Inicio Economía Cientos de ejecuciones en Malí en marzo, según HRW

Cientos de ejecuciones en Malí en marzo, según HRW

52
0

Soldados malienses, en colaboración con presuntos combatientes extranjeros rusos, ejecutaron sumariamente a 300 civiles, entre ellos algunos de los que sospechaban que eran yihadistas, a finales de marzo en una ciudad del centro de Malí, según Human Rights Watch.

En un informe publicado el martes, la ONG describe una masacre que tuvo lugar durante varios días entre el 27 y el 31 de marzo en la ciudad de Moura, entre Mopti y Djenné, en una región que es uno de los principales focos de violencia del Sahel.

Ante la multiplicación de los testimonios difundidos por la prensa, el Estado Mayor de Malí habló el martes por la noche en un comunicado de «acusaciones infundadas» destinadas a «empañar la imagen» de las fuerzas armadas.

Sin referirse específicamente a HRW, repitió que el respeto de los derechos era «una prioridad en la conducción [des] operaciones» y pidió «moderación contra las especulaciones difamatorias».

Las autoridades, dominadas por los militares que tomaron el poder por la fuerza en 2020, ya habían dado su versión de los hechos el viernes, hablando de una operación que se había saldado con la muerte de 203 miembros de «grupos terroristas armados» y la detención de otros 51.

Pero la Misión de la ONU en Malí, Estados Unidos, la Unión Europea y Francia han expresado su preocupación por los informes de Moura.

Lea también la noticia :  Afluencia de mujeres ucranianas dispuestas a trabajar en Polonia

Los sucesos de Moura son «el peor episodio de atrocidades» desde el estallido de la violencia en Malí en 2012, dice HRW, citando a 27 personas informadas de los hechos, entre ellas 19 supervivientes y testigos.

«El gobierno maliense debe investigar de forma urgente e imparcial estos asesinatos masivos, incluyendo el papel de los soldados extranjeros», afirma Corinne Dufka, directora de HRW en el Sahel. Para la credibilidad de estas investigaciones, las autoridades deben contar con la ayuda de la Unión Africana y las Naciones Unidas, dijo.

Los sucesos de Moura comenzaron el 27 de marzo con la llegada en helicóptero de soldados en medio de un mercado de ganado, dijo HRW. Al parecer, los soldados intercambiaron disparos con una treintena de islamistas armados que se encontraban entre la multitud, matando a varios islamistas, algunos civiles y dos soldados extranjeros.

Moura se describe como una localidad que ha caído bajo el control de grupos afiliados a Al Qaeda, como muchas otras en Malí.

Con los refuerzos enviados en helicópteros, los soldados malienses y extranjeros tomaron el control de Moura, según testigos citados por HRW.

Los extranjeros, de raza blanca, son comparados con los rusos porque no hablan francés y se ha hablado mucho en los medios de comunicación, incluso por parte de las autoridades, de la llegada de soldados rusos en los últimos meses para ayudar a combatir a los yihadistas.

Lea también la noticia :  Una comunidad destrozada tras la masacre de Uvalde

Al parecer, los soldados peinaron la zona, «ejecutando» a varias personas y capturando a cientos más. Al parecer, en los días siguientes dispararon y mataron a decenas de cautivos en pequeños grupos, quizá por su forma de vestir o porque llevaban barba según las normas yihadistas, o por su etnia.

La «gran mayoría» de los hombres ejecutados tanto por los soldados malienses como por los blancos eran fulani, un grupo del que los yihadistas han reclutado en gran medida, dijo HRW.

«Matar o maltratar deliberadamente a una persona detenida es un crimen de guerra», dijo HRW.

Los civiles fueron obligados a cavar fosas comunes antes de ser ejecutados, según HRW. Algunos cuerpos fueron quemados hasta quedar irreconocibles, dijo HRW.

En el comunicado emitido el martes por la noche, los militares afirmaron que el ejército atacó a un grupo de «terroristas» y que se produjeron intensos combates. Una vez asegurado el control de Moura, los soldados «clasificaron» y localizaron a los «terroristas» escondidos entre la población, dijo.

El Estado Mayor se limita a mencionar las muertes en el ejército sin más detalles. No menciona a los soldados extranjeros. Sin embargo, informa de que en la operación participaron cuatro grupos de fuerzas especiales, tres helicópteros de transporte Mi-17 (de diseño soviético) y dos helicópteros de combate Mi-35 (de diseño ruso), así como drones de vigilancia.

Artículo anteriorBofetada al Oscar: Will Smith renuncia a la Academia
Artículo siguienteValérie Lemercier: víctima de un desmayo durante un espectáculo
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.