Inicio Internacional Elecciones presidenciales en Chile: triunfo de la izquierda de Gabriel Boric

Elecciones presidenciales en Chile: triunfo de la izquierda de Gabriel Boric

17
0
El domingo, tras la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile, en las calles de Santiago, como en muchas ciudades chilenas, la gente estalló de alegría ante el anuncio de la victoria del candidato de izquierdas Gabriel Boric sobre su oponente de extrema derecha, José Antonio Kast.

Fue un triunfo. El domingo, Gabriel Boric ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile con el 55,87% de los votos (según los resultados casi definitivos) frente al 44,13% de José Antonio Kast, un admirador de la dictadura de Augusto Pinochet apoyado por toda la derecha chilena. Esta victoria supone un éxito para la coalición de izquierdas en este duelo inédito desde el retorno a la democracia en 1990 entre dos candidatos con proyectos sociales diametralmente opuestos.

Una participación histórica

Gabriel Boric, de 35 años, se convierte en el presidente más joven de Chile y se sitúa entre los líderes más jóvenes del mundo. «Estoy contento porque va a haber muchos cambios que van a ayudar al pueblo y a la clase trabajadora, a los olvidados», dijo a la AFP Luis Astorga, de 58 años, un obrero de la construcción que salió a las calles de Santiago a celebrar la victoria. Más de un millón de votos separan a los dos candidatos (4,6 contra 3,6). La participación superó el 55%, un resultado histórico desde 2012, cuando el voto dejó de ser obligatorio. En la primera vuelta, la participación fue del 47%, cuando José Antonio Kast se impuso (27,9% contra 25,8%), repitiendo que era el candidato del «orden, la justicia y la seguridad».

Reducir las desigualdades

«Boric ha conseguido movilizar al segmento más difícil de la población: los jóvenes», declaró a la AFP la politóloga Claudia Heiss. Es con su proyecto de estado de bienestar, un cambio importante en el país, considerado el laboratorio del liberalismo en América Latina, que Gabriel Boric ganó aglutinando a su alrededor a la clase media y media alta, principalmente en Santiago.

Gabriel Boric pretende promover una gran reforma fiscal para implicar a los más ricos en su programa de mejora del acceso a la sanidad, la educación y la creación de un nuevo sistema de pensiones, ahora totalmente privado. Chile es el país más desigual de la OCDE. El nuevo dirigente prometió a las decenas de miles de simpatizantes reunidos para escucharle en el centro de Santiago «más derechos sociales» «sin dejar de ser responsables fiscalmente».

Lea también la noticia :  Lo que hay que recordar sobre el enfrentamiento entre Didier Raoult y la Orden de Médicos

«Lloro de alegría»

Una multitud compacta y risueña llenó las calles de la capital el domingo, agitando banderas chilenas, mientras la población temía el regreso de alguna forma de «pinochismo». «Esta es una lucha que lleva muchos años, desde nuestros padres y abuelos, y seguimos luchando contra todo lo que significa Kast en Chile», dijo Daniela, una camarera de 27 años. «Somos nosotros, los jóvenes, los que tenemos que hacer que las cosas sucedan. Tengo fe en él, creo en lo que dice. Jennie Enríquez, de 45 años, trabajadora de farmacia, comparte la misma emoción. «Lloro de alegría. Hemos vencido al fascismo, ha sido como un parto. Me voy a casa, voy a abrazar a mis hijos y a tomar una cerveza».

Felicitaciones de todas partes

El presidente saliente, Sebastián Piñera, felicitó en un videochat a la recién elegida jefa de Estado, que asumirá oficialmente el cargo el 11 de marzo. «La historia nos ha enseñado que cuando nos dividimos en guerras fratricidas, las cosas siempre acaban mal. Todo Chile espera (…) que haya un muy buen gobierno para Chile y los chilenos», dijo Piñera al presidente electo. Ante él, José Antonio Kast felicitó a su contrincante: «Merece todo nuestro respeto, muchos chilenos confiaron en él», dijo tras admitir la derrota en su cuenta oficial de Twitter.

Lea también la noticia :  Meghan Markle y el príncipe Harry revelan la primera foto de su hija Lilibet

Desde Cuba hasta Argentina, pasando por México, Nicaragua, Venezuela y Perú, los gobiernos de izquierda de América Latina expresaron su satisfacción por la victoria de Boric. El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (Partido de los Trabajadores, izquierda), a quien las encuestas le auguran la victoria en las elecciones presidenciales de 2022 en un posible duelo con el ultraderechista Jair Bolsonaro, dijo estar «feliz por una nueva victoria de un candidato democrático y progresista en nuestra América Latina, para la construcción de un futuro mejor para todos».

Artículo anteriorLa ONU cierra la frontera entre Polonia y Bielorrusia
Artículo siguiente¿Kate Middleton «lista para ser reina»?
"Especialista en la web. Entusiasta de la cultura pop. Pensador. Adicto a la comida. Experto en viajes. Aficionado al café. Aficionado a la televisión".