Inicio Economía Bombardeo en Kiev durante la visita del Secretario General de la ONU

Bombardeo en Kiev durante la visita del Secretario General de la ONU

36
0

La capital ucraniana fue objeto de ataques con misiles el jueves por la noche. Muy simbólicos, estos primeros bombardeos sobre Kiev desde el redespliegue del ejército ruso en el este de Ucrania coinciden con la visita al país del Secretario General de la ONU, António Guterres.

Varios testigos vieron un piso de un edificio en llamas con humo negro saliendo de las ventanas rotas, mientras muchos policías y trabajadores de rescate estaban en el lugar.

«Por la noche, el enemigo disparó sobre Kiev. Dos ataques al distrito de Shevchenkovsky», confirmó el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko. Según el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, un total de «cinco misiles» impactaron en la capital.

Los servicios de emergencia escribieron en Facebook que 10 personas resultaron heridas en los ataques con misiles. El objetivo era un edificio residencial de 25 plantas, «cuyas dos primeras plantas quedaron parcialmente destruidas», según la misma fuente.

Los ataques -los primeros en la capital desde mediados de abril- coinciden con una visita a Ucrania del Secretario General de la ONU, António Guterres.

El Sr. Guterres está «conmocionado» pero «a salvo», dijo un portavoz de la ONU, Saviano Abreu, lamentando que «haya sucedido cerca de donde estábamos», aunque fuera una «zona de guerra».

«Esto dice mucho de la verdadera actitud de Rusia hacia las instituciones internacionales, de los esfuerzos de los dirigentes rusos por humillar a la ONU y todo lo que la organización representa», comentó Zelensky en un vídeo.

A pesar del bombardeo, Guterres pudo dar una rueda de prensa por la mañana para criticar al Consejo de Seguridad de la ONU por su inacción. El organismo «no hizo lo que pudo para prevenir y poner fin a esta guerra», dijo, y lo calificó como «una fuente de gran decepción, frustración y rabia».

También pidió al presidente ruso que «acepte cooperar» con la investigación de la Corte Penal Internacional sobre posibles crímenes de guerra en Ucrania. «Me imagino a mi familia en una de estas casas […]Veo a mis nietas correr presas del pánico. La guerra es un absurdo en el siglo XXI.e siglo, ninguna guerra es aceptable en el siglo XXI.e siglo», dijo por la mañana en Borodianka, un suburbio de Kiev donde los ucranianos acusan a los rusos de cometer abusos durante su ocupación de la región en marzo.

Lea también la noticia :  Los inmigrantes abandonan la esperanza de volver a Polonia

«Todo el mundo debería recordar siempre una cosa: sea cual sea la guerra, son siempre los civiles los que pagan el precio más alto», dijo allí, frente a un edificio residencial parcialmente destruido por los bombardeos, y antes de ir a Kiev.

Bombardeos intensos

El sur y el este de Ucrania, donde se concentra ahora la ofensiva rusa, fueron objeto de intensos bombardeos el jueves.

«El enemigo está intensificando su ofensiva. Los ocupantes están llevando a cabo ataques en prácticamente todas las direcciones, con una actividad especialmente intensa en las regiones de Kharkiv y Donbass», dijo el Estado Mayor ucraniano en su nota de la mañana.

Según él, el ejército ruso está tratando de impedir el traslado de las fuerzas ucranianas del norte al este.

En las ciudades bombardeadas, los bomberos ucranianos corren de un incendio a otro, como en Kharkiv, donde más de 2.000 edificios han sido dañados o destruidos por el fuego, según Yevgen Vasylenko, portavoz regional de los servicios de emergencia ucranianos.

«Y sigue así todos los días. Los chicos no tienen suficiente tiempo para descansar, eso es lo más difícil. Es agotador», dijo Roman Katchanov, jefe del cuartel número 11 de la segunda ciudad de Ucrania.

Lucha de brazos por el gas

Lejos de los campos de batalla, pero aún demasiado cerca de los campos de gas rusos, los europeos dudaron todo el día para decidir sobre la amenaza rusa de cerrar el grifo del petróleo.

Lea también la noticia :  Johnny Depp contra Amber Heard: los abogados de la actriz piden la anulación del juicio

El gigante gasístico ruso Gazprom suspendió el miércoles todos los suministros de gas a Bulgaria y Polonia, ambos miembros de la Unión Europea y la OTAN, porque se negaron a pagar su energía en rublos, la moneda rusa.

La Comisión Europea dijo el jueves que el plan de conversión de rublos de Moscú era una elusión de las sanciones occidentales.

El decreto del Kremlin «introduce un nuevo procedimiento de pago en dos etapas», con un pago en una cuenta de Gazprombank en euros o dólares y luego la conversión en rublos en una segunda cuenta en la misma institución, dijo la Comisión Europea. Esta conversión implica, por tanto, una transacción con el Banco Central ruso, que el régimen de sanciones prohíbe.

«Con este sofisticado sistema, sólo se considera que las empresas han pagado sus cuotas una vez que sus divisas han sido convertidas en rublos, en un plazo y a un tipo de cambio que ellas mismas no controlan […]. Es evidente que se trata de una violación de las sanciones», explicó un portavoz del Ejecutivo comunitario.

El miércoles, el ministro alemán de Economía, Robert Habeck, hizo una interpretación diferente del decreto ruso. «Los pagos se harán en euros y luego Gazprombank los transferirá a una cuenta en rublos: este es el camino que estamos siguiendo, este es el camino que Europa nos ha mostrado, es compatible con las sanciones» y «en línea con los contratos» que se han firmado, dijo.

El tema figurará en el orden del día de una reunión extraordinaria de los ministros de Energía de la UE el próximo lunes.

Con la Agencia France-Presse

Artículo anterior¿Por qué el tema del aborto está tan candente en Estados Unidos?
Artículo siguienteBoris Johnson reconoce la lentitud occidental y promete más ayuda militar a Ucrania
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.