Inicio Economía El drama del Canal reabre el debate migratorio en Europa

El drama del Canal reabre el debate migratorio en Europa

38
0

Tras la conmoción por la peor tragedia migratoria ocurrida en el Canal de la Mancha y cuando París y Londres parecían estar superando sus desavenencias, el primer ministro británico, Boris Johnson, pidió el jueves a Francia que devolviera a los inmigrantes llegados ilegalmente a Gran Bretaña desde las costas francesas.

La muerte de 27 migrantes que intentaban llegar a Gran Bretaña el miércoles por la noche, al naufragar su embarcación, fue la tragedia migratoria más mortífera desde el aumento de 2018 de los cruces del Canal de la Mancha, provocado por el creciente cierre del puerto francés de Calais (norte de Francia) y del túnel ferroviario, que ya había sido utilizado anteriormente.

Mientras que París y Londres han parecido hasta ahora dispuestos a dejar de lado sus desacuerdos y mejorar la coordinación, Boris Johnson ha pedido al presidente francés, Emmanuel Macron, que retire a todos los migrantes que lleguen a Gran Bretaña desde Francia.

«Propongo que pongamos en marcha un acuerdo bilateral de readmisión para permitir la devolución de todos los inmigrantes ilegales que crucen el Canal de la Mancha», dijo el líder británico en una carta publicada en Twitter, en referencia a acuerdos similares de la UE con Bielorrusia o Rusia. Dijo que una medida así «tendría un efecto inmediato y reduciría drásticamente -si no se detiene- los cruces».

Lea también la noticia :  ¿Hacia una nueva (y violenta) guerra entre Rusia y Ucrania?

«Francia es un país de tránsito, estamos luchando contra estas redes de contrabandistas que utilizan la angustia, pero para ello debemos mejorar la cooperación europea», había suplicado antes el presidente francés, en una visita a Zagreb.

La ministra del Interior británica, Priti Patel, pidió un «esfuerzo internacional coordinado» ante los diputados británicos, aparentemente en la misma línea.

Francia ha invitado a «los ministros belgas, alemanes, holandeses y británicos encargados de la inmigración, así como a la Comisión Europea, a una reunión» en Calais el domingo.

«Esta reunión debería permitir definir los medios para reforzar la cooperación policial, judicial y humanitaria» para «luchar mejor contra las redes de contrabandistas», explicaron los servicios del Primer Ministro francés, Jean Castex.

Esta voluntad común dejó a algunos observadores escépticos, ya que las relaciones entre París y Londres son muy malas. «Tendrán que trabajar juntos. Pero, ¿pueden hacerlo cuando las relaciones son tan malas, con el riesgo de que uno diga que el otro no hace lo suficiente?», se pregunta John Springford, experto del Centro para la Reforma Europea (CER) de Londres.

La cuestión de los cruces, que inflama regularmente las tensiones bilaterales, es un tema sensible para el Gobierno conservador británico, que ha hecho de la lucha contra la inmigración su asunto clave tras el Brexit.

En un comunicado emitido el jueves por la noche tras una conversación entre Priti Patel y su homólogo francés, Gerald Darmanin, el Ministerio del Interior británico dijo que había hecho una «oferta clara a Francia en términos de cooperación […] y patrullas conjuntas para evitar que se produzcan estos peligrosos desplazamientos». Hasta ahora, Francia siempre ha rechazado esta propuesta de patrullas conjuntas, planteada en varias ocasiones por Boris Johnson, por motivos de soberanía.

Lea también la noticia :  Estrella infantil: Daniel Radcliffe, el tormento del famoso mago

Sobre el terreno, nada puede frenar la determinación de los emigrantes, como Emmanuel D’Mulbah. «Es desmoralizante, tengo miedo, pero seguiré» intentando esta arriesgada travesía, confiesa a la AFP este liberiano que espera en la ciudad portuaria de Calais. «Es mi sueño.

«Kurdos, iraníes y afganos

Entre las víctimas había 17 hombres, siete mujeres y tres jóvenes, según el fiscal de Lille. Los dos supervivientes, un iraquí y un somalí, se encontraban ayer en situación de «hipotermia severa», pero «hoy están un poco mejor», dijo el jueves Gerald Darmanin.

Unas 200 personas, en su mayoría activistas comunitarios y algunos exiliados, se reunieron en Calais el jueves por la noche para rendir homenaje a las víctimas.

Las circunstancias de la tragedia aún no están claras, pero Mohamed, un sirio de 22 años, dijo a la AFP que estaba con ellos: «Estuvieron conmigo aquí en Calais hasta hace tres días.

«Eran kurdos iraquíes, iraníes y afganos. […] Hace tres días, el grupo nos dijo ‘Nos vamos a Inglaterra’, y se fueron», dice, rodeado de varios compatriotas que asienten.

Se examinarán los restos para aclarar las causas del naufragio, y se ha detenido a cinco personas, sospechosas de ser contrabandistas, según el Sr. Darmanin.

Se ha abierto una investigación en Francia por «ayuda a la entrada y residencia ilegal en banda organizada», «homicidio y lesiones involuntarias» y «asociación ilícita».

Artículo anteriorCovid-19: Marruecos suspende los vuelos hacia y desde Francia
Artículo siguienteJoyce Jonathan: revela la identidad de su novio
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.