolución franco-mexicano sobre el mismo tema- y «deplora la participación de Bielorrusia» en el ataque a Ucrania.

Lea también la noticia :  Biden denuncia el "veneno" del supremacismo blanco y rinde homenaje a las víctimas de una matanza racista

Ucrania denuncia un «genocidio

El embajador de Ucrania ante la ONU, Sergiy Kyslytsya, había denunciado anteriormente un «genocidio» en su país, perpetrado por Rusia, e instó a la comunidad internacional a «actuar» para evitar que se repita lo que hizo Hitler.

«Ya está claro que el objetivo de Rusia no es sólo la ocupación. Es un genocidio», dijo. «Es fácil firmar la Carta de la ONU en tiempos de paz. Vengan a firmarlo en tiempos de guerra», dijo tras la esperada votación en la Asamblea General, sosteniendo el librito azul para los 193 países miembros de la Organización que estaban presentes al final de su discurso, que fue puntuado por un fuerte aplauso.

Rusia, a través de su homólogo Vassily Nebenzia, negó haber atacado objetivos civiles. Nebenzia reiteró que su país solo quiere «detener» el conflicto en la región de Donbass, en el este de Ucrania. «Nuestros objetivos serán alcanzados», prometió, refiriéndose a una «operación» militar de «autodefensa».

Además de Norteamérica y Europa, la resolución recibió el voto favorable de muchos Estados africanos y de una gran mayoría de países latinoamericanos, aunque estén lejos del escenario ucraniano.

En Oriente Medio, Emiratos Árabes Unidos, sospechoso de haber pactado más o menos tácitamente con Rusia a cambio de que el lunes votara favorablemente en el Consejo de Seguridad la designación de los houthis yemeníes como «terroristas» y la ampliación del embargo de armas a todos estos rebeldes, votó a favor, rompiendo con una posición que venía siguiendo desde la semana pasada en el Consejo de Seguridad.

Lea también la noticia :  ¿Qué podemos aprender del 81º día de conflicto?

En el continente asiático, la abstención de China fue coherente con su posición en el Consejo de Seguridad durante la semana pasada. India, miembro no permanente del Consejo desde hace más de un año y medio, y con estrechas relaciones militares con Rusia, también se abstuvo, a pesar de la fuerte presión de Estados Unidos. Pakistán, también presionado por los europeos para que vote a favor, se abstuvo.

La resolución de la Asamblea se basó en un texto rechazado la semana pasada en el Consejo de Seguridad de la ONU por un veto ruso que indignó a Occidente.

En la Asamblea General no existe el veto, privilegio de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido). Sus resoluciones no son jurídicamente vinculantes como las del Consejo, pero tienen un fuerte valor político en función del número de países que las aprueben.

En 2014, una condena similar a Rusia por la anexión de Crimea, que había sido incruenta a diferencia de la actual invasión, había recibido 100 votos a favor, 11 en contra, mientras que 58 países se abstuvieron y el resto de los 193 miembros no participaron en la votación.

Artículo anteriorInvasión rusa: cada vez más ucranianos se apuntan a luchar sobre el terreno
Artículo siguienteSelena Gomez: esta foto de Instagram de la que todo el mundo habla
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.