Inicio Internacional Encarcelamiento de Osman Kavala: relaciones conflictivas entre Turquía y la UE

Encarcelamiento de Osman Kavala: relaciones conflictivas entre Turquía y la UE

69
0
La justicia turca mantuvo detenido el lunes al empresario Osman Kavala, encarcelado durante cuatro años sin juicio, ignorando la notificación formal enviada a Ankara por el Consejo de Europa, que exigía su liberación. Esta situación complicará aún más las ya muy difíciles relaciones entre la Unión Europea y Turquía.

EDITO

Osman Kavala
permanecerá en prisión. La judicatura turca ha decidido ignorar las recomendaciones del Consejo de Europa, que exigía su liberación inmediata o enfrentarse a sanciones.

«Ayer por la mañana, nueve embajadores occidentales y dos diplomáticos de la delegación europea se agolparon en la sala del tribunal de Estambul. Y así fue como soportaron juntos el rechazo, el desprecio, la paliza pública que les infligieron los magistrados al decidir por tercera vez en tres meses mantener a Osman Kavala entre rejas.

Lo esperaba tanto que se había negado a salir de su celda. Lleva cuatro años languideciendo allí sin ser juzgado. Durante sus cuatro años, tuvo tiempo para pensar en ello. Dijo que había perdido la fe en la justicia turca, que es como la confesión de un inocente. Los delincuentes empedernidos o los profesionales de la política saben lo susceptibles que son los magistrados. Para ablandarlos, les repite que confíen en la justicia de su país.

Osman Kavala, partidario de una Turquía en la UE

Es el enemigo elegido por el presidente Erdogan
su bête noire, su chivo expiatorio. Él encarna todo lo que el Sultán odia. Un heredero, nacido en París y criado en el Reino Unido, que representa el símbolo del cosmopolitismo. Es un partidario de Turquía apegado a Europa, un laicista cuyas relaciones con el movimiento islamista no se ven afectadas. Fue uno de los primeros en denunciar la secta de Fethullah Gülen
s, en un momento en que Erdogan se llevaba como una casa en llamas con el predicador para infiltrarse en el Estado.

Lea también la noticia :  "Nunca estoy lejos de mis hijos": Cardi B se sincera sobre ser madre

Osman Kavala ha puesto su fortuna al servicio de todo tipo de proyectos culturales que hacen campaña por los derechos de las minorías, la cuestión kurda y la reconciliación con los armenios. Erdogan odia a este Robin Hood y lo compara con George Soros, el máximo insulto. Lo hizo encarcelar con el pretexto de que había impulsado las protestas de Gezi en 2013. Y cuando esta acusación fue barrida, otra se impuso inmediatamente: la participación en el golpe de Estado de 2016
donde se le acusa de haber querido desestabilizar el Estado. Se enfrenta a la cadena perpetua. El Estado es sagrado en Turquía. Turquía es el Estado.

La economía turca recibe oxígeno

El Consejo de Europa, que agrupa a 47 países del continente, mucho más allá de los 27 de la Unión Europea, ha emplazado a Turquía a presentar sus observaciones sobre este asunto, es decir, a dar explicaciones. El ultimátum vence mañana. Sería interesante ver lo que se dice en el caso de Kavala. Si no hay respuesta, el Consejo estará entre la espada y la pared y tendrá que tomar medidas. Sólo tendrá que imponer sanciones.

Lea también la noticia :  La elección del gobernador de Virginia acapara la atención de Estados Unidos

Turquía es miembro del Consejo de Europa desde hace 70 años. No puede denunciar las injerencias. Ha aceptado soberanamente someterse a las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Así que, obviamente, esto le dará a Erdogan la oportunidad de victimizarse, de denunciar el complot desde el extranjero. Da sus frutos, pero no necesariamente esta vez, dada la derrota económica que sufren los turcos y la inflación galopante dirigida por un presidente omnisciente, un presidente que reinventa las leyes del mercado, que quema las reservas de divisas, dejando a los expertos absolutamente estupefactos. Recep Tayyip Erdogan lleva quince años jugando a la crisis con Europa. La Unión Europea siempre ha hecho lo posible por evitarlo. No es seguro que el Consejo de Europa haga lo mismo. El punto de ruptura, en cualquier caso, está muy cerca.

Artículo anteriorDowning Street se disculpa con la Reina por las fiestas en la víspera de un funeral real
Artículo siguienteGaspard Ulliel, Paul Walker… Estos jóvenes actores cuya muerte nos ha sacudido
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".