Inicio Economía En Kazajstán, la calma después de la tormenta

En Kazajstán, la calma después de la tormenta

43
0

El presidente de Kazajstán afirmó el lunes que su país había derrotado un «intento de golpe de Estado» por parte de «terroristas» extranjeros tras los mortíferos disturbios, y prometió que las tropas rusas llamadas a ayudar se irían pronto.

La vida volvía poco a poco a Almaty, la mayor ciudad del país centroasiático, donde los disturbios eran más graves.

Las autoridades han reconectado intermitentemente Internet y han restablecido gradualmente el transporte público, pero las fachadas carbonizadas de los edificios públicos y los restos de los vehículos quemados siguen siendo testigos de los enfrentamientos.

En una videoconferencia, el presidente kazajo, Kassym-Jomart Tokayev, hizo un balance de los acontecimientos ante su homólogo ruso, Vladimir Putin, y otros aliados, que han desplegado más de 2.000 efectivos en la antigua república soviética.

Tanto él como el líder del Kremlin prometieron la retirada de estas fuerzas una vez cumplida su misión, al tiempo que afirmaban que los sangrientos sucesos habían sido orquestados desde el exterior, rechazando la idea de un movimiento de protesta social ante la magnitud de la miseria y la represión en el autoritario país ex soviético de Asia Central.

El presidente kazajo dijo que «grupos de combatientes armados» habían aprovechado el enfado por la subida de los precios del combustible para actuar.

«Su objetivo era claro: socavar el orden constitucional, destruir las instituciones de gobierno y tomar el poder. Fue un intento de golpe de estado», argumentó.

Lea también la noticia :  Washington amenaza con usar un arma de gas si Moscú ataca a Ucrania

«No tengo ninguna duda de que se trató de un atentado terrorista, un acto organizado y bien preparado contra Kazajistán con la participación de combatientes extranjeros procedentes de países de Asia Central, incluido Afganistán. También participaron combatientes de Oriente Medio», dijo por la noche Kassym-Jomart Tokayev, según un comunicado de sus servicios, tras una reunión con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Todavía se desconoce el número de víctimas de los disturbios, los peores en esta antigua república soviética desde su independencia en 1991.

Según el Sr. Tokayev, el número de víctimas civiles «se está verificando». Dijo que las fuerzas del orden habían matado a 16 personas y herido a más de 1.600, pero el número total de muertos se contaba por decenas, según las autoridades locales.

«El perjuicio económico para el Estado podría ser de entre 2.000 y 3.000 millones de dólares», dijo el presidente.

Lo repentino y violento de los disturbios llevó al presidente kazajo a pedir ayuda a Rusia. El 6 de enero se desplegó un contingente multinacional de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), una alianza dirigida por Moscú.

Según Tokayev, se espera que las 2030 tropas y los 250 vehículos abandonen Kazajistán «pronto», y Vladimir Putin confirmó que sus soldados estaban allí «por un periodo limitado».

«Terrorismo»

Tras días de saqueos, tiroteos y el incendio de la residencia presidencial y el ayuntamiento de Almaty, Tokayev dijo el lunes que «el orden constitucional [avait] se ha restaurado».

Lea también la noticia :  OTAN: Finlandia y Suecia han presentado sus solicitudes de adhesión

Tokayev aseguró que sus fuerzas «nunca han utilizado ni utilizarán la fuerza militar contra manifestantes pacíficos».

El presidente kazajo tiene previsto presentar el martes al Parlamento la composición del nuevo gobierno, después de que el anterior fuera destituido la semana pasada en un primer esfuerzo por calmar las protestas.

Vladimir Putin dijo también que Kazajistán se había enfrentado a una «agresión del terrorismo internacional», refiriéndose a «bandas de hombres armados» con «clara experiencia de combate».

Putin también culpó a Internet y a las redes sociales, que, según él, se utilizan para «involucrar a los ciudadanos en acciones de protesta, que son un precursor de los ataques terroristas».

A continuación, advirtió que Moscú no toleraría «revoluciones de colores» en la antigua URSS, una frase recurrente para describir lo que el Kremlin dice que son revueltas orquestadas por Occidente en los antiguos países soviéticos desde la década de 2000.

El lunes se observó un día de luto en Kazajistán.

Las detenciones masivas continuaron, con casi 8.000 personas arrestadas en todo el país, según el Ministerio del Interior.

Además de denunciar la subida de los precios, las protestas se dirigieron contra la corrupción endémica y contra el ex presidente Nursultan Nazarbayev, de 81 años, que gobernó el país de 1989 a 2019 antes de ceder las riendas a Tokayev.

Artículo anteriorKendall Jenner – Su biografía y todas sus noticias
Artículo siguienteEstados Unidos: obligación de vacunación anulada, reforma electoral bloqueada, jueves negro para Biden
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.