Inicio Economía Golpes mortales en Ucrania a pesar de las conversaciones con Rusia

Golpes mortales en Ucrania a pesar de las conversaciones con Rusia

57
0

Los bombardeos mortales afectaron a Ucrania el lunes mientras la ofensiva rusa se extendía por todo el país, mientras una nueva ronda de conversaciones ruso-ucranianas se prolongaba hasta el martes, sin resultados todavía.

En el 19º día de la invasión de Ucrania por parte del presidente ruso Vladimir Putin, el Kremlin habló de «la posibilidad de tomar el control total [les] grandes ciudades que ya están rodeadas». Esto implicaría un gran asalto militar, dada la feroz resistencia ucraniana.

Un conflicto cuya retórica Moscú intenta controlar en Rusia, a través de leyes que conllevan fuertes penas (hasta quince años de cárcel). En particular, el uso de la palabra «guerra» por parte de los medios de comunicación o de particulares para describir la intervención rusa en Ucrania está penado por la justicia.

Irrupción televisada

Pero eso no impidió que una mujer irrumpiera el lunes por la noche durante el telediario más visto de Rusia con un cartel que criticaba la ofensiva en Ucrania, una escena poco habitual en Rusia.

La ONG de derechos de los manifestantes OVD-Info, que identifica a la mujer como Marina Ovsiannikova, empleada del canal Pervy Kanal, informó de que fue detenida y llevada a una comisaría.

Su cartel decía «No a la guerra. No te creas la propaganda. Aquí te están mintiendo» o «los rusos están en contra de la guerra». El vídeo del incidente corrió como la pólvora en las redes sociales, y muchos internautas alabaron el «extraordinario valor».

Varias redes sociales como Instagram, propiedad del grupo estadounidense Meta, siendo la última el lunes, son inaccesibles o de «acceso restringido» en Rusia, al igual que varios medios de comunicación críticos con el Kremlin.

En Ucrania, los combates se han intensificado en los últimos días en torno a Kiev, que está casi totalmente rodeada y ha sido vaciada de más de la mitad de sus tres millones de habitantes. Se registraron muertos y heridos tras los bombardeos del lunes en varios distritos.

La capital está «sitiada», según un asesor del presidente ucraniano.

En la periferia noroeste de Kiev, escenario de intensos combates desde hace varios días, murió el domingo el primer periodista extranjero, el estadounidense Brent Renaud, alcanzado en el cuello por una bala de origen incierto.

En Donetsk, los separatistas prorrusos apoyados por Moscú, que mantienen en su poder este centro industrial del este de Ucrania desde 2014, dijeron que un ataque del ejército ucraniano tuvo como objetivo el centro de la ciudad, matando al menos a 16 personas según el «ministerio» de salud local y a 23 según Moscú.

El ejército ucraniano negó rotundamente haber disparado contra Donetsk.

En la vecina región de Lugansk, donde los separatistas prorrusos también han fundado una «república popular» desde 2014, toda la parte que permanecía bajo control ucraniano hasta la invasión rusa lanzada el 24 de febrero está ahora «bajo bombardeo», según ha declarado su jefe militar ucraniano, Serguéi Gaidai.

Acusó a los rusos de atacar «hogares, hospitales, escuelas, redes de agua, gas y electricidad», así como los trenes que evacuan a unos 2.000 civiles al día hacia el oeste.

Bloqueo de la ayuda humanitaria

Más al oeste, en otra gran ciudad industrial, Dnipro, donde se habían refugiado los civiles de Kharkiv y Zaporozhia, las sirenas de alerta sonaron el lunes durante cinco horas seguidas por primera vez desde el 24 de febrero. Al final, la ciudad no fue golpeada.

Lea también la noticia :  Kim Kardashian y Kanye West: "Es imposible que su matrimonio funcione"

Un bombardeo ruso mató a dos personas e hirió a una en Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, dijo la oficina del fiscal regional, añadiendo que un chico de 15 años murió en un ataque a un albergue juvenil en Chuhuv, a 40 km al sureste de Kharkiv.

«Según la información disponible, el enemigo planea reforzar la agrupación de [ses] tropas […] en dirección a Kharkiv», dijo el lunes por la noche el Estado Mayor del ejército ucraniano.

Rusia también está reforzando su control en el sur. Sus fuerzas navales han «establecido un bloqueo a distancia de la costa ucraniana del Mar Negro», según el Ministerio de Defensa británico.

La situación sigue siendo dramática en el estratégico puerto de Mariupol, asediado por Rusia.

El ejército ruso «está tratando de capturar Mariupol. Los soldados ucranianos han logrado repeler a los invasores», dijo el Estado Mayor ucraniano. La parte rusa perdió unos 150 soldados, dos tanques y siete vehículos de combate de infantería y «se retiró», dijo.

Un convoy de ayuda humanitaria, que lleva días intentando llegar a la ciudad, fue bloqueado de nuevo el lunes por soldados rusos en Berdiansk, a 85 km de Mariupol, según las autoridades ucranianas.

Unos 400.000 habitantes de Mariupol viven en sótanos, sin agua, electricidad, calefacción ni alimentos. Más de 2.187 civiles han muerto en Mariupol desde el 24 de febrero, según el municipio.

