Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
*Ana Ortiz. Psicóloga. Terapeuta Sexual y de Pareja/ masquetendencias.com
Miércoles, 26 junio 2013 | Leída 307 veces
Salud sexual

¿Me está siendo infiel 'electrónicamente'?

Guardar en Mis Noticias
Actualmente, al término infidelidad habría que añadirle el de infidelidad electrónica, entendida ésta como una relación electrónica de coqueteo, seducción o intimidad emocional y/o sexual que se tenga con una persona que no sea la pareja. No cualquier comunicación electrónica (ya sea por email, chat, whatsapp o red social) que tenga tu pareja con otra persona, significa que te esté siendo infiel. 

Las sospechas que podrían llevarnos a considerar que hay una infidelidad electrónica son los cambios de conducta siguientes:

1.- Empieza a estar más tiempo del acostumbrado con el aparato electrónico.

2.- Si tu pareja ha modificado o dejado de hacer otras actividades con tal de estar conectado a internet. O si de repente se lleva el móvil a todas partes, no dejándolo nunca a la vista o a tu alcance.

3.- Si cuando está en el ordenador, smartphone o tableta, tu pareja lo hace aislándose de los demás o evitando intencionadamente que tú y otras personas puedan ver lo que está haciendo.

4.- Cambios de humor sin motivo aparente. Como por ejemplo, si tu pareja antes era alegre y hablador contigo, que a partir de su interacción en internet comience a comportarse callado, serio o reservado.

5.- Cambios en la demostraciones afectivas, por ejemplo, si estabas acostumbrada a que tu pareja fuera cariñosa, detallista o que la sintieras entusiasta y contenta de estar a tu lado, ahora la notes fría, distante o simplemente indiferente hacia ti.

6.- Cambios en su comportamiento sexual. Se pueden presentar dos conductas diferentes. La primera es que notes en tu pareja una pérdida del interés o el deseo de tener relaciones sexuales contigo; la segunda es todo lo contrario, es decir, que se muestre mucho más apasionado y deseoso de lo que era anteriormente. En el primer caso porque el probable infiel esté tan satisfecho emocional y sexualmente con su aventura electrónica que disminuyan considerablemente sus ganas de estar contigo, pero en el segundo caso lo que puede suceder es que el affair cibernético le produzca tanta emoción y excitación que la única manera que tiene de canalizar esa energía sea a través de ti.

Estos puntos tan sólo son indicios de una posible infidelidad por parte de tu pareja y en ningún momento se pueden considerar como pruebas contundentes y definitivas, ya que existen explicaciones alternas para todas esas conductas que nada tienen que ver con que te estén engañando (cansancio, estrés, ansiedad, hiperactividad, etc.). La situación cambia drásticamente si encuentras pruebas de ese intercambio de comunicación 'íntima'.

Si te sientes inseguro/a y por ello pretendes que tu pareja no se conecte a internet, no chatee con nadie o que sólo se enfoque en ti para demostrar su fidelidad, no sólo es absurdo, sino también imposible. Si eres de los que piensan que las cosas deberían ser así, entonces tu verdadero problema son los celos, la inseguridad y la co-dependencia que te invade, la cual te convendría tratar si no quieres sufrir más de la cuenta.

*Ana Ortiz. Psicóloga. Terapeuta Sexual y de Pareja. Teléfono de contacto 675819019. http://anaortizpsicologa.blogspot.com.es/

masquetendencias.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress