Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
masquetendencias.com
Jueves, 2 febrero 2012 | Leída 366 veces
Sugerente propuesta para San Valentín

Besomancia, besos a la carta

Guardar en Mis Noticias Enviar por email

Con motivo del día de San Valentín, el Iberostar Grand Hotel Mencey propone una noche perfecta bajo el embrujo del vino, suculentos platos y el arte de besar

[Img #2795]
























El arte de besar, bajo el embrujo de unos excelentes vinos canarios y suculentos platosen un cálido ambiente construido para la ocasión constituyen el eje central de ‘Besomancia’, una sugerente propuesta del Iberostar Grand Hotel Mencey con motivo de San Valentín. Una cata para que las parejas se adentren en la magia de mirarse fijamente a los ojos y vivir una experiencia única.Revivir los mejores besos en una cata libre, sin miedos, relajada, de pasión contenida para promover las emociones. Una experiencia para descubrir mejor los vinos volcánicos de Tenerife, disfrutar en pareja de los recuerdos de sus primerosencuentros. Asimismo, aquellas parejas que quieran disfrutar de una noche en el hotel una vez finalice ‘Besomancia’, pueden hacerlo al precio de 110 euros en régimen de alojamiento y desayuno en habitación doble deluxe. La cita tendrá lugar el 11 de febrero, a partir de las 19.00 horas en las instalaciones del Mencey. El precio es de 70 euros por pareja.

El menú

Esta actividad no podría llevarse a cabo sin la directora de ‘orquesta’, la sumiller Rasa Strankauskaite y el chef Juan Carlos Clemente, que ha elaborado un cuidado menú para una ocasión tan especial. Besos, vinos y deliciosos platos para una velada romántica. Los asistentes a este ritual de sensaciones abrirán boca con el ‘beso de bello despertar’. Unbeso de bienvenida, de educación; un beso de pico, alegre, suave...casi volado, perfecto con un vino espumoso de Güímar Brumas de Ayosa reserva seco, un vino iluminado, fresco, ligero, chispeante, alegre, suave; acompañado de gazpachito de papaya con cebiche de cherne y brotes tiernos.

La segunda propuesta que ha creado Rasa es el ‘beso de ternura’, de costumbre, un beso que solo roza, lleno de ternura de la amistad, con un vino blanco de Tegueste Marba seco, un vino herbáceo, sabroso, seguro, limpio...) y con texturas de batata con espuma de queso y pesto de cilantro. Posteriormente llegará el ‘beso devorador’, un beso que quita el aliento, de deseo, que demuestra la ansiedad por seducir, y vendrá acompañado de un blanco poderoso de Güímar Contiempo Vidueño (4 variedades), un vino blanco todoterreno, que recuerda al mar embravecido, con carácter, lleno de especias y maresía, un embriagador viaje para los sentidos; y con bocado de atún con chutney de tomate y escacho de aguacates.

Tras este seductor momento llegará el ‘beso de la rendición’, ese primer beso que pasa la línea entre la amistad y el amor, que hace volar, subir la temperatura, y vibrar el aire con un rosado Contiempo (syrah) un caldo balsámico, de aromas florales de violetas y rosas. Sus aromas despliegan los fuegos artificiales  en la  boca y seduce para el resto de la vida. Para completar, un arroz cremoso con setas del bosque y velo de flores.

La velada continuará con el ‘beso divertido’ de Carnaval, disfrazado, amable, que sabe a carmín y ron, con un tinto Monje Hollera maceración carbónica que hace sonreír;sabe a frutos rojos maduros, a plátano , inocente y amable en boca con alguna chispa divertida; y marida perfecto con magret de pollo de corral con estofado de plátano y salsa de mandarina.
 
Tras la diversión, otro momento inolvidable: el ‘beso romántico’, complaciente, sensual, para subir ritmo cardiaco, aderezado con un tinto femenino ecológico de Valle de Guerra Bronce 2010, caldo sedoso pero que rebosa carácter, muy sabroso, que toca el paladar con guantes de seda, persistente. Para degustar con un cochino negro asado con picardía de mojo colorado.
 
Y para concluir tan especial velada, el ‘beso pasional’, de glotonería, pleno, dulce, lleno de pasión, para dejarse llevar por un vino dulce de Malvasía Domínguez, aromático, casi comestible, exuberante, carnoso, elegante, que espera pequeñas impaciente locuras de canela, fresas ychocolate. Perfecto para degustar con un cremoso de chocolate Ambre Java con fruta de la pasión. Sin duda una velada para disfrutar, degustar y compartir.
Más información y reservas en el teléfono 922 609 900.

masquetendencias.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress