Inicio Economía Decisión «histórica» para un tratado mundial contra la contaminación por plásticos

Decisión «histórica» para un tratado mundial contra la contaminación por plásticos

61
0

Naciones Unidas inició el miércoles las negociaciones para un tratado mundial contra la contaminación por plásticos, una decisión «histórica» para luchar contra una lacra que amenaza el medio ambiente y contribuye al colapso de la biodiversidad.

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA), máximo órgano internacional en estas cuestiones, reunida en la capital de Kenia, Nairobi, adoptó una moción por la que se crea un «comité de negociación intergubernamental» para redactar un texto «jurídicamente vinculante» antes de 2024.

«No veo ninguna objeción, así está decidido», dijo el ministro noruego de Medio Ambiente, Espen Barth Eide, actual presidente de la asamblea, marcando la adopción con un martillo… de plástico reciclado.

«Hoy estamos haciendo historia. Podéis estar orgullosos», dijo entre los aplausos de los delegados en pie.

Los cientos de millones de toneladas de residuos producidos cada año, que se degradan en microplásticos, se encuentran en todos los océanos del mundo, en los témpanos de hielo, en los estómagos de los animales e incluso en el aire tomado de las cimas de las montañas.

En respuesta a la magnitud del problema, el mandato de negociación es muy amplio, ya que tiene en cuenta «todo el ciclo de vida de los plásticos», tal y como reclaman los defensores del medio ambiente.

Podría abarcar tanto la producción como el uso, la gestión de residuos, la reutilización o el reciclaje.

Lea también la noticia :  Ucrania: multado y liberado un manifestante de la televisión rusa

Abarca la contaminación terrestre y marina causada por estos productos, que se fabrican a partir de hidrocarburos fósiles y son responsables, según la OCDE, de casi el 3,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global.

«Cuestiones espinosas»

Podrá fijar objetivos y definir medidas «vinculantes» o «voluntarias». Y prever planes nacionales para combatirlos, teniendo en cuenta las «circunstancias» específicas de los distintos países.

El mandato incluye la búsqueda de mecanismos de control y financiación para los países pobres, y la colaboración con el sector privado en una industria multimillonaria.

«El mensaje es que eliminaremos la contaminación por plásticos de nuestro medio ambiente», dijo Inger Andersen, directora ejecutiva de la agencia medioambiental de la ONU (PNUMA).

No obstante, reconoció que las negociaciones, que deben comenzar en el segundo semestre de 2022 con el objetivo de concluir a finales de 2024, se enfrentarán a «cuestiones espinosas» como la definición de «objetivos», «cómo medir» su cumplimiento y la «velocidad de aplicación» de las nuevas normas.

Los ecologistas acogieron con satisfacción el acuerdo, pero dijeron que estaban atentos al progreso de las negociaciones.

«Punto de inflexión»

«Nos encontramos en un punto de inflexión en la historia, en el que las decisiones ambiciosas que se tomen hoy pueden evitar que la contaminación por plástico contribuya al colapso del ecosistema de nuestro planeta», ha declarado Marco Lambertini, director general de WWF, al tiempo que ha insistido en que «el trabajo no está ni mucho menos hecho».

Lea también la noticia :  Migrantes: en la frontera franco-británica, Frontex vigila la costa

Graham Forbes, responsable de plásticos de Greenpeace EE.UU., acogió con satisfacción un «gran paso adelante», que «reconoce que todo el ciclo de vida de los plásticos […] provoca la contaminación». Pero la ONG también promete no cejar «hasta que se acuerde y firme un tratado».

El compromiso declarado de las grandes multinacionales, entre las que se encuentran algunos de los principales usuarios de envases, como Coca-Cola y Unilever, con un tratado que establezca normas comunes contribuye al optimismo, aunque no hayan acordado medidas concretas.

La asociación de productores europeos Plastics Europe se congratuló de «un gran paso hacia la creación de un futuro sin residuos». Celebró que la resolución reconozca «las contribuciones esenciales de las aplicaciones de los plásticos», que deben ser «circulares y neutras para el clima».

En 2019 se produjeron unos 460 millones de toneladas de plásticos en todo el mundo, lo que generó 353 millones de toneladas de residuos, de los que actualmente se recicla menos del 10% y el 22% se vierte en vertederos, se quema en hogueras o se libera en el medio ambiente, según la OCDE.

Contaminación que está contribuyendo al colapso de la biodiversidad, esencial para afrontar la crisis climática, según el último informe del IPCC.

Artículo anteriorUcrania: la mayor central nuclear de Europa, afectada por los ataques rusos
Artículo siguienteCésar 2022: los ganadores posan con sus premios
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.