La guerra también se está extendiendo al oeste del país, que hasta ahora ha estado relativamente tranquilo. Los bombardeos ya mataron a 35 personas el domingo en la base militar de Yavoriv, cerca de Polonia, miembro de la OTAN y de la Unión Europea, y cerca de Lviv, refugio de miles de desplazados.

Los dirigentes ucranianos siguen pidiendo a la OTAN que establezca una zona de exclusión aérea sobre el país, pero la Alianza se niega por temor a verse arrastrada a la guerra. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha advertido que si la OTAN se enfrenta a Rusia, «sería la Tercera Guerra Mundial».

En total, más de 2,8 millones de personas han huido de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, según el último recuento publicado el lunes por la ONU, que también contabiliza unos 2 millones de desplazados internos.

«Pausa técnica» en las negociaciones

En este contexto se reanudaron el lunes las conversaciones entre las delegaciones rusa y ucraniana, por videoconferencia.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, que no está directamente implicado, los calificó de «difíciles», esperando conseguir «una paz honesta con garantías de seguridad» para Ucrania.

A última hora de la tarde, el jefe de los negociadores ucranianos, Mykhailo Podoliak, anunció una «pausa técnica» y la reanudación de las conversaciones el martes.

Después de tres rondas de conversaciones cara a cara en Bielorrusia, seguidas de una reunión el jueves en Turquía de los jefes de la diplomacia rusa y ucraniana, ambas partes se habían mostrado más optimistas últimamente.

El viernes, Vladimir Putin habló de «progreso», y el sábado Volodymyr Zelensky habló de un nuevo enfoque «fundamentalmente diferente» de Moscú en las negociaciones.

Para el jefe de Estado ucraniano, su delegación tiene «una tarea clara: hacer todo lo posible para garantizar una reunión de los presidentes».

En una señal de que los mercados quieren creer en un avance, los precios del petróleo retrocedieron en los mercados el lunes, con el crudo WTI volviendo a caer brevemente por debajo de los 100 dólares el barril para terminar en 103,01 dólares, después de haber superado los 130 dólares la semana pasada.

Lea también la noticia :  ¿Qué recordar del día 29 de la guerra?

El primer ministro ucraniano, Denys Chmygal, pidió el lunes la «expulsión inmediata» de Rusia de la organización paneuropea de derechos humanos, algo inédito en su historia, ante los miembros de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en Estrasburgo.


Foto: Aris Messinis Agence France-Presse

Y en La Haya, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dijo que emitiría su veredicto el miércoles en el caso iniciado por Kiev, que pide al máximo tribunal de la ONU que ordene a Moscú detener su invasión.

Mientras se espera el resultado de las negociaciones, el riesgo de que se amplíe el conflicto está en la mente de todos.

El asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense, Jake Sullivan, se reunió el lunes en Roma con Yang Jiechi, máximo responsable diplomático del Partido Comunista Chino.

La discusión «intensa» y «muy franca», que no sirvió para rebajar la tensión, duró siete horas, según la Casa Blanca, que calificó de «profundamente preocupante» el «alineamiento con Rusia» de China en el conflicto.

Altos funcionarios estadounidenses han declarado a los medios de comunicación de su país que Rusia ha pedido a China ayuda económica y militar en el conflicto, que Moscú parece haber subestimado. Pekín ha acusado a Washington de mentir sobre el papel chino en la guerra.

«Estamos examinando muy de cerca hasta qué punto China o cualquier otro país está proporcionando ayuda a Rusia, ya sea material, económica o financiera», dijo el lunes el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. «Hemos dejado muy claro a Pekín que no vamos a quedarnos de brazos cruzados.

Aunque hace tiempo que están previstas, el lunes comenzaron en el Ártico noruego las maniobras Cold Response 2022 de la OTAN, en las que participan 30.000 soldados, 200 aviones y unos 50 barcos de 27 países, y que pondrán a prueba con nueva urgencia la capacidad de sus miembros para rescatarse mutuamente.

Nuevas sanciones

Por el momento, además de las entregas de armas a Ucrania, Occidente está utilizando principalmente armas económicas contra Rusia.

La Unión Europea ha decidido sancionar a más oligarcas rusos, entre ellos el multimillonario Roman Abramovich, propietario del club de fútbol inglés Chelsea, según informaron diplomáticos a la AFP.

Anteriormente, 862 personas y 53 entidades rusas ya figuraban en la lista negra, que prohíbe la entrada en la UE y permite el embargo de sus activos.

El yate de un oligarca ruso, valorado en casi 128 millones de euros, fue retenido el lunes en Barcelona (España) como parte de las sanciones, según anunció por la noche el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. «Y otros están por venir», advirtió, sin más detalles.

Según el diario español El PaísEl yate Valerie está vinculado a Sergei Chemezov, jefe del conglomerado de defensa ruso Rostec y aliado de Putin.

Mientras que las sanciones anteriores ya han congelado unos 300.000 millones de dólares de reservas rusas en el extranjero, Moscú ha acusado a Occidente de intentar provocar un impago ruso «artificial».

Rusia podría tener problemas para hacer frente a varios pagos de deuda en divisas que vencen en marzo-abril, reviviendo el recuerdo de su humillante impago de 1998.

Artículo anteriorFrancia: la inflación se sitúa en el 3,6% en febrero, la más alta desde 2008
Artículo siguienteHailey Bieber se sincera sobre su reciente hospitalización
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.