Inicio Economía Aung San Suu Kyi acusada de «fraude electoral» en las elecciones parlamentarias...

Aung San Suu Kyi acusada de «fraude electoral» en las elecciones parlamentarias de 2020

107
0

Aung San Suu Kyi ha sido acusada de «fraude electoral» en las elecciones parlamentarias de 2020, que su partido ganó por goleada, y la Junta de Myanmar está reforzando su control legal sobre ella.

Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz, que ya ha sido juzgada por sedición y corrupción, va a ser procesada por «fraude electoral», informó el martes el periódico. Global New Light of MyanmarEs la primera vez que se publica un sitio web controlado por el régimen, sin dar más detalles.

Otros quince funcionarios, entre ellos el ex presidente Win Myint, que también fue detenido en el 1er febrero, será procesado por el mismo delito.

Los generales justificaron su golpe de estado alegando que habían descubierto más de 11 millones de irregularidades en las elecciones de noviembre de 2020, que ganó abrumadoramente la Liga Nacional para la Democracia (LND) de Aung San Suu Kyi. Sin embargo, nadie ha sido acusado por ello hasta ahora.

Los observadores internacionales describieron entonces las elecciones como «generalmente libres y justas».

El líder de la Junta, Min Aung Hlaing, amenazó con disolver la LND, la principal fuerza de oposición del país, y aseguró que se celebrarían nuevas elecciones en agosto de 2023.

«Acusaciones espurias»

«La Junta está utilizando acusaciones espurias de fraude electoral para justificar su golpe de Estado», dijo a la AFP Richard Horsey, del International Crisis Group.

Lea también la noticia :  Laeticia Hallyday en el hospital: el fuerte tratamiento al que se someterá

«Aung San Suu Kyi y su partido gozan de un apoyo abrumador de los votantes. Los veredictos de culpabilidad no convencerán a nadie».

La nueva acusación contra el ex dirigente se produce un día después de la liberación del periodista estadounidense Danny Fenster, que fue indultado tras más de seis meses de detención en vísperas de un juicio en el que se enfrentaba a la cadena perpetua por terrorismo. Fue deportado a Estados Unidos.

Aung San Suu Kyi, de 76 años, está siendo juzgada desde junio por una serie de delitos: importación ilegal de walkie-talkies, sedición, corrupción…

También está siendo juzgada por incitación al desorden público, un delito castigado con tres años de prisión. Se espera un primer veredicto el 30 de noviembre en esta parte del caso, según ha sabido AFP de una fuente cercana al caso.

El 14 de diciembre, el tribunal se pronunciará sobre otra acusación, a saber, la violación de las restricciones contra COVID-19. El Premio Nobel de la Paz 1991 se enfrenta a largas penas de prisión si es condenado.

Los medios de comunicación no pueden asistir a su juicio, que se celebra a puerta cerrada en un tribunal especial de la capital, Naypyidaw. La Junta también ha prohibido a su equipo jurídico hablar con la prensa y las organizaciones internacionales.

Lea también la noticia :  OTAN: Erdogan "decidido" a bloquear el ingreso de Finlandia y Suecia

A finales de octubre, Win Htein, de 80 años y estrecho colaborador de la Junta, fue condenado a 20 años de prisión por traición.

El golpe de Estado de febrero puso fin a una década de transición democrática.

Desde entonces, Myanmar se ha sumido en el caos con violentos enfrentamientos entre el ejército y las milicias ciudadanas que libran una guerra de guerrillas en todo el país.

Algunas facciones étnicas rebeldes también se han levantado en armas contra la junta.

Por su parte, los militares están llevando a cabo una sangrienta represión contra sus opositores, con más de 1.250 civiles muertos y casi 7.300 detenidos, según una ONG local, la Asociación de Ayuda a los Presos Políticos (AAPP). Ha denunciado casos de tortura, violación y ejecución extrajudicial.

La prensa está amordazada por los militares, que intentan reforzar su control de la información, restringiendo el acceso a Internet y cancelando las licencias de los medios de comunicación.

Más de 100 periodistas han sido detenidos en los últimos meses, según Reporting ASEAN, un grupo de derechos. Un total de 31 de ellos siguen detenidos.

La semana pasada, el Consejo de Seguridad de la ONU expresó su «profunda preocupación» por la crisis en Myanmar y pidió el «fin inmediato de la violencia».

Artículo anteriorCovid: el regulador europeo aprueba dos tratamientos con anticuerpos
Artículo siguienteBoda real: Carolina de Mónaco y Stefano Casiraghi, de la pasión al drama
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.