Inicio Economía El Congreso de EE.UU. destina 40.000 millones de dólares a Ucrania

El Congreso de EE.UU. destina 40.000 millones de dólares a Ucrania

34
0

El Congreso de Estados Unidos hizo público el jueves un paquete masivo de 40.000 millones de dólares para armar y apoyar a Ucrania, mientras Moscú se anotaba una victoria simbólica con las imágenes de cientos de combatientes ucranianos saliendo, demacrados, de la fábrica Azovstal de Mariupol, donde llevaban semanas escondidos bajo las bombas.

El paquete de ayuda de 6.000 millones de dólares está destinado a ayudar a Ucrania a comprar vehículos blindados y a reforzar su defensa aérea, mientras los combates se suceden en el este y el sur del país. Moscú ha decidido concentrar sus esfuerzos allí en las últimas semanas tras fracasar en su intento de tomar Kiev y Kharkiv en el norte.

Los ministros de Finanzas del G7, reunidos en Alemania el jueves, empezaron a contar los miles de millones de euros, libras y dólares que cada país podría desembolsar rápidamente para apoyar la economía y el esfuerzo militar de Ucrania.

El proyecto de ley ahora sólo tiene que ser ratificado por el Presidente Joe Biden.

A mediados de marzo, el Congreso ya había desbloqueado casi 14.000 millones de dólares para la crisis ucraniana, pero Joe Biden llevaba varias semanas pidiendo un aumento importante del presupuesto para apoyar a Ucrania en la nueva fase del conflicto.

El importante anuncio, muy esperado en Kiev, se produce mientras Rusia anunciaba el jueves que casi 800 soldados ucranianos atrincherados en las entrañas del gigantesco complejo siderúrgico de Azovstal, en Mariupol, se habían rendido en las últimas 24 horas, lo que eleva el total a 1.730 desde el lunes.

Moscú ha difundido imágenes en las que aparecen cohortes de hombres con equipo de combate, algunos con muletas o vendajes, tras una larga batalla que se había convertido en un símbolo de la resistencia ucraniana a la invasión rusa en Mariupol, una ciudad martirizada y destruida en un 90% en el sureste del país, donde murieron al menos 20.000 personas, según Kiev.

Los soldados, entre ellos 80 heridos, «se hicieron prisioneros», dijo el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado.

Kiev no ha hablado de una rendición y los funcionarios ucranianos se niegan a hacer comentarios por el momento. Pero el presidente Volodymyr Zelensky habló el lunes de una «evacuación» para salvaguardar la vida de estos «héroes» ucranianos a través de la mediación internacional.

Confirmando implícitamente la versión de una solución negociada, como había sido el caso bajo la égida del CICR para evacuar a los civiles de Mariupol anteriormente, la ONU pidió el jueves a Rusia y a Ucrania que reanudaran las conversaciones para «poner fin a esta guerra».

«Me gusta pensar que el hecho de que esta cooperación haya funcionado relativamente bien, ciertamente mucho mejor que en semanas anteriores, es algo en lo que hay que basarse», dijo el jefe de emergencias de la ONU, Martin Griffiths, en una sesión informativa en Ginebra.

Lea también la noticia :  Ucrania: Washington ordena la salida de las familias de los diplomáticos estadounidenses en Kiev

La mayoría de los evacuados eran miembros de una unidad de marines del ejército ucraniano y del regimiento Azov, fundado por los nacionalistas ucranianos. Los combatientes evacuados llevaban semanas escondidos en el laberinto de túneles subterráneos excavados durante la época soviética bajo la enorme planta siderúrgica, que fue fuertemente bombardeada por los rusos.

El líder separatista prorruso Denis Pushilin dijo el miércoles que los comandantes aún no se habían rendido y afirmó que inicialmente había «más de 2.000 personas» en el lugar.

«Guerra de la Independencia»

En un vídeo publicado el jueves por la noche, Sviatoslav Palamar, subcomandante del regimiento Azov, confirmó que seguía en la fábrica con el resto del mando, negándose a revelar detalles de la «operación» en curso.

Sin embargo, su destino sigue siendo dudoso: Ucrania quiere organizar un intercambio de prisioneros de guerra, pero Rusia ha dejado claro en repetidas ocasiones que considera que al menos algunos de ellos no son soldados, sino combatientes «neonazis».

