Inicio Economía El número de muertos aumenta y las tropas rusas llegan a Kazajistán

El número de muertos aumenta y las tropas rusas llegan a Kazajistán

17
0

Las tropas rusas llegaron el jueves a Kazajstán para apoyar al gobierno frente a los disturbios que han dejado decenas de muertos, mientras la situación sigue siendo inestable con disparos en la capital económica, Almaty.

El mayor país de Asia Central se tambalea tras las protestas que estallaron el domingo en el oeste del país tras la subida del precio del gas, antes de extenderse a Almaty, donde las manifestaciones se convirtieron en disturbios contra el gobierno, y los manifestantes tomaron edificios oficiales.

La violencia continuó el jueves. Un corresponsal de la AFP escuchó varios disparos en el centro de la ciudad, que mostraba las cicatrices de los enfrentamientos del día anterior, con las fachadas de los edificios ennegrecidas por las llamas, los cadáveres de los vehículos quemados y los charcos de sangre en el suelo.

Los medios de comunicación locales afirmaron el jueves por la noche que la policía había desalojado a los manifestantes de la plaza principal de Almaty y recuperado el control de los edificios oficiales, pero la AFP no pudo comprobarlo.

Lea también la noticia :  En Budapest, Marine Le Pen apoya a Orban y critica a la UE

Anteriormente, Moscú anunció la llegada de personal militar ruso a Kazajistán como parte del despliegue de una «fuerza colectiva de mantenimiento de la paz» de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), un grupo controlado por Rusia, a petición del gobierno kazajo.

El jueves, Estados Unidos advirtió a las tropas rusas de que no debían violar los derechos humanos ni intentar «apoderarse» de las instituciones del país.

«Estados Unidos, y francamente el mundo, está atento a cualquier posible violación de los derechos humanos. Y también estamos vigilando cualquier acción que pueda sentar las bases para una toma de posesión de las instituciones de Kazajstán», dijo el portavoz diplomático estadounidense Ned Price.

«Esperamos que el gobierno de Kazajistán sea capaz de abordar los problemas que son fundamentalmente de naturaleza económica y política», añadió.

«Aterrador»

La violencia ha conmocionado a Kazajistán, un país de unos 19 millones de habitantes, rico en recursos naturales y famoso por su gobierno estable pero autoritario.

Saule, una manifestante de 58 años, dijo que vio a una docena de manifestantes caer ante las balas de la policía cerca de la residencia presidencial en Almaty el miércoles por la noche.

Al manifestarse contra la «corrupción», también se mostró «profundamente decepcionada» por el presidente kazajo, Kassym-Jomart Tokayev, que acusó a grupos de «terroristas» entrenados en el extranjero de estar detrás de los disturbios.

El balance de los disturbios fue elevado: las autoridades informaron de que «decenas» de manifestantes murieron y más de 1.000 personas resultaron heridas, 62 de ellas de gravedad. Dieciocho miembros de las fuerzas de seguridad murieron y 748 resultaron heridos, informaron las agencias de noticias citando a las autoridades. Las autoridades, que han impuesto el estado de emergencia y el toque de queda nocturno, anunciaron el jueves que sólo en Almaty se había detenido a unas 2.300 personas.

Hasta ahora, Tokayev no ha conseguido calmar a los manifestantes, a pesar de las concesiones sobre los precios del gas y el combustible y la destitución del gobierno.

Artículo anteriorPríncipe Andrés: el último intento de sus abogados para evitarle un juicio
Artículo siguienteOmicron: Inglaterra suaviza las restricciones a la llegada de extranjeros
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.