Inicio Moda Escándalo real: cuando la muerte de Lady Di hizo tambalear a Isabel...

Escándalo real: cuando la muerte de Lady Di hizo tambalear a Isabel II

12
0

31 de agosto de 1997: fue una onda expansiva que despertó al pueblo británico. Diana Spencer, Princesa de Gales, ha fallecido durante la noche en un accidente de tráfico en París. Cuando su conductor salió a toda velocidad para escapar de los paparazzi que la perseguían, chocó contra un pilar en el túnel bajo el puente del Alma. Dodi Al-Fayed, acompañante de Lady Di, y Henri Paul, el conductor, murieron en el acto. La princesa Diana fue trasladada al hospital Pitié-Salpêtrière. Tras varias paradas cardíacas y una hemorragia interna, sucumbió a sus heridas a las 4.25 horas. Tenía 36 años.

Lee también >> Lady Di se enfrenta a Camilla Parker Bowles el día de su boda, o el golpe de gracia real

Al otro lado del Canal, el teléfono suena en Balmoral. Como cada verano, toda la familia real se encuentra en el castillo escocés cuando se enteran de la trágica noticia. Aunque Diana perdió el título de Alteza Real tras su divorcio del Príncipe Carlos en 1996, sigue siendo miembro de la familia. Y como con cualquier muerte dentro del clan, se pone en marcha un pesado y rígido protocolo. Quizá demasiado para este drama que afecta a todo el mundo.

La requisición del avión real

En cuanto el príncipe Carlos fue informado de la muerte de su ex esposa y madre de sus hijos, esperó a que se despertaran para darles la noticia. El Príncipe Harry, de 12 años en ese momento, pidió acompañar a su padre a París. Se negó. El Príncipe Carlos tuvo una idea: llevar el cuerpo de Diana de vuelta a Inglaterra en el avión real. Pero Isabel II se opone a ello. En un documental de Channel 5, el periodista Richard Kay dice: «Carlos quería un avión real a París, pero la Reina no le dio permiso. Carlos luchó más por Diana que cuando estaba viva. Finalmente, la Reina cedió. A las dos de la tarde, el Príncipe Carlos aterrizó en París y se dirigió inmediatamente al hospital para identificar el cuerpo de Lady Di, acompañado por dos de las hermanas de la Princesa.

Leer también >> Historia de culto: «Candle in the Wind», la despedida musical de Elton John a Lady Di

GettyImages-635968737

Peter Turnley/Corbis/VCG vía Getty Images

Isabel II se atrinchera en Balmoral

Por su parte, la Reina decidió quedarse en su casa de vacaciones de Balmoral. Fue una elección que no le sentó bien. En Londres, el pueblo británico depositó millones de flores, cartas y velas frente al Palacio de Kensington, el Palacio de Buckingham o en Althorp, la finca de la familia Spencer. La emoción fue inmensa e Isabel II no estuvo al lado de su familia en este difícil momento. La prensa estaba furiosa: «¿Dónde está nuestra Reina? Finalmente rompe su silencio el día antes del funeral de la princesa Diana.

Lea también la noticia :  Naomie Harris: la intérprete de Moneypenny fue agredida sexualmente durante el casting de "James Bond

Media asta de la bandera

Desde el anuncio de la muerte de Diana, las banderas ondean a media asta frente a varias instituciones británicas. Excepto frente al Palacio de Buckingham. ¿La razón? La bandera real ondea donde está la Reina. Al estar en Balmoral, el protocolo no exige que se ondeen banderas frente a la residencia londinense de Isabel II. Un símbolo que hace que la gente se enfade. Muchos lo ven como una prueba de la falta de consideración de la familia real hacia Lady Di. En una entrevista para «Paris Match» en 2012, Robert Lacey, escritor especializado en la reina Isabel II, explicó: «Fue Tony Blair [le premier ministre de l’époque] que le preguntó si era posible enarbolar una Union Jack a media asta en señal de respeto. Ella dijo: «No, la tradición dicta que debe haber el Estandarte Real en Buckingham, o nada». No se doblegó, y casi provocó una revolución contra ella. Es sólo un detalle, pero es simbólico. Demuestra que a veces su estricto apego a la tradición puede ser peligroso. Finalmente aceptó, el día antes del funeral.

Leer también >> Lady Diana: los 10 imprescindibles de su armario

ABACA_BRPAPhotos20210630_035

¿Un funeral nacional?

