Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ana Ortiz / masquetendencias.com
Lunes, 17 febrero 2014 | Leída 1034 veces
Salud sexual

Ya no quiero ser la otra

Guardar en Mis Noticias

“Pretender que un amante dejara de serlo para convertirse en pareja es producir las condiciones para que sea amante de otra persona”.

[Img #4874]La emoción ideal de todo ser humano es la de sentirse enamorado; sin embargo, el estar enamorados puede convertirnos a veces en seres infelices y puede sumergirnos en un intenso sufrimiento, cuando decidimos mantener una relación con alguna persona que está comprometido o casado con otra.

Muchas veces es emocionante ser la amante. Alguien a quien admiras por la razón que sea, se ha fijado en ti, no lo crees y dejas que pasen cosas. Parece un juego tonto de seducción pero poco a poco la historia se complica. Cuando menos te lo esperas te ves metida en una relación desgastante, tóxica, oculta. Él nunca te va a dar el papel de protagonista de su vida y te ha dejado claro que serás siempre “la otra”, pero, ¿Cómo salgo de ella? 

Te sientes enamorada, enganchada y dependiente de alguna manera, sabes que algo no va bien pero no puedes dar el paso aún, tú quieres algo más, lo quieres TODO y no te conformas con las migajas. Para poder ser fuerte y poder dar el paso a romper con algo que te está consumiendo, es necesario que tengas claras unas cosas y que te las grabes a fuego en tu mente:

1. No puede comprometerse contigo: ya está comprometido con alguien más a quien no está dispuesto a dejar. Generalmente te pide tiempo. Es verdad que puede incluso enamorarse de ti, pero eso no significa que te cambie ante la situación de un futuro incierto.

2. Tener una relación oculta es desgastante: esconder tu relación deteriora tu autoestima y tu vida, dejas de hacer cosas en público porque no puedes ir con él y cuando estás con tus amig@s no te sientes completa, estás pensando en cómo sería estar ahí con él.

3. Él lo tiene todo. Tú sólo le das lo que le falta y recibes lo que le sobra. Tiene una relación legítima que cubre a su 'Yo público' y una relación ilegítima que remienda los aspectos faltantes de su relación principal y satisface los deseos oscuros de su 'Yo privado'.  Tiene cumpleaños, Navidad, vacaciones, etc. ¿Tú qué tienes? Algunas comidas, cenas, llamadas y mensajitos a deshoras. Muchos fines de semana a solas, un diciembre solitario y un mes de vacaciones que desaparece…¿eso quieres?

4. Amas a un MENTIROSO: pues sí, miente desde que se levanta hasta que se acuesta, dice mentiras para verte y para omitir cosas que puedan hacerte daño, eso si es considerado…¿En serio que quieres eso para el resto de tu vida…? 

5. Tú no eres una destroza hogares, sólo la cómplice complaciente de uno que sí lo es: te guste o no, lo aceptes o no, tú eres la "cómplice" en el acto de traición de la confianza de ese hombre hacia su familia. Esa es tu nueva etiqueta, pasas de sentirte víctima a cómplice, ¿te gusta?

6. Te engañas a ti misma: no eres su novia, no eres su pareja, eres su amante. Sólo eso.

7. Acabarás siendo la mala del cuento: psicológicamente es más fácil culpar a otros que aceptar la vergüenza. Si lo descubre su esposa, o un golpe de conciencia, seguramente se va a referir a ti como “la acosadora que le ha estado rogando y se le ha estado ofreciendo”.

8. El tiempo es valioso y pasa rápidamente: una relación con un hombre casado puede consumir tus años de manera casi imperceptible robándote no sólo tu vida, sino la oportunidad de estar disponible para una relación propia y verdadera 

Si aún sabiendo esto quieres seguir adelante, ten en cuenta los siguientes 'Mandamientos de la amante':

1.- No llamarás a su esposa 

2.- No coincidirás a posta en lugares cuando él esté con su familia.

3.- No te quedarás embarazada con la intención de que abandone a su mujer.

4.- No suplicarás para que no se vaya o para que vuelva.

5.- No te aislarás de tus amigos, familia o trabajo y al menos escucharás lo que te dicen.


“Los amantes terminan cuando el gozo ya no existe o cuando el dolor es más grande que el gozo”,  y ¿cómo lo hacemos?, ¿cómo rompemos cuando el dolor es más grande que el gozo?

1.- Dile que ya no quieres seguir en esta relación, se directa y definitiva

2.- Borra todos sus correos, mensajes y chats.

3.- Sácalo de tus redes sociales.

4.- Deja de espiarlo.

5.- No trates de ser su amiga.

6.- Prepárate para sus acosos, ruegos y chantajes emocionales.

7.- Pide la ayuda de un amig@.

8.- Acepta invitaciones a salir de otras personas.

9.- Y si no funciona nada……busca ayuda profesional.

Si estás en medio de esta tormenta o si estás a punto de meterte en ella, espero que este artículo te pueda ayudar, se egoísta e intenta ser fría, imagínate que tú eres la oficial, ¿quieres que tu COMPAÑERO DE VIDA sea así?


*Ana Ortiz. Psicóloga. Terapeuta Sexual y de Pareja. 
Teléfono de contacto 675819019. 
3 Comentarios
Fecha: Viernes, 11 abril 2014 a las 03:13
Manuel
Completamente de acuerdo con Carlos y ojo, también con lo que pone el articulo porque viví una situación así hace algún tiempo. Les aseguro que me tocó ser la parte femenina según el articulo. Este estilo COSMOPOLITAN esta un poco trasnochado.
Fecha: Viernes, 21 febrero 2014 a las 22:19
Ana Ortiz
Un antiguo dicho reza que “lo que entiende hoy tu corazón, mañana lo entenderá tu cabeza”, sentencia comúnmente válida, menos para Carlos, que me da que no entendió nada ni hoy, ni mañana y me temo que tampoco pasado mañana. Y es que de eso, de entendimiento va la cosa. Está claro que desarrollé un tema que suscita el interés de lectoras y lectores, como tantos otros temas que se pueden, se deben y se van a tratar. Es obvio también que un asunto como “los amantes” ofrecen multitud de puntos de vista y yo simplemente elegí uno, como podía hacerme inclinado por otros enfoques y realidades que también existen y que están presentes y que pueden tratarse no ya en libros sino en muchos tomos. Por supuesto, no hay espacio para todos pero tampoco, sinceramente, se da lugar a confundir la profesionalidad con el enfoque de un escrito corto. Esa es una crítica gratuita, personal y basada en un solo texto. Espero que nunca sea juzgado profesionalmente Carlos con tan poca base, tan injustamente y tan a la ligera, sobre todo cuando el fondo del asunto es que no ha entendido ni en ángulo que trato, ni el fondo que esbozo. De ahí su peregrina referencia a la lámpara de carburo, como algo caduco y anticuado, cuando es evidente que desconoce que esa misma lámpara es todavía, con permiso de la LED, la más utilizada hoy en la espeleología. Y es que como decía Concepción Arenal, el tedio es una enfermedad del entendimiento que no acontece sino a los ociosos.
Fecha: Martes, 18 febrero 2014 a las 18:49
Carlos
el enfoque puramente desde la optica femenina me parece impropio de una profesional. También hay mujeres que tienen amantes. Y MUCHAS. Esta forma de ver las cosas (hombre mentiroso,mujer engañada) es de hace 30 años....Relación ilegitima y deseos oscuros.... Definitivamente volvemos con tu articulo a las lámparas de carburo....

masquetendencias.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress