Inicio Economía El riesgo de guerra en Europa es alto, según Polonia

El riesgo de guerra en Europa es alto, según Polonia

109
0

El riesgo de guerra en territorio europeo está ahora en su nivel más alto en la escala de probabilidad «desde hace 30 años», dijo Polonia el jueves al final de una reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

La reunión de 57 países en Viena marcó el tercer capítulo del ballet diplomático que comenzó esta semana entre Rusia, Estados Unidos, la OTAN y los países europeos en un intento de rebajar las tensiones en Ucrania.

Y la perspectiva de un conflicto armado hace que ahora sea «imperativo encontrar una manera, por medios diplomáticos, de detener la escalada y empezar a reconstruir la confianza, la transparencia y la cooperación», dijo Helga Schmid, secretaria general de la organización, una plataforma multilateral para las discusiones Este-Oeste que surgió de la Guerra Fría, pero que es también uno de los pocos foros de los que Estados Unidos y Rusia son miembros.

«Desde hace varias semanas nos enfrentamos a la perspectiva de una gran escalada militar en Europa del Este», resumió el Ministro de Asuntos Exteriores polaco, Zbigniew Rau, que asumió la presidencia del organismo internacional a principios de año, en la apertura de la reunión. «Parece que el riesgo de guerra en el área de la OSCE es mayor que en cualquier otro momento de los últimos 30 años. Se trata de un reto importante para la Organización, cuyo objetivo es precisamente desterrar la guerra de Europa.

Lea también la noticia :  Charlotte Gainsbourg sobre su relación con la fama

La reunión del Consejo Permanente de la OSCE finalizó el jueves en la misma línea que las reuniones anteriores celebradas el lunes en Ginebra entre los viceministros de Estados Unidos y Rusia de Asuntos ExterioresEl miércoles, en Bruselas, Rusia y la OTAN se mantuvieron firmes en sus posiciones, aunque reconocieron sus profundas «diferencias» en materia de seguridad en Europa.

«Todo ha sido por las preocupaciones [des Occidentaux] y el llamado comportamiento agresivo de Rusia», lamentó tras la reunión el representante ruso de la OSCE, Alexander Lukashevich. «Esto es una decepción total.

Tras asegurar a principios de esta semana que no tenía planes de invadir Ucrania, Rusia dijo el jueves que ya no sentía la necesidad de proseguir las conversaciones con Occidente debido al diálogo de sordos que marcó las reuniones de la semana sobre la cuestión ucraniana.

«Mientras no esté claro si hay […] flexibilidad del otro lado en temas importantes, no hay razón para ir a la mesa [des négociations] en los próximos días, para reunirse de nuevo y volver a iniciar las mismas conversaciones», dijo el viceministro de Asuntos Exteriores, Sergei Ryabkov, en una entrevista con la emisora rusa RTVi.

Lea también la noticia :  La reina Isabel II retoma sus compromisos oficiales tras guardar reposo

«Demandas clave»

La tensión en la frontera entre Rusia y Ucrania se ha intensificado en las últimas semanas después de que Moscú enviara más de 100.000 soldados a este rincón caliente de Europa del Este. En 2014, Moscú invadió parte del territorio ucraniano y desde entonces apoya a los separatistas prorrusos en el este de esta antigua república soviética, que busca su futuro mirando más al oeste.

Con estas maniobras, Rusia pretende combatir estas tendencias proeuropeas y expulsar a las fuerzas de la OTAN de la región, sobre la que desea restablecer su influencia. Moscú también reclama tratados que prohíban cualquier expansión futura de la OTAN en Europa del Este, el no despliegue de armas ofensivas cerca de Rusia y una reducción drástica de la cooperación y las operaciones militares occidentales en la región.

Calificadas de «demandas clave» por el Kremlin, estas peticiones se encontraron con un rechazo por parte de Estados Unidos y la Alianza esta semana.

El jueves, el jefe de la diplomacia europea, el español Josep Borrell, indicó que no se trataba de que Bruselas negociara «bajo presión».

«Debemos rechazar resueltamente el chantaje y asegurarnos de que la agresión y las amenazas nunca den sus frutos», dijo el embajador de Estados Unidos ante la OSCE, Michael Carpenter.

Con la Agencia France-Presse

Artículo anteriorMuerte de Gaspard Ulliel: lo que sabemos sobre las circunstancias de su accidente de esquí
Artículo siguienteFrancia condena el ataque a los Emiratos, que amenaza la estabilidad regional
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.