Desde su divorcio del Príncipe Carlos, Lady Di ya no tiene el título de Alteza Real y, por tanto, no tiene derecho a un funeral de Estado. Por lo tanto, el funeral de la Princesa se celebrará en privado. Una idea presentada por el hermano de Lady Di y aprobada por la Reina. Una vez más, el fervor y la emoción populares frustraron sus planes. El Primer Ministro británico, Tony Blair, finalmente convenció a la familia para que organizara un funeral nacional. El pueblo podrá despedirse de su princesa.

Discurso televisado de Isabel II

La víspera del funeral de Diana, Isabel II volvió por fin al Palacio de Buckingham. Vestida de negro y acompañada por el Príncipe Felipe, se reunió con la gente congregada frente a las puertas del Palacio. Esa noche está previsto que hable en televisión. Esta es sólo la segunda vez que Isabel II habla desde que llegó al trono en 1952. La primera fue en 1991 para enviar un mensaje de apoyo a las fuerzas armadas en plena Guerra del Golfo.

Este segundo discurso en honor de Diana estaba destinado a ser grabado. Pero instada por Tony Blair, la Reina optó por hablar en directo. Comenzó con las siguientes palabras: «Lo que os digo, como vuestra Reina y como vuestra abuela, os lo digo de todo corazón. Una pequeña frase que influirá en la opinión. Si Isabel II se quedó en Balmoral, fue para proteger a los hijos de Diana. Continúa: «En primer lugar, quiero rendir homenaje a Diana en persona. Era un ser humano excepcional y de gran talento. En los buenos y en los malos momentos, nunca perdió su sonrisa y su risa. Nunca dejó de inspirar a los demás con su calidez y cariño. La admiraba y respetaba por su energía y su compromiso con los demás, especialmente por su dedicación a sus dos hijos. Esta semana, en Balmoral, todos hemos ayudado a Guillermo y a Harry a superar la devastadora pérdida que han sufrido ellos y todos los demás. Cualquiera que haya conocido a Diana no la olvidará. Aunque algunos siguen pensando que su declaración era tardía, Isabel II ha subido en la estimación de su pueblo.

El emotivo cortejo fúnebre

El funeral de la Princesa de Corazones se celebró el 6 de septiembre de 1997. La procesión salió del Palacio de Kensington. En las calles de Londres, cerca de tres millones de personas se agolparon a lo largo del recorrido y frente a la Abadía de Westminster, donde iba a tener lugar la ceremonia. Nadie ha olvidado las imágenes del Príncipe Guillermo y el Príncipe Harry caminando detrás del féretro de su madre acompañados por el Príncipe Carlos, el Príncipe Felipe y su tío, el Conde Carlos Spencer. Según el experto de la realeza Robert Lacey, estaba seguro de que «Diana se habría horrorizado ante la idea de que sus hijos tuvieran que soportar semejante calvario». El Príncipe Harry y el Príncipe William le darían la razón. En una entrevista concedida a Newsweek, el marido de Meghan Markle dijo que le afectó mucho la procesión: «Mi madre acababa de morir y tuve que caminar durante mucho tiempo detrás de su ataúd, rodeado de miles de personas que me miraban y de millones más que lo hacían por televisión. No creo que se deba pedir eso a un niño bajo ninguna circunstancia. No creo que eso ocurra hoy en día. Una opinión compartida por el Príncipe Guillermo, que tenía 15 años en ese momento. En la edición británica de GQ, el marido de Kate Middleton explicó que la procesión fue «una de las cosas más difíciles que he tenido que hacer». [il n’ait] que nunca tuvo que hacer».

Un gesto que lo dice todo

Mientras el cortejo fúnebre pasa por el Palacio de Buckingham, Isabel II está presente con otros miembros de la familia real. Cuando el féretro pasó frente a ella, la Reina inclinó la cabeza. Un pequeño gesto que no carece de importancia porque, como monarca, no tiene la obligación de inclinarse ante nadie. Pero en este guiño, en señal de profundo respeto a Diana Spencer, Isabel II lo hace con el corazón, dejando el protocolo al margen por una vez.

Artículo anteriorAlec Baldwin dice que colaborará en la investigación de la muerte por disparos
Artículo siguienteCasi 400 ejecuciones extrajudiciales en el Congo hasta noviembre de 2021
"Exasperantemente humilde fanático de los viajes. Profesional apasionado de las redes sociales. Escritor aficionado. Aspirante a solucionador de problemas. Especialista en la salud y la alimentación genérica".