Inicio Economía Biden promete una «respuesta» de la OTAN si Rusia utiliza armas químicas...

Biden promete una «respuesta» de la OTAN si Rusia utiliza armas químicas en Ucrania

65
0

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió el jueves por primera vez una «respuesta» de la OTAN al conflicto en Ucrania si Rusia utiliza armas químicas en ese país, un riesgo que se consideró real en las cumbres de la alianza y del G7 en Bruselas tras un mes de guerra mortal y devastadora lanzada por Vladimir Putin.

Al mismo tiempo, la Asamblea General de la ONU en Nueva York votó por una abrumadora mayoría de 140 votos «a favor», 38 abstenciones y cinco «en contra», entre ellos los de Rusia, Siria y Corea del Norte, una moción que exigía el fin inmediato de la ofensiva rusa.

Sobre el terreno, el líder checheno Ramzan Kadyrov afirmó que su milicia paramilitar, que lucha junto al ejército ruso, había tomado el ayuntamiento de la ciudad asediada y bombardeada de Mariupol, en el sureste de Ucrania. Esta información no puede ser confirmada por fuentes independientes.

La ciudad portuaria del Mar de Azov, fuertemente bombardeada, en la que los testigos describieron cadáveres que cubrían las calles, sería la primera ciudad importante en ser tomada por Rusia tras una ofensiva de un mes que ha visto al ejército ruso luchar contra la dura resistencia de los ucranianos armados por la OTAN.

En esta situación, Occidente ha considerado muy creíble el riesgo de un ataque químico, contra el que advirtió el jueves el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky en un discurso por vídeo desde Kiev, donde está atrincherado.

«Responderemos si hay recurso. La naturaleza de la respuesta dependerá de la naturaleza de ese uso», dijo Biden tras las cumbres de la OTAN y del G7 en Bruselas.

«La OTAN nunca, nunca ha estado más unida que hoy. Putin está consiguiendo exactamente lo contrario de lo que quería al invadir Ucrania», dijo, y volvió a advertir a China de que no apoyara a Moscú porque podría poner en peligro su «futuro económico».

Preguntado por las posibles «líneas rojas» definidas por la OTAN que podrían desencadenar una intervención, el presidente francés, Emmanuel Macron, prefirió mantenerse «muy cauto en este tema».

En el caso de Ucrania, «creo que la ambigüedad estratégica y la discreción son más eficaces», respondió el jefe de Estado.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo en ese momento que los aliados habían «acordado proporcionar equipos para ayudar a Ucrania a protegerse contra las amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares».

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) expresó el jueves por la noche su «preocupación» tras recibir informes de las autoridades ucranianas sobre bombardeos en la ciudad donde vive el personal de la central de Chernóbil.

Los líderes de la OTAN también aprobaron la creación de cuatro nuevos grupos de combate en Rumanía, Hungría, Bulgaria y Eslovaquia, y el refuerzo de los cuatro ya establecidos en Polonia y los tres países bálticos.

Lea también la noticia :  Léa Seydoux, Phoebe Dynevor, Emma Roberts: las actrices protagonistas del desfile de moda crucero de Louis Vuitton

Actualmente hay más de 100.000 soldados estadounidenses en Europa y más de 40.000 tropas bajo el mando directo de la OTAN en la parte oriental de la Alianza. «Esto no tiene precedentes», dijo Stoltenberg.

Riesgo de escasez de alimentos

En el plano económico, los occidentales se concertaron el jueves para hacer frente al riesgo de escasez mundial de alimentos tras la invasión rusa de Ucrania, dos grandes exportadores de trigo.

«Va a haber escasez de alimentos», advirtió el presidente estadounidense Joe Biden en Bruselas tras las cumbres del G7 y la OTAN, asegurando que tanto Estados Unidos como Canadá, grandes productores de cereales, aumentarían sus exportaciones en consecuencia.

Canadá, cuarto productor mundial de petróleo, también anunció el jueves que aumentará sus exportaciones de crudo en cerca de un 5% para atender «las peticiones de ayuda» de sus «aliados, que se enfrentan a la escasez» por el conflicto en Ucrania.

Además, los países del G7 y de la Unión Europea sancionarán cualquier transacción con las reservas de oro de Rusia para evitar que Moscú eluda las medidas de aislamiento financiero de Occidente, según la Casa Blanca.

«Queremos cerrar cualquier posibilidad de que Rusia utilice su oro para apoyar su moneda», el rublo, dijo un alto funcionario estadounidense.

