Inicio Economía El primer presidente de Honduras quiere fundar «un estado socialista y democrático

El primer presidente de Honduras quiere fundar «un estado socialista y democrático

110
0

Xiomara Castro juró el jueves como primera presidenta de Honduras para un mandato de cuatro años, prometiendo ante una entusiasta multitud fundar «un Estado socialista y democrático».

La nueva presidenta de izquierdas juró su cargo ante Luis Redondo, a quien reconoció como presidente del Parlamento, ignorando la crisis abierta hace seis días por dos facciones rivales de su partido Libre que provocó escenas de pugilato en la tribuna de la Asamblea.

«El Estado de Honduras ha sido quebrado en los últimos 12 años» de gobierno de la derecha, dijo la jefa de Estado en su discurso de investidura ante una multitud en el Estadio Nacional de Tegucigalpa.

«Lo recibo en quiebra», dijo, subrayando que «el país debe saber lo que [ses prédécesseurs] con el dinero». Honduras tiene una deuda pública de 17.000 millones de dólares.

La presidenta ha prometido que hasta el final de su mandato en 2026 se centrará en «la educación, la sanidad, la seguridad y el empleo».

Pero la controversia dentro de su partido, en el que los dos grupos rivales han elegido dos presidentes de dos parlamentos opuestos, genera incertidumbre sobre su capacidad para aplicar su programa de transformación de Honduras.

Para reformar el país, plagado de corrupción y de la influencia de los narcotraficantes que se han infiltrado en el Estado hasta sus más altos niveles, Castro necesita el Parlamento, donde su partido y sus aliados no tienen mayoría.

Lea también la noticia :  Desnutrición: casi la mitad de la población mundial está desnutrida, según un informe

La crisis parlamentaria estalló cuando los disidentes de Libre se negaron a cumplir un acuerdo entre su partido y sus aliados de otro partido de izquierdas, cuyo apoyo fue crucial para la victoria de Castro en las elecciones de noviembre.

Desenvolviendo la crisis parlamentaria

El Sr. Redondo, que ciñe al Presidente con el pañuelo azul y blanco, símbolo de su cargo, había abierto unas horas antes una sesión de «su» Parlamento, en el edificio oficial, mientras el Presidente de la Asamblea rival, Jorge Calix, permanecía en silencio.

En un intento de resolver la crisis, la presidenta electa había ofrecido el miércoles por la noche un alto cargo en su gobierno al Sr. Calix, que se benefició de los votos de los diputados de la oposición de derechas para ser elegido presidente de la asamblea rival.

El disidente agradeció en Twitter el «honor» que ha recibido y prometió una «respuesta rápida». Pero todavía falta algún tiempo.

A la ceremonia asistieron, entre otros, la Vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, el Rey de España, Felipe VI, y el Vicepresidente de Taiwán, William Lai.

Castro fue calificada de «comunista» por sus opositores durante la campaña, pero «Estados Unidos ha entendido que no representa a una izquierda radical», dice el sociólogo Eugenio Sosa, de la Universidad Nacional de Honduras.

«Hay un giro a la izquierda […] Quieren disfrazarlo con la llegada de la vicepresidenta Kamala Harris, pero en realidad están muy comprometidos con Venezuela», dijo a la AFP David Chávez, líder del derechista Partido Nacional, ahora en la oposición.

Lea también la noticia :  Los manifestantes rusos, observados de cerca, se mantienen firmes

La vicepresidenta estadounidense Kamala Harris ha animado a la nueva presidenta de Honduras, Xiomara Castro, a luchar contra la corrupción, considerada una de las causas de la emigración masiva de centroamericanos a Estados Unidos.

La Sra. Harris fue la primera en reunirse con el nuevo presidente tras asistir a la ceremonia de investidura.

«La vicepresidenta Harris acogió con agrado el enfoque de la presidenta Castro en la lucha contra la corrupción y la impunidad, incluida su intención de buscar la ayuda de la ONU para establecer una comisión internacional contra la corrupción», según una nota distribuida a la prensa por la oficina de Harris.

En su discurso de investidura, la nueva presidenta afirmó que el 74% de los casi 10 millones de habitantes del país viven por debajo del umbral de la pobreza (59% según las cifras oficiales, 71% según una ONG hondureña).

«Esta cifra explica por sí sola las caravanas de miles de personas que huyen hacia el norte, hacia México y Estados Unidos, en busca de […] para sobrevivir, incluso a riesgo de sus vidas», dijo Castro.

La violencia de las bandas, que convierte a Honduras en uno de los países más peligrosos del mundo (casi 40 asesinatos por cada 100.000 habitantes), también empuja a los aterrorizados residentes a emigrar.

Artículo anteriorMalí: un soldado francés fue asesinado el sábado, según anunció el Elíseo
Artículo siguienteBrasil: los desfiles del carnaval de Río de Janeiro se posponen a abril debido a Covid-19
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.