Inicio Internacional Julian Assange: la solicitud de extradición de Estados Unidos vuelve a los...

Julian Assange: la solicitud de extradición de Estados Unidos vuelve a los tribunales

38
0
Julian Assange está procesado por la publicación de más de 700.000 documentos clasificados sobre las actividades militares y diplomáticas de Estados Unidos, incluidas las de Irak y Afganistán, desde 2010. Tras siete años en la embajada de Ecuador en Londres y dos años y medio en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, el pasado mes de enero dio un gran paso hacia la libertad. Pero a Washington se le ha concedido el derecho de apelar esta decisión ante los tribunales británicos.

Estados Unidos vuelve a intentar este miércoles la extradición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al que persigue por una masiva filtración de documentos. Después de siete años en la embajada de Ecuador en Londres y dos años y medio en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, el australiano de 50 años, considerado por sus partidarios como una víctima de los ataques a la libertad de expresión, dio un gran paso hacia la libertad en enero. La jueza británica Vanessa Baraitser rechazó la solicitud de extradición de Estados Unidos, alegando el riesgo de suicidio de Julian Assange, que se enfrenta a 175 años de prisión en Estados Unidos.

Julian Assange fue padre de dos hijos durante su estancia en la embajada

Pero a Washington se le ha concedido el derecho de apelar esta decisión, cuestionando en particular la fiabilidad de un experto que había testificado a su favor. El psiquiatra, Michael Kopelman, había admitido que había engañado a los tribunales al «ocultar» que su cliente se había convertido en padre de dos niños mientras estaba encerrado en la embajada de Ecuador en Londres. El recurso se desarrollará durante dos días en el Tribunal Superior.

Lea también la noticia :  "Partygate": Boris Johnson debe actuar para mantener su puesto

No se espera una decisión hasta dentro de varias semanas. Es uno de los últimos recursos de Washington, que, en caso de una nueva derrota, no tendría más remedio que remitir el caso al Tribunal Supremo británico, sin estar seguro de que éste lo acepte. En caso de victoria, esto no sería el final del caso, que se remitiría a un tribunal para decidir sobre el fondo.

Antes de que comenzara la vista, decenas de partidarios del australiano, respaldados por varias organizaciones de defensa de la libertad de prensa, se concentraron ante el Alto Tribunal de Londres. «No ha hecho nada legal, ética o moralmente incorrecto», dijo Sadia Koknie, de 40 años, que vino a apoyarlo. «Ha sido encarcelado en condiciones repugnantes. (…) No debería estar aquí y es totalmente ridículo por lo que ha pasado.

Julian Assange está procesado por la publicación de más de 700.000 documentos clasificados sobre las actividades militares y diplomáticas de Estados Unidos, incluidas las de Irak y Afganistán, desde 2010. Fue detenido por la policía británica en abril de 2019 tras pasar siete años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, donde se había refugiado mientras estaba en libertad bajo fianza. Temía ser extraditado a Estados Unidos o a Suecia, donde se enfrentaba a cargos de violación que ya han sido retirados.

Lea también la noticia :  Anouchka Delon revela una adorable foto de su hijo Lino en Navidad

Julian Assange se encuentra «muy mal»

Julian Assange se encuentra en «muy mal estado», según su novia Stella Moris, que lo visitó en la cárcel el sábado. «Julián no sobreviviría a la extradición, esa fue la conclusión del juez» en enero, dijo el lunes. «Julian quiere poder volver a Australia y ver a su familia, a su madre, a la que no ve desde hace ocho años», dijo, aunque reconoció que sería difícil porque «Australia no ha hecho nada para garantizar su seguridad».

Julian Assange está siendo perseguido por el presidente Donald Trump. Bajo el mandato de su predecesor Barack Obama, que tenía como vicepresidente a Joe Biden, la justicia estadounidense había renunciado a procesar al fundador de WikiLeaks. Pero la elección de Joe Biden a la Casa Blanca no supuso la inflexión esperada por los partidarios de Julian Assange.

Varias organizaciones de derechos humanos y de libertad de prensa, como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Reporteros sin Fronteras, se mostraron «profundamente preocupadas» y a mediados de octubre escribieron una carta abierta al fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, pidiéndole que abandonara el caso.

Artículo anteriorEscasez de personal en los hospitales: Olivier Véran revela cifras alarmantes
Artículo siguienteAngelina Jolie de la mano de sus hijas Zahara y Shiloh en el Festival Internacional de Cine de Roma
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".