Inicio Economía Biden ataca a Trump y defiende la democracia

Biden ataca a Trump y defiende la democracia

72
0

En un ataque sin precedentes a un expresidente de Estados Unidos por parte de su sucesor directo, Joe Biden señaló este jueves con vehemencia a Donald Trump, y su «tejido de mentiras», por el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021.

Un año después de la insurrección de la cúpula de la democracia estadounidense por parte de los partidarios del populista, el presidente electo también se postuló como defensor de los valores americanos frente a un expresidente y sus aliados que ese día «pusieron un cuchillo en la garganta de la democracia americana», dijo desde el National Statuary Hall del Congreso, uno de los teatros de la tragedia cuyas imágenes se han hecho virales.

«Por primera vez en nuestra historia, un presidente no sólo perdió unas elecciones, sino que intentó impedir el traspaso pacífico del poder» lanzando una turba violenta en el Capitolio, dijo Joe Biden sin mencionar nunca, durante su discurso, el nombre de Donald Trump. «Lo hizo porque valora el poder por encima de los principios, porque considera que sus propios intereses son mayores que los de su país. Porque su ego magullado le importa más que nuestra democracia o nuestra constitución».

Tal y como anunció la víspera la Casa Blanca, Joe Biden aprovechó el discurso para volver a exponer los datos de las elecciones de noviembre de 2020, que ganó con el apoyo de 81 millones de votos emitidos, frente a los 74 millones del republicano caído. Trump sigue reivindicando una «fuerte victoria» en los estados indecisos que perdió y denunciando un fraude electoral masivo que nunca se ha demostrado, a pesar de los cientos de recuentos, incluidos los realizados por sus huestes en estados aún gobernados por los republicanos.

«El ex presidente de Estados Unidos creó y difundió una red de mentiras sobre las elecciones de 2020″, dijo Joe Biden. Lo hizo porque no puede aceptar la derrota, aunque 93 senadores estadounidenses [qui ont certifié le vote le 6 janvier]a pesar de que su propio fiscal general, su propio vicepresidente, los gobernadores y representantes de todos los estados han dicho: ‘Ha perdido'». Y añadió: «No es sólo un ex presidente. Es un ex presidente derrotado».

Lea también la noticia :  Omicron llama a la puerta de los hospitales de todo el mundo

Trump devuelve el fuego

La respuesta de Donald Trump no se hizo esperar. A los pocos minutos del discurso de Joe Biden, la ex estrella de la telerrealidad calificó las conmemoraciones en curso en Washington de «teatro político» que era «una distracción» para hacer olvidar «los fracasos de Biden», dijo en una declaración escrita desde su casa de Mar-a-Lago, en Florida. Los demócratas quieren utilizar el 6 de enero para suscitar temores y dividir a Estados Unidos», añadió. Yo digo que lo tengan, porque Estados Unidos puede ver a través de sus mentiras y polarizaciones».

Las conmemoraciones del ataque al Capitolio se desarrollaron el jueves en Estados Unidos en la misma línea de tensión política que ha prevalecido durante el último año en torno al ataque a la sede del poder legislativo estadounidense. Como ejemplo de la división, sólo una republicana, la congresista de Wyoming Liz Cheney, participó en el minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado celebrado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. La mayoría de los demás representantes del partido del ex presidente en Washington decidieron mantenerse al margen de los actos de conmemoración del aniversario de la tragedia.

No es sólo un ex presidente. Es un ex presidente derrotado.

El único acto republicano fue organizado por los extremistas del partido y teóricos de la conspiración Matt Gaetz y Marjorie Taylor Green, que aprovecharon el día para «honrar» a los insurgentes organizando, entre otras cosas, una marcha desde la Casa Blanca hasta el Capitolio para conmemorar la marcha del 6 de enero de 2021.

El senador de Carolina del Sur Lindsay Graham, un estrecho aliado de Donald Trump, denunciado en Twitter la «descarada politización» del 6 de enero por parte del actual presidente a raíz de su discurso. «Todavía no puedo creer que una turba pueda tomar el Capitolio de los Estados Unidos en un momento tan crucial [que la certification] de una elección presidencial. Habría sido muy fácil para los terroristas aferrarse a este evento y causar más destrucción en el Capitolio de Estados Unidos», dijo, añadiendo combustible a la idea que ahora tienen muchos republicanos de que el ataque fue una maniobra demócrata contra los patriotas.

Lea también la noticia :  El padre de Meghan Markle exige ver a sus nietos

Recordemos que tras el 6 de enero, Graham, ahora líder de la minoría republicana en el Senado, había denunciado abiertamente el atentado, diciendo que «el presidente Trump es el responsable de causar los acontecimientos del día».

Un recuento de la historia que Joe Biden denunció enérgicamente en su discurso. «¿Es eso lo que ven, cuando ven a la turba destrozando el Capitolio, destruyendo la propiedad, defecando literalmente en los pasillos, asaltando las oficinas de los senadores y representantes, acechando a los miembros del Congreso, patriotas?», preguntó. «No en mi opinión».

Justicia

Más de 725 personas han sido detenidas y acusadas en el año transcurrido desde el ataque al Capitolio; 165 se han declarado culpables. El miércoles, el fiscal federal Merrick Garland anunció que todos serían juzgados por su participación en el intento de golpe. Desde entonces, varias decenas han admitido ante el tribunal haber participado en el motín espoleado por las mentiras del ex presidente sobre el robo de las elecciones de noviembre de 2020.

En un artículo de opinión publicado el miércoles en el Washington PostEl abogado republicano George Conway, una fuerte voz crítica en el partido contra el expresidente, pidió a la justicia estadounidense que siga su camino apuntando ahora a la «persona más responsable» de la tragedia: «el expresidente Donald Trump», escribió.

«En este momento, tenemos que decidir qué tipo de nación queremos ser», añadió Biden. ¿Vamos a ser una nación que acepte la violencia política como norma? ¿Vamos a ser una nación en la que permitamos que los funcionarios electorales partidistas anulen la voluntad legalmente expresada por el pueblo? ¿Vamos a ser una nación que no vive a la luz de la verdad, sino a la sombra de la mentira? No podemos permitirnos ser ese tipo de nación.

Artículo anteriorMeghan et Harry : cette tradition familiale que leurs enfants ne respectent pas
Artículo siguienteCovid-19: Italia impone la vacunación obligatoria a los mayores de 50 años
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.