Inicio Internacional Beatriz de York: Por qué su hija Sienna podría dar celos a...

Beatriz de York: Por qué su hija Sienna podría dar celos a Harry y Meghan

89
0

Sienna, la hija de Beatriz de York y Edoardo Mappelli Mozzi, ha entrado en el orden de sucesión al trono británico.

Menos de un mes después de su nacimiento, Sienna, la hija de Beatriz de York y Edoardo Mappelli Mozzi, ha entrado en el orden de sucesión al trono británico. Nacida el 18 de septiembre, figura en el undécimo lugar, justo detrás de su madre, como «Miss Sienna Mapelli Mozzi», tal y como puede verse en el sitio web oficial de la familia real británica.

Una diferencia de trato con su prima, Lilibet

Un anuncio que podría dar envidia a Meghan Markle y al príncipe Harry. De hecho, su hija Lilibet tuvo que esperar casi dos meses después de su nacimiento para ser añadida al orden de sucesión. Ahora ocupa el octavo lugar, justo detrás de su hermano Archie y de su padre, el príncipe Harry. La larga espera se achaca a las tensiones entre los Sussex y la familia real en el momento del nacimiento de la niña.

Lea también la noticia :  Ottawa sanctionne 10 «complices» de l’invasion de l’Ukraine

Es una regla inmutable de la monarquía británica que los maridos y esposas de los distintos miembros de la familia real no aparezcan nunca en este ranking. Kate Middleton, Meghan Markle, Camilla Parker Bowles y Edoardo Mappelli Mozzi están sometidos al mismo régimen y nunca subirán al trono.

Ahora que Isabel II acaba de pasar una noche en el hospital para someterse a varias pruebas, este orden de sucesión está más en entredicho que nunca. En caso de muerte de la Reina, su hijo, el Príncipe Carlos, sería quien se convertiría en Rey. Le siguen los príncipes Guillermo y Jorge.

Artículo anteriorLaetitia Casta sobre la maternidad: «La visión de la madre debe cambiar
Artículo siguienteAlec Baldwin mata accidentalmente a una mujer durante un rodaje
Apasionado de la equitación, ¡descubro para ti las últimas novedades de la gente! ¡Una inclinación por los Estados Unidos!