Inicio Economía Brasil: 122 muertos en Petrópolis y nuevas alertas por fuertes lluvias

Brasil: 122 muertos en Petrópolis y nuevas alertas por fuertes lluvias

57
0

La ciudad brasileña de Petrópolis volvió a estar en alerta máxima el viernes por la noche al sonar las sirenas tras las previsiones de más lluvias torrenciales, tres días después de que las violentas tormentas mataran al menos a 122 personas y dejaran decenas de desaparecidos.

El número de personas desaparecidas por las inundaciones y los desprendimientos sigue sin estar claro. La policía dijo que la cifra era de 218. Pero no dijeron si en este total se cuentan los cuerpos aún no identificados o las personas ya encontradas.

Por la mañana, el presidente Jair Bolsonaro sobrevoló las zonas siniestradas, horas después de regresar a Brasil de un viaje oficial a Rusia y Hungría.

«Vi mucha destrucción, como escenas de guerra», dijo el jefe de Estado en una conferencia de prensa. «Pudimos apreciar plenamente la gravedad de lo que ocurrió aquí.

Las sirenas ya habían hecho sonar la alarma el jueves por la noche y el viernes por la mañana, cuando cayeron fuertes lluvias en las zonas de riesgo de la ciudad de 300.000 habitantes.

«Hay riesgo de derrumbes en esta zona, cuidado, vayan a un lugar seguro, a un refugio», se escuchaban los altavoces en las primeras horas del día.

La lluvia remitió por la tarde, pero se esperaban más lluvias intensas por la noche, según Protección Civil.

Lea también la noticia :  Suspendida por no vacunar, una enfermera recibirá una medalla de trabajo

«Todo el mundo está muy asustado, saltamos al menor ruido», dijo Atenor Alves de Alcantara, un metalúrgico jubilado de 67 años cuya casa está en la parte baja del barrio de Alto da Serra, el más afectado por los desprendimientos.

Sentirse abandonado

Más de 500 bomberos, con helicópteros, excavadoras y perros rastreadores, siguen movilizados para buscar sin descanso a los desaparecidos, mientras la esperanza de encontrar supervivientes entre ellos es cada vez más escasa.

También han intervenido cientos de voluntarios, muchos de ellos residentes en las zonas devastadas por los cerca de 400 desprendimientos, que se han visto obligados a desenterrar para intentar encontrar a sus familiares.

En el Alto da Serra, casi 80 casas fueron engullidas por un corrimiento de tierras. «Todavía podría haber 50 personas allí abajo, ya se han retirado 98 cuerpos desde el martes», dijo a la AFP Roberto Amaral, coordinador del grupo de rescate de catástrofes naturales del Cuerpo Civil de Bomberos.

El ayuntamiento también anunció que había retirado más de 140 coches volcados en las calles o arrastrados a los cursos de agua de la ciudad.

Muchos habitantes de Petrópolis dijeron sentirse defraudados por las autoridades. «La población tiene derecho a criticar, pero esta es una región que ha visto muchas tragedias de este tipo», dijo el presidente Bolsonaro.

Lea también la noticia :  Kanye West quiere someterse a un tratamiento "conductual"

Se refería en particular a 2011, cuando más de 900 personas murieron a causa de las inundaciones y desprendimientos de tierra en una vasta región que incluía Petrópolis y las ciudades vecinas de Nova Friburgo, Itaipava y Teresópolis.

«Desgraciadamente, aquí han ocurrido otras tragedias. Hacemos lo que podemos», continuó, añadiendo que era «complicado prever todo lo que puede ocurrir en 8,5 millones de km2» (la superficie de Brasil).

El pésame del Papa

El Papa Francisco envió el viernes un mensaje de solidaridad a las víctimas.

«El Santo Padre, tras conocer con gran tristeza las trágicas consecuencias de los desprendimientos, ha pedido al obispo que transmita sus condolencias a las familias y comparte el dolor de todos los deudos», señala un comunicado del Vaticano.

El martes, Petrópolis, antigua residencia de verano de la Corte Imperial, recibió más lluvia que la media de todo el mes de febrero.

El verano austral ha sido especialmente mortífero en Brasil, con fuertes lluvias que han matado a decenas de personas en el estado nororiental de Bahía, Minas Gerais y el estado suroriental de Sao Paulo en los últimos meses.

Estas precipitaciones extremas están relacionadas, según los expertos, con el calentamiento global.

Artículo anteriorTurquía: Hace 23 años, el líder del PKK Abdullah Ocalan fue detenido
Artículo siguienteBoda real: el rey Hussein y Noor de Jordania, una mujer estadounidense que se convirtió en reina
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.