A pesar de las imágenes, en gran medida simbólicas para Rusia, que llevaba varias semanas con un control casi total de la ciudad, el Presidente Zelensky afirmó el jueves que su pueblo seguía siendo «fuerte, indestructible, valiente y libre», en un vídeo que conmemoraba el día de la Vychyvanka, la famosa camisa tradicional ucraniana bordada, que lució para la ocasión.

«Esta guerra para nosotros es, sin duda, una guerra de independencia», dijo de nuevo en un discurso a los estudiantes, subrayando que Rusia «probablemente seguirá siendo siempre una amenaza».

«Le pido perdón»

El jueves se reanudó en Kiev el primer juicio a un militar ruso por crímenes de guerra, un acontecimiento muy simbólico para Ucrania.

«Sé que no podrás perdonarme, pero te pido perdón», dijo el sargento Vadim Shishimarin, de 21 años, a la viuda del hombre de 62 años al que se acusa de haber matado a tiros el 28 de febrero en el noreste de Ucrania cuando su columna blindada fue atacada y él intentó reunirse con su familia.

El joven soldado ha pedido ser condenado a cadena perpetua y se ha declarado culpable.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, calificó el miércoles las acusaciones contra las tropas rusas de «falsas o escenificadas».

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, calificó el miércoles de «falsas o escenificadas» las acusaciones contra las tropas rusas, pero el jueves se abrió otro juicio por crímenes de guerra en el noreste de Ucrania: el de dos militares rusos acusados de disparar cohetes contra infraestructuras civiles en la región de Kharkiv.

Lea también la noticia :  Kazajistán: Putin se reúne con el presidente kazajo para "restablecer el orden

Los bombardeos rusos siguen pasando factura. Doce personas murieron y 40 resultaron heridas el jueves en Severodonetsk, en la región oriental de Lugansk, según el gobernador local Sergei Gaidai. Dijo que la mayor parte del fuego había afectado a edificios de apartamentos y que el número de víctimas podría aumentar.

Un equipo de la AFP que se encontraba en el lugar de los hechos comprobó que la ciudad industrial se había transformado en un campo de batalla durante días y estaba siendo aplastada por el fuego de la artillería.

«No sé cuánto tiempo podremos aguantar», dijo Nella Kachkina, de 65 años, antigua empleada del municipio y ahora jubilada.

«Absolutamente decidido»

Severodonetsk y Lyssychansk son los últimos focos de resistencia ucraniana en la región de Lugansk. Los rusos rodearon ahora estas dos ciudades, separadas únicamente por un río, y las bombardearon sin descanso para agotar la resistencia e impedir la llegada de refuerzos.

Según un recuento diario de los militares ucranianos, «el enemigo ha intensificado sus ataques e intentos de asalto para mejorar sus posiciones tácticas» en Donbass, la región oriental de habla rusa controlada parcialmente desde 2014 por los separatistas prorrusos y de la que Moscú, tras fracasar en su intento de tomar Kiev y el resto del país, quiere hacerse con el control total.

El Pentágono advirtió el jueves que, a pesar de los éxitos de las fuerzas ucranianas en el norte, el ejército ruso estaba logrando reforzar su control sobre el Donbass y el sur del país, lo que significa que el conflicto podría durar.

«Estamos absolutamente comprometidos a hacer todo lo que podamos para ayudar a los ucranianos a defenderse», dijo a la prensa un alto funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Por primera vez desde el inicio de la guerra, los jefes de Estado Mayor estadounidense y ruso, los generales Mark Milley y Valery Guerasimov, hablaron por teléfono el jueves, según informó el Pentágono.

En el plano económico, los líderes del G7 se reunieron en Alemania el jueves y el viernes para apoyar a Ucrania y examinar las consecuencias mundiales de la guerra desatada por Moscú hace casi tres meses.

El miércoles, la Comisión Europea había propuesto una «ayuda macrofinanciera adicional» a Ucrania para este año de «hasta 9.000 millones de euros».

En distintos grados, toda la economía mundial se ve afectada por esta ofensiva y las consiguientes sanciones contra Moscú.

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, advirtió el miércoles del «espectro de la escasez mundial de alimentos en los próximos meses», e imploró a Rusia que libere las exportaciones de grano ucraniano y a Occidente que abra el acceso del fertilizante ruso a los mercados mundiales.

Artículo anteriorChina: Los documentos revelan la magnitud de la represión contra los uigures
Artículo siguienteLéa Seydoux – Su biografía y toda su actualidad
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.