Inicio Internacional Guerra en Ucrania: Kiev lucha por no caer ante los rusos

Guerra en Ucrania: Kiev lucha por no caer ante los rusos

72
0
Las fuerzas ucranianas y rusas se enfrentan en Kiev este sábado por la mañana, mientras el ejército de Putin intenta tomar el control de la capitanía. El viernes por la noche, el presidente Volodymyr Zelensky se dirigió a «los hombres y mujeres de todos los frentes», asegurando que «el enemigo utilizará todas sus fuerzas para romper nuestras defensas de la forma más vil, dura e inhumana».

Las fuerzas ucranianas y rusas se enfrentaron el sábado por la mañana en Kiev por el control de la capital de Ucrania, dos días después de que Vladimir Putin lanzara una invasión del país. Los combates tuvieron lugar en la Avenida de la Victoria, una de las principales vías de la capital ucraniana, horas después de un dramático llamamiento a la movilización por parte del presidente Volodymyr Zelensky.

Los paracaidistas rusos intentan aterrizar

«En Kiev continúan los intensos combates. El ejército ucraniano está haciendo retroceder a los saboteadores rusos», dijo el Servicio de Comunicaciones Especiales de Ucrania alrededor de las 3:30 GMT del sábado. En Facebook, el ejército ucraniano dijo que había destruido una columna de cinco vehículos militares rusos, incluido un tanque, cerca de la estación de metro de Beresteiska, en la Avenida de la Victoria, en el noroeste de la capital.

A las 00:30 GMT, el Servicio de Comunicaciones Especiales de Ucrania dijo que las fuerzas rusas estaban tratando de atacar una central eléctrica en el distrito de Troieshchyna, en el noreste de Kiev. Se ha dicho a los residentes de la ciudad que permanezcan en sus refugios o, si están en casa, que se alejen de las ventanas. La sirena antiaérea también sonó al amanecer en Kharkiv, una gran ciudad del este de Ucrania cercana a la frontera rusa, según el Servicio Especial de Comunicaciones.

El ejército ucraniano también informó de combates «intensos» a 30 kilómetros al suroeste de la capital, donde los rusos estaban «intentando desembarcar paracaidistas». Los habitantes de Kiev se habían preparado para lo peor tras el mensaje de su presidente. «Esta noche, intentarán tomar Kiev», había dicho Zelensky unas horas antes en un discurso en vídeo difundido el viernes por la noche en la página web de la presidencia.

Lea también la noticia :  Juicio a Johnny Depp: lo que podría cambiar el testimonio de Kate Moss

Veto ruso en la ONU

Y dos días después de la invasión rusa, anunciada en plena noche por el Presidente Putin, ya se han desplazado unas 100.000 personas y 50.000 han abandonado Ucrania, según la ONU, que se muestra impotente para condenar a Moscú. Como se esperaba, Rusia vetó el viernes una resolución en el Consejo de Seguridad que deploraba su «agresión», un texto apoyado por la mayoría de los países. Esto demuestra que «el mundo está con nosotros, que la verdad está con nosotros, que la victoria será nuestra», tuiteó el presidente ucraniano tras la votación.

En todo el mundo se celebraron manifestaciones de apoyo a Ucrania. En Montreal, decenas de personas se reunieron el viernes por la tarde en medio de una tormenta de nieve bajo las ventanas del consulado general de Rusia. El amo del Kremlin parece, sin embargo, decidido a proseguir su ofensiva, hasta conseguir un cambio de régimen en Ucrania y desalojar del poder en Kiev a quienes califica de «drogadictos» y «neonazis». También pidió a los militares ucranianos que volvieran sus armas contra el gobierno. De este modo, dijo, «creo que será más fácil negociar entre usted y yo».

Sobre el terreno, en el distrito de Oblon, en Kiev, AFP vio el viernes a un civil muerto en una acera y a los paramédicos rescatando a otro atrapado entre los restos de un coche aplastado por un vehículo blindado. «Nos repartieron las armas, las cargaron para nosotros y aquí estamos», dijo Yuri Kortchemniye, que nunca había empuñado un arma en su vida antes de unirse a un batallón de civiles dispuestos a defender Kiev del enemigo ruso. Después de que muchas personas huyeran el jueves, el centro de Kiev, una metrópolis que normalmente tiene unos tres millones de habitantes y que ahora está bajo toque de queda, parecía una ciudad fantasma.

Lea también la noticia :  Macron lanza un nuevo programa nuclear

La invasión ha arrojado a las carreteras a miles de ucranianos, que acuden en masa a las fronteras de la UE, sobre todo a Polonia, Hungría y Rumanía. La OTAN, cuyos dirigentes se reunieron el viernes en videoconferencia, ha repetido en los últimos días que no enviará tropas al país. Pero Joe Biden advirtió que no se cedería «ningún centímetro de territorio de la OTAN» y el Pentágono enviará unos 7.000 soldados más a Alemania.

Sanciones contra Putin

Por ahora, los occidentales se centran en endurecer las sanciones contra Rusia tras restringir su acceso a los mercados financieros y a la tecnología. Occidente, con Washington a la cabeza, dio un nuevo paso el viernes al imponer unas sanciones poco frecuentes y simbólicas al propio Vladimir Putin y a su ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov.

La ofensiva rusa comenzó en la madrugada del jueves, después de que Vladimir Putin reconociera el lunes por la noche la independencia de dos territorios separatistas ucranianos en Donbass, apadrinados por Moscú desde 2014. El amo del Kremlin utilizó como pretexto un supuesto «genocidio» orquestado por Kiev en estas «repúblicas», denunciando además la política «agresiva» de la OTAN.

Artículo anteriorKiev lucha por no caer en manos rusas
Artículo siguienteKetanji Brown Jackson nombrado para el Tribunal Supremo
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".