Inicio Economía Argentina: el gobierno de Fernández pierde el parlamento y tiende la mano...

Argentina: el gobierno de Fernández pierde el parlamento y tiende la mano a la oposición

13
0

La coalición de centro-izquierda de la presidenta argentina Alberto Fernández perdió el domingo el control de las dos cámaras del Parlamento en las elecciones parciales, lo que obliga a la jefa de Estado a dos últimos años de gobierno precario, obligado al diálogo y al consenso con la oposición.

La coalición «Frente de Todos» de Fernández ya carecía de mayoría en la Cámara de Diputados. En el Senado, según las proyecciones, pasaría de 41 senadores (de un total de 72) a 35.

«Si se confirman las cifras, la mayoría está perdida en el Senado», dijo a la AFP una fuente gubernamental, con el 98% de los votos escrutados. Es la primera vez desde el retorno de la democracia en 1983 que la corriente peronista pierde el Senado.

El jefe de Estado, elegido en 2019, tiene dos años más de mandato.

Interés general

Anunció el domingo por la noche, en un discurso en forma de confesión de derrota, una «nueva etapa» y pidió una «relación fructífera» del Gobierno con el Parlamento, «en el interés general del país».

Aseguró que se acercará a otras fuerzas políticas con vistas a un «acuerdo sobre un programa lo más compartido posible» con «una oposición responsable, abierta al diálogo y patriótica».

A la espera de las cifras definitivas, se prevé que la coalición peronista, aunque en minoría, siga siendo el grupo más numeroso en ambas cámaras. Pero perdiendo terreno frente a la coalición de centro-derecha «Juntos por el Cambio» del ex presidente (2015-2019) Mauricio Macri.

Lea también la noticia :  Eminem y Kimberly Anne Scott, la historia de un romance peligroso

Pero Fernández dijo el domingo que mantenía «la firmeza necesaria para defender los intereses» del país para un «acuerdo viable» con el FMI, al que Argentina debe devolver a partir de 2022 más de 19.000 millones de dólares, de un préstamo de 44.000 millones concedido durante la presidencia de Macri.

«Tenemos que eliminar la incertidumbre de las deudas insostenibles como ésta», dijo. «Negociar no es obedecer.

Argentina vuelve a crecer en 2021 (se espera un 9%), después de tres años de recesión, y un fuerte impacto socioeconómico de Covid.

Pero sigue enfrentándose a una inflación galopante (41,8% en 2021), y más del 40% de su población está afectada por la pobreza.

En los colegios electorales, el poder adquisitivo y la economía estaban en la mente de muchos, ya fueran «peronistas» o «macristas».

«Temo por la economía… Gane quien gane, el país tardará mucho en recuperarse», dijo a la AFP Oscar Navarro, un pastelero de 50 años.

Es probable que el margen de maniobra del Gobierno sea muy limitado hasta las elecciones presidenciales de 2023, lo que le obligará a adoptar sólo políticas consensuadas e incluso a recurrir a decretos.

Negociar «ley por ley

Lea también la noticia :  Cáncer de cuello uterino: la vacuna británica parece reducir significativamente el riesgo

El Ejecutivo «tendrá que negociar ley por ley», analiza el politólogo Raúl Aragón, de la Universidad de La Matanza. Sin embargo, augura que la oposición entrará en el juego: «No tiene sentido no dialogar, parecer antidemocrático» antes de las elecciones presidenciales de 2023.

«Los próximos dos años van a ser difíciles», dijo Macri, asegurando que su coalición opositora se comportará «con mucha responsabilidad» para que «la transición sea lo más ordenada posible».

El resultado de las elecciones no debería hacer entrar en pánico a los mercados ni hacer que el peso siga cayendo (105 por dólar en la cotización oficial, 200 en el mercado negro), dice Raúl Aragón. «Para los mercados, la situación es la misma que ayer. Si el partido en el poder hubiera ganado por 10 puntos, tal vez se dirían a sí mismos «se viene Venezuela», o si la oposición hubiera ganado por 10 puntos, que es ingobernable. Pero este escenario no cambia casi nada.

Sin embargo, confirmó la aparición en la escena política argentina de nuevos perfiles, como el del economista liberal-libertario de 51 años Javier Milei (con una supuesta afinidad con el ex presidente estadounidense Donald Trump o el brasileño Jair Bolsonaro), que entró en el Parlamento como diputado.


Foto: Alejandro Pagni Agence France-Presse
Alberto Fernández

Artículo anteriorCovid-19: Por qué cayó el consumo de antibióticos en 2020
Artículo siguientePolonia construirá un muro fronterizo con Bielorrusia
Soy profesor universitario de economía, aficionado al golf y a los coches, y me gusta especialmente Asia. Vivo entre España y Portugal.