Washington también anunció el jueves nuevas sanciones financieras contra Rusia, dirigidas a políticos, oligarcas y la industria de defensa.

Las medidas, que incluyen la congelación de activos en Estados Unidos, afectan a 328 diputados de la Duma y a la propia institución, así como a 48 «importantes empresas estatales» del sector de la defensa, según un comunicado de la Casa Blanca.

Los países del G7 también afirmaron el jueves que «no escatimarán esfuerzos» para que Vladimir Putin «rinda cuentas» por la invasión de Ucrania.

Sobre el terreno, al menos cinco personas murieron, entre ellas dos niños, y otras ocho resultaron heridas en los ataques rusos en la región oriental de Lugansk, dijo el gobernador de la región, Sergei Gaidai.

El gobernador añadió que la cifra de muertos podría «resultar mucho más alta». «La fuerza aérea rusa ha empezado a lanzar bombas de fósforo sobre Rubijne», denunció.

En su mensaje a la OTAN, el presidente ucraniano se hizo eco de estas acusaciones: «Esta mañana […] había bombas de fósforo rusas. Los adultos fueron asesinados y los niños fueron asesinados de nuevo.

El «infierno» de Mariupol

El municipio de Mariupol ha lanzado un llamamiento de ayuda en Telegram, pidiendo que se salve a la población «del infierno».

Lea también la noticia :  Vladimir Putin saluda la "liberación" de Mariupol y Biden aumenta la ayuda militar a Kiev

«Cada vez hay más gente que se muere de hambre. Cada vez hay más gente sin comida. Y todos los intentos de lanzar una gran operación humanitaria para salvar a la población de Mariupol son bloqueados por la parte rusa. Porque a los ocupantes no les interesa el pueblo ni lo que le ocurre. Sólo para una imagen propagandística con la deportación forzada a Rusia», escribió el ayuntamiento de la ciudad asediada.

De hecho, los ucranianos acusan a los rusos de «deportar» a los residentes de Mariupol a Rusia. El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kouleba, habló de que 6.000 residentes fueron llevados a «campos de filtración rusos».

Estas acusaciones no se pudieron verificar inmediatamente, pero el Ministerio de Defensa ruso afirmó que «8.500 residentes de Mariupol fueron evacuados sin ninguna participación de la parte ucraniana el 23 de marzo», según la agencia Interfax.

Al menos seis civiles murieron y 15 resultaron heridos el jueves en un bombardeo ruso en Kharkiv, la segunda ciudad del país, según el gobernador regional Oleg Syniegoubov.

El bombardeo, realizado con «armas de largo alcance», alcanzó una oficina de correos cerca de la cual los residentes locales recibían ayuda humanitaria, dijo en Telegram, denunciando un nuevo «crimen de los ocupantes rusos.»

Unos 4,3 millones de niños -más de la mitad de la población infantil ucraniana- han tenido que abandonar sus hogares para huir de la inseguridad y los combates desencadenados por la invasión del ejército ruso el 24 de febrero, según informó el jueves UNICEF.

Sin embargo, Washington dijo que la ofensiva del ejército ruso se estaba estancando, especialmente en los alrededores de Kiev.

«Los ucranianos han logrado hacer retroceder a los rusos 55 kilómetros al este y noreste de Kiev», dijo el miércoles un alto funcionario del Pentágono que pidió el anonimato.

Decenas de personas huyeron el jueves de los combates en los alrededores de Kiev, en una zona que Ucrania dice haber retomado de Rusia, constataron periodistas de la AFP.

Desde el suburbio de Irpin, al noroeste de la capital, se oía un intenso fuego de artillería pesada y se veían columnas de humo que se elevaban hacia el cielo, según los periodistas.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, declaró el miércoles que «casi todo Irpin estaba ya bajo el control de los soldados ucranianos».

La marina ucraniana también afirmó el jueves haber destruido un barco de tropas ruso anclado en el puerto de Berdiansk, una ciudad cercana a Mariupol en el Mar de Azov.

Además, rusos y ucranianos intercambiaron prisioneros el jueves, según informó la viceprimera ministra ucraniana Iryna Verechtchuk en Facebook.

Artículo anteriorGuerra en Ucrania: negociaciones en Estambul, ocho tanques rusos destruidos hacia Donetsk y Lugansk
Artículo siguienteGwyneth Paltrow: su ex asistente habla
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.